Las fracturas continúan afectando al paciente con condición autoinmune, reitera cirujano ortopeda

Las enfermedades de lupus y artritis reumatoide no necesariamente están relacionadas con la edad.

Denis Carolina Londoño

    Las fracturas continúan afectando al paciente con condición autoinmune, reitera cirujano ortopeda

    Las enfermedades de artritis reumatoide y lupus, se caracterizan porque el cuerpo comienza a atacarse a sí mismo, provocando diferentes daños en los sistemas del cuerpo, uno de los más afectados es el sistema músculo esquelético, por lo tanto, el doctor Ricardo Fontanet, cirujano ortopeda del Hospital de la Concepción, en San Germán, habló sobre cómo estas condiciones tienen una mayor incidencia a la hora de padecer osteoporosis.

    El especialista indicó que los pacientes con enfermedades autoinmunes, tienen una probabilidad tres veces mayor de sufrir algún tipo de fractura de cadera, de igual manera, tienen una predisposición mayor de dos a seis veces de tener fractura en las vértebras. Sin embargo, hay muchos lugares en que las fracturas se pueden dar, "muchos padecen de fractura de radio distal, porque se tropiezan, se caen y ponen las manos para agarrarse y pues ahí se fractura la muñeca, hay muchos lugares en donde vemos esta fractura", afirmó el cirujano.

    Estas inflamaciones crónicas provocan una liberación de sustancias en el cuerpo, las interleuquinas, las cuales causan unas cascadas en el cuerpo, que debilitan la masa ósea; también estos pacientes hay que tratarlos con diferentes medicamentos como los corticosteroides, sin embargo, estos pueden causar osteoporosis, debido a que, aceleran el deterioro de la masa musculoesquelética.

    Así mismo, muchos de estos pacientes presentan problemas con vitamina D, la cual es esencial, debido a que es la encargada de que el cuerpo asuma el calcio y mantener la masa músculo esquelética, "algunos de estos pacientes, también les da fotofobia, por lo cual, tampoco pueden salir al sol, provocando que no tomen el sol necesario para producir la vitamina D, o sea que es una cosa multifactorial", comentó.

    Entre las causas principales de las fracturas presentadas, está una osteoporosis severa, en vista de que un paciente con esta condición puede tener fracturas espontáneas, sin embargo, en la mayoría de las veces se debe a algún tipo de caída.

    Cada fractura tiene una personalidad diferente, por lo cual el tratamiento es individual en cada caso, así mismo, va a depender del historial clínico del paciente, si ha presentado artritis previa y su funcionalidad actual, por lo cual, el tratamiento puede variar entre un clavo intramedular, con unos tornillos interfragmentarios, reemplazo de cadera de ser necesario, entre otros. 

    Tratamiento para pacientes con enfermedades autoinmunes

    "Es bien importante que un paciente tenga un manejo con su médico primario, con su reumatólogo", existen una guías para el paciente, y una de sus acotaciones menciona que cuando un paciente esté usando 5 miligramos de cortisona diariamente o lo utilice de manera frecuente, por un tiempo prolongado mayor a tres meses. El tratamiento empiece a tener un bifosfonato, para así prevenir el deterioro de la masa ósea.

    De igual manera, se recomienda que se comience a monitorear los niveles de vitamina D, sin embargo, las dosis de esta son muy variables, por lo cual se aconseja empezar con una dosis básica, luego de un tiempo, hacer los respectivos laboratorios, y si continúa baja, irle subiendo a la dosis. Es crucial que las dosis de vitamina D, se den junto con el calcio, afirmó Fontanet.

    Entre el tratamiento, también se encuentran diferentes recomendaciones enfocadas hacia una vida saludable en el paciente, como lo son, hacer ejercicio, debido a que una vez se empieza con la actividad física los huesos se van poniendo más fuertes. El ejercicio no solo previene la osteoporosis, sino que en los pacientes con mayor edad, les puede ayudar a evitar caídas, en vista que tienen mayor masa muscular.

    En cuanto al diagnóstico de la osteoporosis, se realiza una densitometría ósea, una vez realizada se revisan los parámetros, y de ahí se puede determinar si el paciente tiene una masa ósea normal, o, por el contrario, sufre de osteopenia y en casos más severos, se evidencia que tiene osteoporosis, explicó.

    Cirugía de reemplazo de cadera

    En el caso, de que exista un reemplazo de cadera, primero se evalúa al paciente, "si es un paciente joven, activo, tiene muchos años por delante, pues uno tiende a hacerle un reemplazo total, porque se cambia la parte del fémur, que es lo que conocemos como la bolita, y en la copa que es la parte del acetábulo, esto pues le previene que eventualmente, pues le vaya a dar dolor de cadera, y le permite tener una mejor función", comentó Fontanet.

    Por otro lado, si el paciente está en cama y tiene una edad mayor, se hace una miotenoplastia, la cual consiste en cambiar la bola del fémur, y esta se hace debido a que muchos de los implantes utilizados son bipolares, haciendo que haya una rotación en varios ejes. Este tratamiento puede prevenir futuras dislocaciones y además, es una cirugía más sencilla.

    Este tipo de cirugías, en la mayoría de los casos, se realizan solo en el hueso afectado, sin embargo, "en quizás pacientes que tengan tumores, si es una lesión que está reabsorbiendo el hueso y pensamos que se puede fracturar, pues en estos pacientes quizás, mirando los criterios de mirels, se hace una fijación profiláctica, antes de que la fractura suceda", explicó el especialista.

    Cabe resaltar, que las cirugías de cadera en pacientes con artritis o algún otro tipo de patología diferente a la osteoporosis, son mayormente exitosas, alivian el dolor dando una mejor calidad de vidas a los pacientes. Sin embargo, si la cirugía se efectúa por una fractura, aquellos pacientes también se recuperan de manera exitosa, estas prótesis pueden tener una vida útil de 30 años o más, afirmó el cirujano.




    Mas noticias de Reumatología