Resonancia magnética, radiografías y otras pruebas usadas para el diagnóstico de artritis reumatoide

Aunque los reumatólogos tengan diferentes herramientas que les ayude a determinar la condición, sigue siendo muy clínica la evaluación, y sobre todo, de mucha preparación, puesto que se puede llegar a confundir con otras patologías.

Luisa María Rendón Muñoz

    Resonancia magnética, radiografías y otras pruebas usadas para el diagnóstico de artritis reumatoide

    La doctora Noemí Varela, reumatóloga, en una entrevista para la Revista de Medicina y Salud Pública, mencionó que la condición tiene que diferenciarse de las demás artritis inflamatorias que existen. 

    "Hay varias artritis inflamatorias, artritis psoriásica. También hay artritis asociadas con inflamación que las produce una infección, como por ejemplo la artritis después del COVID-19, en la que ciertos patógenos inducen a tener la condición, aunque sabemos que esta condición es autolimitante, es decir, va a desaparecer".

    Por eso, en sus recomendaciones, lo primero que debe de realizar una persona cuando empieza a ver alguna inflamación en sus articulaciones, es visitar directamente al reumatólogo, porque este es el especialista indicado que dará las recomendaciones y el tratamiento adecuado para esta condición. 

    Diferentes pruebas para la detección de la condición 

    Luego de asistir donde el reumatólogo, si este aún no tiene la seguridad de la condición, puede enviar a realizar pruebas de laboratorio, sin embargo, la doctora Varela, sostiene que estas no siempre son seguras, además, porque puede que el paciente tenga como resultado una prueba negativa, aun cuando en realidad sí tenga la condición. 

    Por eso, habla también de otro tipo de pruebas, como inflamatorias, y también de radiográficos, aunque para una detección temprana, puede que no se vea mucha la diferencia. 

    "Las pruebas radiográficas tienen un rol, pero es relativo, porque temprano, cuando las personas desarrollan los síntomas, no se van a encontrar tantas anormalidades como por ejemplo en una radiografía simple. Se puede ver tal vez en un sonograma, pero pocas veces se llega a la necesidad de hacer estas pruebas", agrega la especialista. 

    Radiografía 

    Esta prueba ayuda en la detección de erosiones y representa uno de los criterios de clasificación del American College of Rheumatology (ACR) utilizados en el diagnóstico. Sin embargo, el porcentaje de casos con AR precoz en el que se identifican erosiones en las radiografías oscila entre el 8 y el 40%, según las distintas series.

    Además, la radiografía solo permite, de forma indirecta e insuficiente, ver las partes blandas periarticulares, y valorar la afectación inflamatoria articular. 

    Ecografía

    La ecografía permite detectar de forma más directa la inflamación de la sinovial y las erosiones óseas. El empleo del Doppler color y del Doppler energía detecta el aumento de la vascularización de la sinovitis, lo que facilita la diferenciación con el derrame articular, y también de las erosiones, permitiendo la diferenciación con geodas y quistes sinoviales subcondrales.

    Resonancia magnética

    Esta prueba es importante en el diagnóstico precoz, debido a su capacidad de detectar y caracterizar la afectación de la membrana sinovial, así como de identificar las erosiones y los cambios de edema óseo subcondral.

    Por otra parte, el Dr. Óscar Soto, reumatólogo, agregó sobre la importancia de este tipo de imágenes. "Las radiografías ayudan mucho al reumatólogo. Porque los cambios radiográficos de la artritis reumatoide son mucho más erosivos, esos cambios de hipertrofia del hueso son más característicos, lo que nos ayudará a diferenciar de una condición a otra", concluye el especialista, Óscar Soto. 


    Mas noticias de Reumatología