Consideración al prójimo: el valor boricua más importante para este 2023

Cuando se trata de estar por el bienestar del otro, los puertorriqueños nos despojamos y damos lo mejor de sí.

Luis Penchi

    Consideración al prójimo: el valor boricua más importante para este 2023

    NOTA EDITORIAL

    El 2022, como integrantes de la Revista de Medicina y Salud Pública, fuimos testigos de la solidaridad, el cariño y el desapego ante situaciones difíciles como el paso del huracán Fiona, así como de la participación sin miramientos de todos los profesionales de la salud que se unieron a las distintas causas educativas y de prevención que este 2023 son nuestro norte

    Este 2023 estaremos presentes a través de más y mejores espacios educativos que cumplan con su labor, salvar vidas y actuar a tiempo con los pacientes, pero también la de acompañar a aquellos que lo requieren en momentos difíciles. 

    ¡Gracias por ser parte de este oficio tan gratificante: educar e informar! 

    Año nuevo, valores más firmes

    Aunque un sector del país inició el 2023 exhibiendo rasgos psicopáticos y de narcisismo social, la mayoría de la Isla aún vive valores positivos de la cultura y los síntomas de un desapego a la tradición que marcaron el inicio del nuevo año, pueden repararse con una estrategia educativa "de abajo hacia arriba".

    Este es el análisis del especialista en neuropsicología y psicología forense, Dr. José Pons, quien evaluó el violento inicio del 2023 y destacó los contrastes entre un sector de la población que muestra haberse separado de la cultura de consideración al prójimo, con un sector de la isla que va en sentido contrario.

    Pons lamentó el inicio del 2023, donde se produjeron 12 muertes violentas y la isla pareció invadida por un frenesí de disparos al aire, incluso con ametralladoras y la exageración marcada del uso de pirotecnia.

    El experto afirmó que esta conducta antisocial no es el problema, sino que es un síntoma de un desapego a la visión del mundo donde se considera al prójimo. "No se puede despachar esto solo con la simple etiqueta de que es un problema de salud mental o que es culpa de las drogas", dijo Pons al afirmar que es un problema más complejo que eso.

    Estimó que se trata de un sector de la población que desencaja con la tradicional cultura de paz de los puertorriqueños, pero insistió en que ese grupo no representa la mayoría. Indicó que se trata de un grupo importante poblacional que se cree con derecho de hacer lo que estime propio para satisfacer sus deseos, sin considerar a los demás. "Esto puede cambiarse con estrategias educativas de abajo hacia arriba desde la familia, o de arriba hacia abajo desde el gobierno y las instituciones" destacó.

    El experto comentó que así como en la Iglesia Católica se exige tomar un curso preparatorio para el matrimonio, este requisito puede generalizarse para que a gente que se case se prepare para la convivencia en familia y la educación a los hijos.

    Pons cree que la mayoría de la sociedad no va por un camino negativo e incluso hay jóvenes que han ido mejorando tradiciones familiares y nuevos padres del género masculino que han adoptado roles educativos superiores a las tradicionales en la crianza de los niños y niñas. 

    Se refirió a que los padres jóvenes están cambiando los pañales de sus hijos y preocupándose más por el cuidado y la educación directa de estos. Otro síntoma positivo es que muchos jóvenes profesionales están emprendiendo sus propios negocios en ocasiones novedosos y no necesariamente relacionados con su preparación académica formal

    "Creo que todavía demográficamente y si haces un análisis del censo, nuestra población sigue siendo mayoritariamente de clase media y de apego a unos valores tradicionales", dijo el Doctor Pons en una entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública.

    Pons recordó que aun en Puerto Rico se celebra con devoción la Fiesta de Reyes que congrega a decenas de miles en Juana Díaz, la gente tiene aprecio por las imágenes artesanales de los Magos de Oriente y ciudades como Isabela, han copiado la tradición que comenzó en la llamada ciudad de los Poetas en enero de 1884.

    Decenas de miles acudieron en las últimas horas a Juana Díaz al conmemorar el aniversario 139 de esta tradición puertorriqueña. Al finalizar el año pasado, una delegación juanadina visitó al Papa Francisco en Roma y lo invitó a Puerto Rico. El Pontífice confirmó que una visita a la Isla está en sus planes.

    Mientras tanto, organizaciones cívicas iniciaron el 2023 repartiendo regalos y comida a grupos desposeídos. En Santurce la Fondita de Jesús celebró su tradicional Fiesta de Reyes repartiendo regalos a miles de personas que de otra manera no habrían tenido un presente navideño.

    Edwin Otero, director de desarrollo de la Fondita dijo a MSP que solo en Santurde su entidad ha censado 1,500 personas sin hogar.

    Vea el programa completo: 



    Mas noticias de Salud Pública