Puerto Rico lidera estudio para favorecer funcionalidad de pacientes con fractura vertebral

A través de este estudio se busca demostrar cuán eficientes son los resultados de los pacientes que sufren una fractura vertebral en cuanto a funcionalidad y dolor después de una cifoplastia.

Belinda Z. Burgos González

    Puerto Rico lidera estudio para favorecer funcionalidad de pacientes con fractura vertebral

    Las fracturas vertebrales son una ruptura espontánea de la vértebra, aunque también suele ser causada por un traumatismo muchas veces banal que se produce especialmente en pacientes con debilidad en los huesos inducida en ocasiones por condiciones como la osteoporosis.

    Por tal razón, en Puerto Rico se lidera una investigación clínica que busca demostrar cuán eficientes son los resultados de los pacientes que sufren una fractura vertebral en cuanto a funcionalidad y dolor después de una cifoplastia, un tipo de cirugía que, entre sus propósitos se encuentran detener el dolor causado por una fractura en el área de la columna, estabilizar el hueso y restaurar la altura vertebral perdida.

    Ian Cummings, estudiante de medicina de la Ponce Health Science University, hace parte del equipo de profesionales que realizan este primer estudio en Puerto Rico y quizás en Latino América, donde se investiga sobre la eficacia de la cifoplastia clínicamente

    Entre ellos se encuentran la Dra. Idhaliz Flores Caldera, científica y el anestesiólogo, Dr. Luis Cummings Carrero.

    Así, el estudiante Cummings en entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP), explicó que la investigación nace debido a la evidencia de fracturas de las vértebras, presentes mayormente en mujeres adultas mayores diagnosticadas con osteopenia u osteoporosis, las cuales tienen una vulnerabilidad de alrededor de 23% más que cualquier otra mujer y que no reciben ayuda médica a tiempo, pues muchas veces son asintomáticas y solo se dan cuenta de que tiene una fractura cuando ya es muy tarde, estableció.

    Análisis del estudio

    Para determinar el estado y mejoría de los pacientes se acudió a una calificación por escala, en la que los afectados podían dar a conocer la gravedad de su condición. Se tuvo en cuenta dos factores básicos:

    *La funcionalidad de los pacientes: Si pueden amarrar sus zapatos, si pueden caminar bien y en una escala de 0 a 10 y se les pidió evaluar la interferencia en la funcionalidad de sus vidas.

    *Dolor: Evaluándolo también en la misma escala de 0 a 10, donde 0 es nada y 10 es lo peor que ha sentido y lo en su mayoría, lo relacionaron con un 6, 8, 9 y luego del procedimiento y 12 días de recuperación se volvió a indagar para obtener los resultados.

    Resultados 

    En el aspecto del dolor se mostró una disminución del 66% de diferencia mínima clínicamente importante (MCID) o diferencia entre el antes y después de un procedimiento y que, en este caso, indica una relevancia de un 30% de disminución de dolor de espalda.

    “Nosotros tuvimos 87 pacientes en estudio y el 98% de los pacientes, es decir 86 de ellos, demostraron el MCID de 30% lo que significa que casi la totalidad de los pacientes demostraron una mejoría”, señaló el doctor.

    A nivel clínico el procedimiento está funcionando como debería, está favoreciendo la calidad de vida de los pacientes, disminuyendo el dolor que sienten y ayudando con la movilidad pues se demostró que la interferencia de funcionalidad mejoró en un 51%, añadió.

    “Estos datos nos dicen que la cifoplastia es muy segura y van a ayudar al paciente con el dolor y con la interferencia. Después del procedimiento los pacientes evidenciaron mejoras en sus actividades diarias e indicaron que el dolor no interfiere con su día a día”, reveló a MSP.

    A la fecha, se continúa recolectando data y casos para tener mayores estadísticas debido a que es la primera vez que en la isla se adelanta este tipo de investigación.

    Mas noticias de Ortopedia y Traumatología