Consumo de cigarrillo y el estrés son desencadenantes de la Espondilitis Anquilosante, indica reumatóloga

La especialista destacó la importancia de evaluar físicamente al paciente y conocer su historial médico.

Luisa Ochoa

    Consumo de cigarrillo y el estrés son desencadenantes de la Espondilitis Anquilosante, indica reumatóloga

    La espondilitis anquilosante se caracteriza por involucrar un proceso inflamatorio en la columna vertebral, sin embargo, también se puede evidenciar envolvimiento en otras articulaciones. A medida que progresa, las vértebras de la columna se van fusionando y perdiendo esa separación normal, por lo que los pacientes pueden desarrollar una joroba que genera dolor e inmovilidad. 

    Sobre esta condición, la Dra. Amarilis Pérez de Jesús, reumatóloga y miembro de la junta directiva de la Fundación de Enfermedades Reumáticas (FER), indicó que es más prevalente en la población masculina de edades entre los 17 a 45 años y también afecta la pelvis, un dolor común que presentan los pacientes que ha atendido en sus años de práctica.

    Factores de riesgo de la espondilitis anquilosante

    Los principales factores de riesgo descritos por la especialista incluyen un componente genético, hábitos de vida nocivos como el consumo de cigarrillo y factores estresores que pueden llegar a desencadenar la enfermedad inflamatoria.

    "Suele adquirirse durante la vida, aunque ciertamente hay un componente genético, hay un laboratorio que medimos que es el antígeno de compatibilidad de HLAP27 y ese comúnmente se ve en pacientes con espondilitis anquilosante, ahora bien, podemos ver pacientes con la condición teniendo un laboratorio negativo y no todos los que tienen HLAP27 positivo van a tener espondilitis anquilosante", afirmó.

    El estrés también es considerado uno de los factores de riesgo de este tipo de artritis inflamatoria. Al respecto, la especialista explicó que, "como en todas las artritis autoinmunes e inflamatorias, hay dos factores de riesgo que son la exposición a factores de estrés, ya que algunos pacientes pasan por un estresor en la vida que hacen que desencadene el cuadro completo".

    "Lo otro que está asociado es que los pacientes que son fumadores y tienen predisposición genética van a tener más probabilidad de desarrollar la enfermedad que cualquier otra persona", complementó.

    En síntesis, el consumo de cigarrillo y los factores de estrés contribuyen a que se desencadene el cuadro completo y las manifestaciones clínicas de la espondilitis anquilosante.

    Manifestaciones más comunes de los pacientes

    La reumatóloga mencionó que debido a que el diagnóstico de los pacientes puede transcurrir de forma lenta, las manifestaciones que generalmente presentan son un dolor en la espalda baja que se exacerba en las mañanas o periodos de descanso, contrario al dolor mecánico que se produce por un desgaste en la articulación o actividades fuertes. 

    También pueden tener "procesos de inflamación en el ojo, como la uveítis, por eso el historial familiar es importante y más importante aún el examen físico".

    Con relación al examen físico, la especialista señaló que "cuando hacemos el examen físico, los pacientes también van a tener dolor en aquellas áreas del cuerpo donde el ligamento del tendón se une al hueso y así lo podemos encontrar en la parte posterior del tobillo, en áreas de codo y las caderas".

    Tratamientos actuales para esta condición

    "Diez años atrás le ofrecíamos a los pacientes tratamientos antiinflamatorios no esteroidales, también esteroides mínimos y utilizábamos los agentes modificadores de la enfermedad como sulfasalazina, metotrexato, que son terapias viejas y establecidas", explicó la Dra. Pérez.

    Además, mencionó que actualmente, como la medicina ha avanzado, los especialistas entienden el funcionamiento del proceso inflamatorio en las articulaciones, donde se evidencia un exceso de sustancias proinflamatorias y a partir de ello han desarrollado nuevos tratamientos más efectivos dirigidos a bloquear esas sustancias.

    "Hoy tenemos agentes más especializados y utilizamos los inhibidores del factor necrótico tumoral, que son una de las sustancias pro inflamatorias, de tal manera que con esos medicamentos bloqueamos y logramos bajar ese proceso inflamatorio y también utilizamos los bloqueadores de las interleuquinas 17, así que si el paciente no responde a algunos de ellos tenemos la alternativa de buscar otros", puntualizó la reumatóloga.

    Vea el programa completo aquí.

    Mas noticias de Reumatología