Necesario el seguimiento clínico de la pubertad precoz para evitar impacto en la adolescencia

La pubertad es un paso importante del crecimiento y no debe ser tabú.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Necesario el seguimiento clínico de la pubertad precoz para evitar impacto en la adolescencia

    Hablar de cambios y crecimiento en los niños implica conocer las edades y las implicaciones que tienen frente a los cambios, y aunque en Puerto Rico es complejo para algunos padres y tutores hablar del tema, la doctora Marina Ruiz, endocrinóloga pediátrica fue enfática en señalar que esto debe superarse por el bien de los pequeños. 

    Ruiz indicó que las niñas menores de 8 años, y los varones menores de 9 años, que empiecen a desarrollar sus características sexuales, tienen pubertad temprana, y que esto no debe seguir siendo tabú, ya que la salud de los niños es prioridad. 

    "La pubertad como cultura en Puerto Rico es un tema delicado y a muchos no les gusta hablarlo, y ahora más con las manifestaciones transgénero, pero es un tema que debería conversarse con el pediatra y determinar qué cambios son importantes y se relacionan con la pubertad precoz", dijo. 

    Entre los síntomas la especialista destacó el crecimiento de los senos y primer período menstrual en las niñas, agrandamiento de los testículos y el pene, vello facial y aumento de la gravedad de la voz en los niños, vello púbico o en las axilas, crecimiento acelerado, acné y el olor corporal de adulto.

    "Los niños cada vez más temprano, están aprendiendo de estas cosas, hoy en día hay que empezar el tema un poquito más temprano, porque el sexto grado era lo común para hablar del tema, pero hoy en día con todo lo que hay en social media, a veces el niño o la niña llegan a la oficina sabiendo todo, por eso es importante que los papás mismos empiecen a hablar del tema un poquito antes, para que entiendan", recomendó.  

    En cuanto a las manifestaciones clínicas, la doctora Ruiz indicó que este proceso se divide en dos tipos de pubertad y explicó su clasificación, la cual se divide en dos tipos.

    Pubertad precoz central

    A menudo, no es posible identificar la causa de este tipo de pubertad precoz.

    En la pubertad precoz central, el proceso de pubertad comienza demasiado temprano. El patrón y el tiempo de estos pasos en el proceso son normales. Para la mayoría de los niños con este trastorno, no existe un problema médico de fondo y no existe un motivo identificable para la pubertad temprana.

    En casos raros, la pubertad precoz central puede deberse a las siguientes causas:

    *Un tumor en el cerebro o en la médula espinal (sistema nervioso central)

    *Un defecto en el cerebro presente al momento de nacimiento, como una acumulación de exceso de líquido (hidrocefalia) o un tumor no canceroso (hamartoma)

    *Radiación en el cerebro o a la médula espinal

    *Lesiones en el cerebro o en la médula espinal

    *Síndrome de McCune-Albright (una enfermedad genética rara que afecta los huesos y el color de la piel, y causa problemas hormonales)

    *Hiperplasia suprarrenal congénita: un grupo de trastornos genéticos que implican producción anormal de hormonas de las glándulas suprarrenales

    *Hipotiroidismo: una enfermedad en la que la glándula tiroides no produce suficientes hormonas

    Pubertad precoz periférica

    El estrógeno o la testosterona en el cuerpo de tu hijo provocan este tipo de pubertad precoz.

    La pubertad precoz periférica, menos frecuente, ocurre sin involucrar a la hormona en el cerebro (GnRH) que generalmente desencadena el comienzo de la pubertad. En cambio, la causa es la liberación de estrógeno o testosterona en el cuerpo debido a problemas en los ovarios, los testículos, las glándulas suprarrenales o la hipófisis.

    Tanto en las niñas como en los niños, los siguientes factores pueden provocar la pubertad precoz periférica:

    Un tumor que secreta estrógeno o testosterona en las glándulas suprarrenales o en la hipófisis

    *El síndrome de McCune-Albright, una enfermedad genética rara que afecta los huesos y el color de la piel, y causa problemas hormonales

    *La exposición a fuentes externas de estrógeno o testosterona, como cremas o ungüentos

    En las niñas, la pubertad precoz periférica también puede estar asociada con:

    *Quistes de ovario

    *Tumores de ovario

    En los niños, la pubertad precoz periférica también puede ser provocada por:

    *Un tumor en las células que producen espermatozoides (células germinativas) o en las células que producen testosterona (células de Leydig).

    *Un trastorno raro llamado "precocidad sexual hereditaria independiente de gonadotropina", que es provocada por un defecto en un gen, puede causar la producción precoz de testosterona en los niños, en general entre las edades de 1 y 4 años.

    Finalizó recordando que las hormonas son parte de nosotros y no podemos deshacernos de ellas, ya que estas regulan las funciones del cuerpo. 

    "Este  es un tema bien importante y es completamente necesario, no le tengan miedo a las hormonas, hay muchas que nos ayudan a mantenernos vivos día a día, o sea que manejar el tema con su niño o niña debe ser de preocupación para que el pediatra sepa si hay un problema o no", dijo. 

    Vea el programa completo: 


    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Pediatría