CDC recomienda reanudar vacuna de Johnson & Johnson con aviso sobre el riesgo mínimo de coágulos

Los beneficios de la vacuna superan los riesgos de los coágulos sanguíneos raros relacionados con la vacuna.


CDC recomienda reanudar vacuna de Johnson & Johnson con aviso sobre el riesgo mínimo de coágulos

Los asesores de vacunas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) votaron este viernes para reanudar la vacuna de Johnson & Johnson contra el coronavirus. La decisión se tomó tras una reunión de emergencia en la que se abordaron casos de coágulos de sangre relacionados con la vacuna.

Los miembros del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP por sus siglas en inglés) acordaron que los beneficios de la vacuna superan los riesgos de los coágulos sanguíneos raros relacionados con la vacuna.

De acuerdo a las palabras que se usaron durante el voto: «La vacuna Janssen Covid-19 se recomienda para personas mayores de 18 años en la población de EE.UU. bajo la autorización de uso de emergencia de la FDA».

De un total de 8 millones de personas que han recibido la vacuna contra el virus SARS-CoV-2 desde que el gobierno federal suspendió el uso de la vacuna de Janssen Pharmaceuticals, solo se han descubierto 15 casos de personas afectadas por un coágulo sanguíneo considerado extremadamente raro. 

Además, del elevado grupo de vacunados, aunque es lamentable, solo se reportan tres casos de personas que fallecieron y se relacionan con esta administración.

Pese a ello, asesores de los CDC argumentaron que los beneficios del fármaco son elevados y sobreponen la remota posibilidad de que una persona desarrolle coágulos sanguíneos y consideraron importante su aporte en momentos en los que la propagación del virus no se detiene y se siguen reportando miles de casos a nivel mundial.

Días atrás diferentes agencias federales recomendaron suspender la administración de la vacuna de Janssen Pharmaceutical, que solo se inyecta en una sola dosis, debido a los reportes de personas que desarrollaron coágulos sanguíneos.

Hasta el momento el gobierno federal no ha reanudado su administración, y se espera que tanto la FDA como los CDC den respuesta a los casos reportados y autoricen su aplicación.


Artículos Relacionados