¿Por qué algunos medicamentos aumentarían el riesgo de padecer osteoporosis?

Para conocer si un paciente puede estar en riesgo de osteoporosis, existe un mecanismo que permite hacer el cernimiento: la densitometría ósea.

Luisa Ochoa

    ¿Por qué algunos medicamentos aumentarían el riesgo de padecer osteoporosis?

    En el marco de Reuma Expo 2022, especialistas advirtieron que diferentes tipos de medicamentos enfocados en aliviar dolencias u otro tipo de afecciones en el organismo podrían generar un efecto en el desarrollo de la osteoporosis. Sobre ello, la Dra. Noemí Varela Rosario y el Dr. Ramón Ortega Colón, miembros de la junta directiva de la Fundación Puertorriqueña de Enfermedades Reumáticas, hicieron un llamado para que los pacientes consulten con sus médicos las implicaciones y riesgos de ciertos fármacos.

    En la osteoporosis hay una reabsorción del hueso, por lo que se pierde masa ósea y el organismo es incapaz de volver a formarla de la misma manera. Además de esta pérdida de masa, se afecta la microarquitectura del hueso, lo que va debilitando la estructura, generando fragilidad y posibles futuras fracturas en los pacientes. 

    "Comúnmente vemos pacientes que les duele la espalda y van y se compran un medicamento o algunos que toman antiácidos como omeprazol y pantoprazol de manera constante, sin entender que esto puede estar añadiendo otros riesgos", expresó la Dra. Noemí.

    En ese sentido, el Dr. Ortega explicó que "cuando tomamos en exceso cantidades grandes de los medicamentos que hacen que se seque el ácido en el estómago, podemos crear una atrofia de la mucosa gástrica e impedir la absorción de los minerales que necesita el hueso, generando un mayor riesgo de osteoporosis".

    Sobre esta condición, el reumatólogo también indicó que, en el caso de las vértebras, las fracturas pueden ser silentes, el paciente puede ir perdiendo masa de la vértebra y a la misma vez su altura, además de tener encorvamiento a través de los años.

    De acuerdo con la Fundación Española de Reumatología, el fármaco que más se conoce por su influencia sobre el hueso es el glucocorticoide, pero también pueden alterar el metabolismo óseo múltiples medicamentos.

    Diferentes estudios señalan que la osteoporosis inducida por glucocorticoides es la segunda causa de osteoporosis, después de la posmenopáusica, y la primera causa de osteoporosis secundaria. También se la considera el paradigma de la osteoporosis inducida por fármacos. 

    Cabe mencionar que, las fracturas vertebrales son la consecuencia más frecuente de la administración crónica de glucocorticoide, sin embargo, la intensidad de la pérdida de la densidad mineral ósea depende de la dosis diaria, el tiempo de administración y la dosis acumulada.

    No obstante, según la Fundación de Reumatología, los siguientes medicamentos también podrían jugar un papel en el desarrollo de esta condición: L-tiroxina, Heparina, Antiepilépticos, Neurolépticos, Quimioterapia, Inhibidores de la aromatasa, GnRH, Metotrexato, Ciclosporina A, Inhibidores de la bomba de protones, antidepresivos: tricíclicos e inhibidores selectivos de la serotonina, litio, diuréticos de asa y tiazolidinedionas.

    En el caso de los pacientes oncológicos, el riesgo de padecer osteoporosis es mayor debido a los efectos de la quimioterapia, la radioterapia, el tratamiento hormonal y el tratamiento no hormonal.

    Los análogos de la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH) tienen un efecto antigonadotrópico en hombres y mujeres. Son utilizados para el tratamiento del cáncer de próstata y la endometriosis y producen a los 6–12 meses de tratamiento un rápido aumento de la resorción ósea, pérdida del hueso de predominio trabecular y aumento del riesgo de fracturas.

    La Sociedad Americana de Oncología recomienda realizar una valoración del riesgo de fracturas y una densitometría dual con fuente de rayos X a todos los pacientes que empiezan un tratamiento que produzca hipogonadismo o con inhibidores de la aromatasa.

    Pruebas de cernimiento: densitometría ósea

    Para conocer si un paciente puede estar en riesgo de osteoporosis o inclusive padecerla, los reumatólogos cuentan con un mecanismo que permite hacer el cernimiento y ver que tan frágil está; es la densitometría ósea.

    Al respecto, el Dr. Ortega, explicó que esta prueba "usualmente se hace alrededor de la menopausia en el caso de las mujeres, porque los estrógenos mantienen el hueso saludable y fuerte, pero van disminuyendo y el estrógeno es vital para mantener la salud ósea".

    También indicó que la densitometría ósea es una manera sencilla de medir la masa del hueso en la vértebra y en la cadera, tanto en el cuello del fémur, como en el área total de la cadera. 

    El seguimiento que se le da al paciente una vez se descubre que tiene una masa ósea disminuida, es un tratamiento preventivo dependiendo cada caso. "Hay causas donde el paciente puede tener osteoporosis debido a que tiene ciertas enfermedades desde joven que le van socavando el hueso, quienes tienen problemas inflamatorios intestinales, que tienen mala absorción, alcoholismo, que fuman o son extremadamente delgados. Hay diferentes causas que hay que investigar en cada paciente que desarrolle osteoporosis" enfatizó el reumatólogo.

    Después de la prueba de densitometría ósea, el especialista indicó que hay unos parámetros establecidos por la Organización Mundial de la Salud, para brindar tratamiento preventivo al paciente, de acuerdo a los factores de riesgo que tenga, ya sea hábitos de vida o el historial familiar. 

    "Tenemos muchas formas de dar tratamiento preventivo. Hay medicamentos que frenan la pérdida de masa ósea, y estos son los medicamentos que más se utilizan: alendronato y risedronato. Hay medicamentos que si vemos un paciente relativamente joven que ha perdido masa ósea, estimulan la creación de hueso y se deben usar temprano para evitar que el paciente tenga una fragilidad bastante severa" complementó. 

    Vea el programa completo aquí.

    Mas noticias de Ortopedia y Traumatología