Impacto del Programa Graduado de Salud Pública de la Ponce Health Science University en Puerto Rico

Abril es el mes dedicado a la Salud Pública y los profesionales de la salud de este campo.

Isbelia Farías

    Impacto del Programa Graduado de Salud Pública de la Ponce Health Science University en Puerto Rico

    La doctora Vivian Green Echevarria, decana asociada del programa de salud pública de la Ponce Health Sciences University, afirma que: "la salud pública es dinámica, varía constantemente, es retante, debido a que nos tenemos que estar enfrentando a diferentes complicaciones, como la injusticia social o la desigualdad".

    La especialista también explicó que la carrera de salud pública prepara a los profesionales de la salud para que ellos puedan proteger a las poblaciones para prolongar la vida, manteniendo a unas personas saludables. Nunca hablamos de un individuo, sino que nos enfocamos en el bien colectivo.

    El doctor Juan Orengo Valverde, quien ha sido epidemiólogo durante más de treinta años, indica que: "Tenemos diferentes disciplinas, como la salud pública general, que va dirigido más a la parte de promoción, políticas de salud pública y planes estratégicos, y otra que es ambiental, la cual supone adelantarse a los riesgos, sean estos naturales o ambientales, como de productos químicos. De igual modo, está el área de la epidemiología para buscar las causas de enfermedades y, más que enfermedades, de eventos de salud, ya que la salud pública no se preocupa solo por la enfermedad, sino por todo lo relacionado con la salud".

    En la salud pública se trabaja con ingenieros e incluso arquitectos, es decir, que es un campo multidisciplinario. "El salubrista une distintas agencias, fundaciones, y eso no lo puede hacer solo, debemos unir los esfuerzos para lograr un cambio", indica la especialista Green.

    Visionarios del futuro

    "Vamos a tener más problemas, porque todos los esfuerzos se han dirigido a controlar la pandemia, lo cual está bien, pero se han olvidado otras enfermedades... Ahora para ir a un médico el tiempo de espera es mayor y muchas personas optan por no ir. Dentro de poco tiempo las cosas se nos van a complicar mucho", enfatiza la doctora Green.

    En el pasado, en el contexto de la pandemia por gripe española, el especialista Orengo agrega que luego de veinte años, todavía se sentían los estragos de la pandemia, algo que no está muy lejos de que suceda hoy día.  

    También enfatiza que "esto se nota más cuando se tiene un sistema de salud pública débil, a diferencia de cuando se cuenta con uno estructurado, fuerte, en el que se puede hacer frente a cualquier evento", agregando que este se ha debilitado en Puerto Rico, las cuales no solo se han notado con la pandemia, sino con otros eventos naturales. Cuando no se tiene un buen sistema de salud pública, afloran las debilidades.

    Necesidad de reestructuración de la salud pública

    "La salud pública hay que reestructurarla, la pandemia ha sacado a relucir todo esto", afirma Orengo, haciendo énfasis en que las comunicaciones son importantes en la salud pública, para poder alertar a las comunidades, y se trata de la salud pública en general, lo cual se sustenta en los datos que recogen los ambientalistas, estadistas y otros profesionales.

    "El otro punto fundamental que nos trajo la pandemia fue las relaciones internacionales, es lo que ha emergido, porque hay una regulación creada desde el 2005, pero se ha visto que no ha funcionado".

    "Hay cierto grado de ignorancia", acota la doctora Green. "Vemos que ocurre algo en Francia, pero lo vemos lejos... pero si vemos cómo ellos han tenido los problemas y cómo los han afrontado, cuando vengan, estaremos preparados para ellos".

    Salud Pública y Sociedad Civil

    Orengo destaca que el sistema de salud pública llegó a Puerto Rico hace treinta años, cuando en cada municipio se contaba con una red real de profesionales, como nutricionistas, enfermeras y quienes vacunaban, por lo que se debe volver a estructurar y plantear nuevas estrategias y necesidades, tomando el asunto verdaderamente en serio, ya que "invertir en salud pública, a pocas políticas les interesa, porque los resultados de salud pública se ven en 8 años, por lo menos", aclara. En este aspecto, la sociedad civil debe estar involucrada para dar el visto bueno. Las comunidades deben formar parte activa.

    "Nos tenemos que ganar la confianza de la población, hay muchas personas hablando y lo que se requiere es una sola que lleve un mensaje de paz, de tranquilidad, un mensaje transparente", agrega Green, y de esto se carece.

    Hay tres grados de maestrías en salud pública: general, ambiental y epidemiología. Esto está diseñado para personas que trabajen, pues se imparten en horario nocturno y requiere de una dedicación y estudio para toda la vida, sostiene Green, con unas puertas de trabajo bien abiertas. "Es un prestigio tener esta acreditación", destaca Green.

    Salud pública abre a todas las disciplinas, es decir, que no solo se requiere de un bachillerato en ciencias, sino que puede complementarse con diversas disciplinas académicas desde el bachillerato. Para cursar el doctorado, se debe tener una maestría, no necesariamente en salud pública, ya que se pueden tomar unos prerrequisitos, afirma la experta.

    Antes de culminar el doctorado, los estudiantes cuentan con ofertas de trabajo, ya que son alumnos muy bien cotizados. Antes de graduarse, ya tienen procesos de convocatoria, tanto en Puerto Rico, como en Estados Unidos. Hay un campo completamente abierto. "Es retante, dinámica, pero adictiva", según Green.

    Los estudiantes no solo reciben convocatorias del departamento de salud pública, sino que los salubristas encajan en muchas áreas perfectamente, incluso en empresas privadas, desde Amazon y la CIA, resaltan los especialistas.

    En estos momentos el Programa de Salud Pública cuenta con diferentes áreas y profesores especializados en ellas, desde autismo, cáncer, contaminación de aguas, comunidad, biodiversidad y evolución, genetistas, un gran número de investigaciones en marcha, en las que se encuentran implicadas los estudiantes, ya que la idea es mentalizar a los estudiantes para que se preparen para el análisis y la innovación. 


    Mas noticias de Salud Pública