Pacientes cardiológicos deben cuidar su alimentación en navidad para evitar complicaciones

La causa más común de visita a los médicos es la hipertensión arterial que está presente en un porcentaje muy alto de nuestra población.

Medicina y Salud Pública


Pacientes cardiológicos deben cuidar su alimentación en navidad para evitar complicaciones

Yizeth Arellano
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

La alimentación de los pacientes cardiovasculares no debe ser al azar, ya que en personas con diabetes, hipertensión y otras condiciones cardiovasculares pueden ver afectada su salud de manera inmediata por excesos que puedan generar un descontrol. Así lo explicó el Dr. Girberto Rivera, cardiólogo,  ex presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Cardiología. 

El Dr. Rivera indicó que los pacientes de cardiología son personas que necesitan no tan solo una medicación y un seguimiento sino unos cambios reales en su estilo de vida que incluya la alimentación para evitar que las condiciones progresen empeoren o requieran hospitalización. Entre las condiciones relacionadas a la cardiología mas comunes en Puerto Rico se encuentra la hipertensión. 

“La causa más común de visita a los médicos es la hipertensión arterial que está presente en un porcentaje muy alto de nuestra población. De hecho, en estadísticas que se han realizado se ha visto sobre 600.000 mil visitas médicas en una población de 3.5 millones de personas en áreas médicas para tratamiento o manejo de presión arterial. Estamos hablando de un problema bien serio. Las enfermedades coronarias, las arritmias cardíacas, los problemas de cardiopatías o debilidad del músculo del corazón son los problemas que más frecuentemente estamos tratando”  detalló el cardiólogo.  

El tipo de alimentación de un paciente cardiovascular es muy diferente al tipo de alimentación de una persona que no tenga historial de enfermedades sistémicas. El especialista explicó que no tan solo se habla de cantidad de alimentos, sino de cómo se preparan. El Dr. Rivera aseguró que uno de los factores y de las características que deben tener los alimentos que ingieren los pacientes con condiciones cardiovasculares es que haya restricción de sodio, de sal. 

“La sal en cantidades altas y por lo general le ponemos un límite de 2 gramos en un periodo de 24 horas, alimentos que tengan alto contenido de sal van a promover que tengan aumentos en la presión arterial y retención de líquidos que en un paciente que tiene el corazón debilitado o que tenga problemas metabólicos, problemas de hipertensión va a resultar en deterioro de la salud.”

El doctor argumentó que muchas veces lo que ocurre es que el paciente que está controlado en época de navidad, tiende a ser flexible en lo que ingiere y esto se puede convertir en un problema si es una conducta que se repite. “La persona con enfermedad cardiovascular debe evitar que su dieta sea una dieta sin planificar. Sus alimentos, la cantidad de los alimentos que ingiera debe ser algo planificado de acuerdo a su peso, y de acuerdo a otras condiciones como por ejemplo: si tiene presencia de diabetes, hipertensión, problemas de lípidos.” puntualizó. 

El azúcar enemigo silente 

El doctor hizo especial referencia además de las cantidades y la calidad de los alimentos, al uso o abuso del azúcar presente en bebidas y distintos dulces. 

“Lo otro típico en la dieta puertorriqueña en estas festividades es el alto contenido de azúcar en los alimentos, como en los postres, a veces combinamos los alimentos con mucha azúcar también en las bebidas. Y a veces podemos tomar ciertas medidas como evitar los refrescos, los jugos que están preparados con alto contenido de azúcar y que nutricionalmente no tienen ningún valor y lo que van a hacer es añadir calorías vacías y van a promover el descontrol de diabetes” verbalizó. 

El especialista indicó que una persona que en época navideña se excede no solo en la sal sino en la ingesta de azúcar podría llevar esto a un descontrol de diabetes. Y seguidamente, un descontrol de diabetes en una persona con enfermedad de corazón va a causar otras complicaciones más. 

“El paciente cuando descontrola el azúcar por lo general va a estar teniendo más hambre, va a tener más necesidad de ingerir agua y eso le va a llevar también a acumular líquido y a complicaciones de fallo cardiaco en pacientes que tengan ya problemas del corazón.” narró el doctor Rivera. 

El cardiólogo explicó que las personas con diabetes controladas con insulina, podrían requerir porciones de comida más pequeñas, y que eso variará según sea el caso de cada persona. No obstante, el uso de algunos medicamentos también puede delimitar el tipo de alimentos que deben ingerir los pacientes. 

