Tratamientos para la psoriasis guttata aguda: exclusión de los fármacos para la infección bacteriana

La psoriasis guttata aguda es una afección de la piel, la cual se manifiesta con pequeñas manchas rojas y descamativas en los brazos, piernas y parte media del cuerpo.

Tania León Tania León
  • Tania León - Correo Electrónico
  • Tania León - Twitter
  • Tania León - Facebook

Tratamientos para la psoriasis guttata aguda: exclusión de los fármacos para la infección bacteriana

La psoriasis como tal es una enfermedad crónica de la piel, de la cual se estima que a proximadamente el 2% de las personas tienen psoriasis. En el caso de la psoriasis guttata es un tipo de psoriasis que se caracteriza por lesiones más pequeñas y es más común en los niños y los jóvenes. 

Los tratamientos para este tipo de psoriasis generalmente actúan como eliminadores de  lesiones de la piel durante el mayor tiempo posible, pero a su vez se hace necesaria medicación tópica (aplicada a la piel) u oral (administrada por vía oral); fototerapia (es decir tratamiento con luz ultravioleta); y medicamentos biológicos (donde un organismo vivo crea la sustancia activa). 

Variados son los estudios que en la actualidad se adelantan para tratar la  psoriasis guttata, muchos de los tratamientos que existen funcionan efectivamente para mejorar y eliminar las lesiones en la psoriasis guttata.

Un estudio en particular adelantado en Alemania permitió indagar en los diferentes tratamientos no antiestreptocócicos (es decir fármacos no dirigidos a erradicar la infección estreptocócica) para tratar la psoriasis guttata aguda o un brote agudo de la psoriasis crónica en adultos y niños y su seguridad en comparación con placebo (un tratamiento idéntico, pero inactivo) u otro tratamiento. 

En otras palabras el estudio se ha enfocado en prescindir de los fármacos para la infección causada por las bacterias Streptococcus, pues muchos de los medicamentos que en ocasiones se usan no son del todo benéficos para el tratamiento de la enfermedad, lo anterior debido a falta  de información y de evidencia acerca de la mejor forma de tratar la psoriasis gutt, peroata. 

Las indagaciones preliminares

Durante la recopilación y análisis del estudio se compararon los efectos de la administración de inyecciones en una vena de dos emulsiones de lípidos (grasas) diferentes dos veces al día durante diez días: una emulsión (dos o más líquidos que suelen no mezclarse) se derivó del aceite de pescado, y la otra se derivó del aceite de soya. Los participantes tuvieron seguimiento durante un total de 40 días. 

El estudio se realizó en Alemania en 21 adultos (18 hombres y 3 mujeres) de 21 a 65 años de edad, con una media de superficie de la piel afectada del 25%, que estaban hospitalizados a causa de la psoriasis guttata aguda. El estudio fue financiado por la empresa que produce las emulsiones de aceite.

Los resultados probatorios

No existe evidencia con respecto a los fármacos tópicos y sistémicos, la bioterapia o la fototerapia en la psoriasis guttata (no se consideraron los fármacos dirigidos a erradicar la infección estreptocócica debido a que los mismos se evalúan en otra revisión Cochrane). 

Por ello, no se conoce el efecto de la emulsión de lípidos administrada por vía intravenosa sobre la psoriasis guttata debido a que la calidad de la evidencia es muy baja, a causa del riesgo de sesgo (riesgo poco claro de sesgo para todos los dominios), la falta de direccionalidad (el ensayo sólo incluyó a adultos y el seguimiento desde el inicio fue sólo de diez días), y la imprecisión (número reducido de participantes).

La mayoría de los resultados secundarios no  midieron, incluido el empeoramiento de la psoriasis guttata o la recurrencia en un período de seis meses después de la finalización del tratamiento; y el porcentaje de participantes que lograron una Psoriasis Area Severity Index de 75 o una Physician's Global Assessment de 1 o 2. 

El estudio incluido  también no informó la medición de ningún efecto perjudicial de los tratamientos; sin embargo, los autores del estudio informaron irritación de la piel poco frecuente en el sitio de la inyección, pero no proporcionaron la cantidad de participantes afectados

El único estudio identificado no midió los dos resultados primarios: porcentaje de pacientes tratados en cuya piel se eliminaron (o casi se eliminaron) las lesiones; y efectos secundarios, o perjudiciales, de los tratamientos.

El estudio permitió inferir que se requiere de la necesidad de ensayos que evalúen la eficacia y la seguridad de la fototerapia y los fármacos tópicos y sistémicos para la psoriasis guttata. 

Para ello es vital  que dichos  estudios distingan con claridad a la población específica con psoriasis guttata del grupo más grande de pacientes con psoriasis en placas crónica, y los niños y los adultos jóvenes deben evaluarse como un grupo diferenciado.

Fuente consultada aquí

Comunicadora Social-Periodista, con énfasis en Medios Audiovisuales. Actualmente redactora de la Revista Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Reumatología