Beneficios demostrados del yoga en la salud: ayuda a controlar los síntomas de la osteoartritis

La práctica del yoga mejora la flexibilidad, el equilibrio, la postura y refuerza la musculatura.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Beneficios demostrados del yoga en la salud: ayuda a controlar los síntomas de la osteoartritis

    La ciencia e investigación ha demostrado que cualquier disciplina que nos ayude a movernos y nos aleje del sedentarismo, es beneficiosa para la salud. Sin embargo, no todos los ejercicios impactan de manera positiva cuando se tienen enfermedades preexistentes. 

    En el caso de enfermedades como artritis y otras condiciones de salud como la ansiedad, el yoga tiene beneficios claros para la salud, como menor riesgo de obesidad o de enfermedades cardiovasculares. Pero, además, por sus características, el yoga tiene otros beneficios, no solo para nuestro cuerpo, sino también para nuestra mente. Veamos algunos de ellos.

    Mejora la musculatura y ayuda a controlar los síntomas de la osteoartritis

    La práctica del yoga mejora la flexibilidad, el equilibrio, la postura y refuerza la musculatura, algo que, de por sí, ya tiene muchos benéficos para nuestra salud y nuestro bienestar, como reducir dolores musculares -especialmente en la espalda, el cuello y la zona lumbar- o evitar el riesgo de caídas, con todo lo que conlleva, sobre todo a partir de cierta edad. Además, practicar yoga refuerza la musculatura, algo que también se relaciona con menos dolores crónicos, un metabolismo más acelerado (quemamos más calorías) y menos posibilidades de padecer osteoporosis.

    Además, también está demostrado que practicar yoga con regularidad reduce los síntomas de la osteoartritis, como sugiere un estudio publicado en The Journal of Alternative and Complementary Medicine. En este estudio se concluye que, tras ocho semanas de práctica de yoga dos días a la semana, los pacientes con artrosis de rodilla mejoraron significativamente, "el yoga puede proporcionar una opción de tratamiento factible para pacientes mayores de 50 años que no habían practicado previamente yoga y ofrece reducciones potenciales en el dolor y la discapacidad causados por la artrosis de rodilla".

    Ayuda a controlar el peso, la diabetes y el riesgo cardiovascular

    Aunque es una disciplina con menor rigor en el aspecto físico, con el yoga se queman muchas calorías, más de las que podríamos imaginar a priori, pues en una clase completa se pueden llegar a quemar unas 500 calorías. 

    Practicado con regularidad, el yoga ayuda, por tanto, a mantener un peso saludable, con todo lo que conlleva para la salud en general: menos enfermedades cardiovasculares y metabólicas, diabetes, hipertensión. De hecho, un estudio realizado en la India, concluyó que, en tres meses, esta disciplina podía ayudar a reducir el peso, así como enfermedades metabólicas relacionada con este, como la diabetes.

    Otros estudios, como el publicado por la European Journal of Preventive Cardiology o en Europe PMC, también relacionan la práctica del yoga con un mejor control del colesterol y otros factores de riesgo cardiovascular, como la aterosclerosis.

    Puede mejora el estrés, la ansiedad e incluso la depresión

    Adicional a los efectos puramente fisiológicos, practicar yoga regularmente puede tener muchos efectos en nuestra salud psíquica y mental, pues ayuda a controlar el estrés y la ansiedad.

    Estos beneficios están demostrados a través de varios estudios. De hecho, en una revisión sistemática de 25 estudios, se concluye que estas investigaciones "brindan evidencia preliminar que sugiere que la práctica del yoga conduce a una mejor regulación del sistema nervioso simpático y del sistema hipotálamo-pituitario-suprarrenal, así como a una disminución de los síntomas depresivos y ansiosos en una variedad de poblaciones".

    También hay otros estudios que relacionan la práctica del yoga con una mejora de los síntomas de la depresión y sus beneficios como complemento a los tratamientos farmacológicos.

    Esto se debe, ya no solo al ejercicio físico en sí, que también mejora la ansiedad y el estrés, sino por la naturaleza misma de las clases de yoga, que suelen ir acompañadas de ejercicios de respiración, relajación y meditación, también con beneficios demostrados en la función cognitiva.

    Otros beneficios generales del yoga

    Entre otros beneficios que se le atribuyen al yoga en Medline, aunque con menos evidencia científica, también encontramos:

    • ·Reforzar el sistema inmune
    • ·Ayudar a conciliar el sueño
    • ·Elevar la autoestima
    • ·Mejorar su coordinación
    • ·Mejorar su concentración
    • ·Ayudar a la digestión

    Fuente consultada aquí


    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Reumatología