Estudio: La terapia física y la terapia farmacológica presentaría beneficios para pacientes con artritis

Se desprende de datos de un estudio en Puerto Rico.

Belinda Burgos Belinda Burgos
  • Belinda Burgos - Correo Electrónico

Estudio: La terapia física y la terapia farmacológica presentaría beneficios para pacientes con artritis

El uso de la terapia física y de rehabilitación para los pacientes con artritis y sus variantes como parte del tratamiento multidisciplinario, junto a la terapia farmacológica, pudiera representar un beneficio para la sintomatología y calidad de vida de esta población en Puerto Rico

Este énfasis nació de un estudio realizado recientemente en el País por un equipo de la Universidad Central del Caribe (UCC) al momento de realizar el mismo, y que, además, sostiene la falta de educación que tienen estos pacientes en torno a las alternativas de tratamiento del cual pudieran beneficiarse, más allá de los tratamientos clínicos.

La investigación además partió de datos recogidos previamente en un cuestionario otorgado por el grupo de Medicina Urbana de la UCC, que arrojaron que entre las enfermedades en el área metropolitana y zona rural de Puerto Rico más prevalentes se encontró la artritis como denominador común, explicó la Dra. Valeria Lozada, residente actualmente del Departamento de Fisiatría del Hospital de Veteranos, parte de los autores del estudio. 

"Nuestra hipótesis fue que los factores económicos y de localización serían las razones primordiales para no acudir a un centro de rehabilitación, pero para nuestra sorpresa, los resultados indicaron algo diferente. (...) La mayoría de las personas (del estudio) respondió no utilizar un centro de rehabilitación en conjunto con terapia farmacológica, luego de ser diagnosticado con artritis", reveló López, quien añadió que el dato predominó entre la muestra tanto de la zona urbana como de la zona rural.

El estudio en curso se dividió entre precisamente ambas zonas de la Isla, indagando entre los pacientes que había uso de los centros de rehabilitación, las razones de otra parte para no utilizarlos (distancia hacia el centro, razones económicas, falta de apoyo o falta de educación) e igualmente entender si las personas que los utilizaban habían experimentado mejoría en su sintomatología y calidad de vida. 

"Cuando les preguntamos la razón por la cual no utilizar los centros de rehabilitación, la respuesta principal no fue por un tema de distancia ni por un tema económico, sino que fue por un tema de falta de conocimiento, sobre los beneficios de la terapia física como parte de su tratamiento y beneficios. Las otras dos razones más prevalentes fueron las de origen económico y localización, pues los pacientes respondieron que pensaban que tenían que pagar aparte de su tratamiento o simplemente no tenían plan médico", detalló.

Añadió que parte de la muestra indicó utilizar los centros de rehabilitación y terapia física, y que todos respondieron que habían notado algún tipo de mejoría entre poca, moderada o significativa. 

Precisamente, el dato permitió al grupo deducir que el que este tipo de población de pacientes reumáticos pudiera mejorar su panorama clínico si incluyen como parte de su tratamiento la terapia física, "e incluir la terapia física como parte del tratamiento de artritis junto a la terapia farmacológica".

"El que los pacientes que no usaban los centros de -terapia física- y rehabilitación es un encuentro importante, ya que como médicos, estudiantes de medicina, profesionales de la salud, es necesario educar a estos pacientes sobre todas las opciones que tienen en torno a su tratamiento. Es relevante reconocer que existen distintos tipos de artritis, sea artritis reumatoidea, osteoartritis, artritis psoriásica, entre otras, y que cada una tiene su terapia farmacológica (...) pero el incluir la terapia física como adyacente, sí provee una calidad de vida de estos pacientes", concluyó la Dra. López. 

Aseguró que, tal cual se ha reseñado en la Revista de Medicina y Salud Pública a través de un estudio en el 2019, existe una falta de mayor educación a pacientes reumáticos, tal cual lo palpó a su vez la investigación en curso de la cual formó parte.

"Debemos proveer más material educacional en español acerca de las distintas modalidades con las cuales se están viendo mejoras para esta condición (artritis), y reconocer que tanto la terapia física dirigida como general puede proveer cierto beneficio para estos pacientes", reiteró.

La artritis afecta a más de 3.1 millones de hispanos en Estados Unidos y Puerto Rico y dicha estadística se encuentra en ascenso, informó.

El dolor, las coyunturas inflamadas, rigidez, entre otros síntomas, caracterizan la condición, incluyendo sus variantes.

Vea la presentación de estudio aquí:




Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Reumatología