Pacientes con Síndrome de Sjögrens pueden experimentar depresión y ansiedad

Esta condición crónica para muchas personas es desconocida y que hasta el momento no tiene cura. Es una enfermedad autoinmune que afecta en su mayoría a las mujeres

Belinda Z. Burgos González

    Pacientes con Síndrome de Sjögrens pueden experimentar depresión y ansiedad

    Una vez más especialistas y pacientes alzan la voz para concienciar sobre el síndrome de Sjogrens como enfermedad reumática y autoinmune, debido al impacto en la salud emocional de esta población de pacientes.

    Según en entrevista para Medicina y Salud Pública (MSP), las doctoras Ileana Vázquez, reumatóloga y Wilnelya Morales, psiquiatra enfatizaron que el Síndrome de Sjögrens afecta principalmente a las mujeres entre los 40 y 50 años.

    Es una condición crónica, autoinmune que puede afectar cualquier órgano de nuestro cuerpo. Se caracteriza principalmente por una inflamación de las glándulas exocrinas afectando las glándulas lagrimales y salivales.

    Los síntomas más comunes son boca y ojos secos. Sin embargo, al ser una enfermedad sistémica puede afectar cualquier órgano del cuerpo causando inflamación en las articulaciones, fatiga, fiebre y entre otros, dijo la especialista. Los pacientes además las personas pueden tener pérdida de los dientes y otros sistemas del cuerpo comprometidos.

    En Puerto Rico se llevan estudios científicos a partir del 2015 desde la Sección de Reumatología del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) en los primeros 100 paciente diagnosticados con este síndrome en la Isla, que entre los resultados más significativos, se encontró que la salud cardíaca de esta muestra de estudio estuvo comprometida en comparación con otras etnias raciales.

    “Es una condición mayormente en mujeres, aproximadamente 10 mujeres por cada hombre son diagnosticadas con esta enfermedad y el rango de edad es entre los 40 y 50 años”, recalcó la doctora.

    Depresión y ansiedad

    Recalcaron que esta enfermedad no solo afecta la parte física de los pacientes, si no causar síntomas asociados a ansiedad, depresión ya que esta enfermedad.

    “Es común que los pacientes tengan depresión, fatiga, pérdida de concentración, las personas necesitan un tratamiento tanto físico como mental porque la enfermedad les afecta en el trabajo, en las relaciones de su pareja, por tal razón, los tratamientos van más dirigidos a las manifestaciones de la enfermedad”, reiteró por su parte la doctora Vázquez, reumatóloga.

    Por su parte, la Dra. Morales, psiquiátrica, indicó que parte de lo que experimentan estos pacientes es nerviosismo, temblores, incluso las personas tienen fobias para salir de su casa y estar en lugares públicos debido a la condición.

    “Pueden presentar fobias a estar en centros comerciales, y también es bastante común que presenten depresión porque están en el rol de pacientes. Incluso estas manifestaciones de ansiedad y depresión pudieran ser las primeras que experimente este paciente, como la fatiga, pérdida de concentración, disminución en los movimientos diarios de la persona, confusión, y en algunos casos, si no se tratan, estos síntomas pueden presentarse recurrente”, aseguró.

    “Además del tratamiento para la enfermedad de Sjogrens, pudieran requerir adicional para estos síntomas”, apuntó.

    Promovió de paso el que esta población tenga el enfoque interdisciplinario clínico necesario como parte de su tratamiento, y el que la familia se pueda integrar además como grupo de apoyo, para minimizar los síntomas asociados a esta condición.

    “Con la autorización del paciente, es importante el que sus familiares se conviertan en grupo de apoyo. A veces los familiares no entienden de la condición y es bien importante que los médicos hablen tanto con el paciente como con la enfermedad y sus síntomas. Sobre todo hablar de las prognosis de la condición y el qué esperar a corto y mediano plazo”, formuló.

    “La integración de los médicos primarios y especialistas también es importante”, concluyó.

    En cuanto al diagnóstico se puede hacer mediante la historia clínica del paciente, un examen físico y pruebas para los ojos y boca. Además se puede analizar la sangre y realizar biopsias.

    La reumatóloga e investigadora, Dra. Patricia Jordán González, informó a MSP en una reciente entrevista que esta enfermedad no solo presenta ojo seco, boca seca, si no también un envolvimiento hacia la enfermedad intersticial de los pulmones, vasculitis, y esto sugiere que si estos pacientes presentan valores de los marcadores C3 y C4 bajos, podrían tener más daño asociado a la enfermedad.

    Mas noticias de Reumatología