Manifestación de extraño síndrome se presenta en la población pediátrica tras un mes de infección por COVID-19

Como se sabe existen algunos efectos secundarios que pueden padecer determinados pacientes que han sido contagiados del nuevo coronavirus, recientemente en España se ha visto que un número considerado de infantes han presentando un extraño caso clínico.


Manifestación de extraño síndrome se presenta en la población pediátrica tras un mes de infección por COVID-19

Como se sabe existen algunos efectos secundarios que pueden padecer determinados pacientes que han sido contagiados del nuevo coronavirus, recientemente en España se ha visto que un número considerado de infantes han presentando un extraño caso clínico.

Niños presentan fiebres e inflamaciones sistémicas.Niños presentan fiebres e inflamaciones sistémicas.

Eduardo Najar
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública 

Desde que inició la pandemia muchos han sido los estudios de las posibles complicaciones que se pueden manifestar en aquellos individuos que ya se han recuperado, un extraño caso inflamatorio tiene consternados a especialistas y pediatras de España, ya que algunos niños han presentado este y otros diagnósticos tras haberse recuperado de SARS-CoV-2.

La historias clínicas de cada uno de los infantes es muy similar ya que tras cuatro a cinco semanas de haber sido negativos al COVID-19 iniciaron con un cuadro similar al de una gripe, altas temperaturas continuas, ojos rojos, debilidad, náuseas, vómitos, tensión baja e inflamaciones tanto en miembros superiores como inferiores y en la zona media del cuerpo eran protagonistas, comorbilidades que incluso podrían poner en riesgo la vida de cada uno de ellos.

“Eran chavales de 8 a 14 años que llegaban con un fuerte dolor abdominal y fiebre de varios días. No tenían síntomas respiratorios como los adultos. Lo primero que pensamos fue en apendicitis; después, que se trataba de un síndrome inflamatorio por una infección bacteriana”, sostiene Alberto García-Salido, pediatra de la UCI del Hospital Niño Jesús en Madrid. 

Desarrollo de un nuevo síndrome

Tras el gran número de casos que se presentaban en la  mayoría de países de Europa, la Organización Mundial de la Salud (OMS) denominó a esta irregularidad como Síndrome Multisistémico Inflamatorio Pediátrico.

“Estamos ante una afección muy, muy poco frecuente”, advierte Alfredo Tagarro, pediatra del Hospital Infanta Sofía de Madrid y coordinador del registro pediátrico nacional sobre este nuevo síndrome en España.

 Recientemente, se sostuvo una explicación desde la literatura, donde esta inflamación se produce por una respuesta inmune defectuosa que en lugar de encapsular el patógeno, se manifiesta en una inflamación de varios órganos como: el corazón, el hígado, los pulmones, el cerebro y los ojos.

Médicos de cabecera han iniciado a tratar este síndrome con corticoides con el fin de frenar la respuesta inmune exacerbada, además de complementar con inmunoglobulina vía intravenosa que almacena anticuerpos.

“Ahora que ya sabemos a lo que nos enfrentamos en cuanto establecemos un vínculo con el coronavirus empezamos a aplicar el tratamiento y la respuesta es muy rápida, con una mejoría clara en apenas 12 horas. En la inmensa mayoría de los casos el síndrome se cura y no deja secuelas”, concluye el Dr. García-Salido.


Artículos Relacionados