“Hay pacientes que usan por ejemplo medicamentos anticoagulantes como la warfarina que entonces tiene una especificaciones de unos tipos de alimentos que tienen que evitar, para evitar interactuar con la warfarina.” explicó el Dr. Rivera.  

Desde la perspectiva del especialista, en navidad se hace referencia  a varios tipos de alimentos y cantidades de alimentos.  Los alimentos altos en cantidades de grasa repetidamente, cosas fritas por ejemplo son altas en sodio, y  vienen juntas en la forma en que se confeccionan los alimentos en la actualidad. Su consumo excesivo, tiende a causar más deterioro en la vida del paciente como por ejemplo: aumento en la presión y descontroles en el azúcar. 

“Si va a estar participando de celebraciones no vaya sin haber hecho su comida que le toca. No debe ir con hambre porque eso se va a prestar para que haga desarreglo.” recomendó el Dr. Rivera.   

El cardiólogo indicó que es importante evaluar el consumo de alcohol y su efecto no solo en la salud, sino en el comportamiento del paciente que en ocasiones puede tomar su alimentación a la ligera y esto podría generarle complicaciones considerables. “La ingesta de alcohol es muy importante, ya que tienen un efecto cronotrópico, y puede generar arritmias cardiacas, y que puede crear desarrollo de hipertensión, si se ha utilizado de forma inadecuada durante un periodo corto de tiempo. La ingesta de alcohol promueve que la persona se siente deshinibida y pueda ser más flexible en términos de la ingesta de alimentos que no le sean favorables.” enfatizó.

Por su parte, la Fundación Española del Corazón indicó que la navidad, es la época del año en que los eventos cardiovasculares se disparan. En europa, varios estudios corroboran que las muertes por causa cardiovascular llegan a incrementarse hasta un 5% en dos días clave de esta época: Navidad y Año Nuevo.

Según explicó el doctor Carlos Macaya, presidente de la Fundación Española del Corazón, el 80% de las enfermedades del corazón y hasta el 90% de los infartos podrían prevenirse con un estilo de vida más saludable y propone 7 formas de evitar que los excesos navideños le pasen factura al corazón. 

En primer lugar, las personas deben mantener los niveles de colesterol, a raya evitando las grandes cantidades de alimentos con altos contenidos en grasas.  

En segundo lugar se recomienda hacer más ejercicio. El deporte siempre es una baza a favor de nuestra salud cardiovascular, y cada vez son más quienes lo incorporan a su rutina y en especial los pacientes cardiovasculares se benefician igualmente de la práctica de deporte, aunque en su caso debe ser el médico quien marque la intensidad del esfuerzo.

En tercer lugar, se debe tener cuidado con el alcohol. En pequeñas cantidades, ni la cerveza ni el vino son grandes enemigos de la salud cardiovascular. Sin embargo, su consumo excesivo puede dañar el corazón ya que el alcohol es un tóxico para el músculo cardiaco. Tanto que es posible que debilite el corazón y cause la patología denominada miocardiopatía dilatada, provocando en el paciente síntomas de insuficiencia cardiaca.

 La cuarta recomendación es: dormir bien. El descanso nocturno se asocia a una mejor salud cardiovascular. Hay estudios que concluyen que aquellas personas que, además de llevar unos hábitos de vida saludables, duermen un mínimo de siete horas al día, reducen hasta en un 65% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y hasta un 83% el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular en comparación con aquellas personas que no siguen ningún hábito de vida saludable.

La quinta recomendación es  recordar las frutas y las verduras. En estas fechas las personas suelen olvidar el consumo de frutas y verduras creyendo que solo debe ser en el verano. Comer estos productos ayudará a cuidar la salud cardiovascular, ya que una dieta rica en frutas y verduras eleva las concentraciones de potasio y magnesio, que protegen contra los trastornos del ritmo cardíaco, al tiempo que se reduce la ingesta de sodio cuya asociación con la hipertensión arterial está demostrada. 

 La sexta recomendación es no olvidar el pescado, ya que es esencial para la salud cardiovascular, y en especial el pescado azul, que contiene mayor concentración de ácidos poliinsaturados omega-3, buenos aliados del corazón.

 Para concluir, las 7 formas de evitar que los excesos navideños afecten la salud cardiovascular que recomienda la Fundación Española del Corazón es olvidar el estrés. En general, se debe Intentar evitar las situaciones de tensión o que puedan crear conflicto ya que también ayudará a cuidar de la salud cardiovascular en Navidad. Cuanto menos estrés tiene una persona, menor es el riesgo de padecer un accidente cardiovascular. Y viceversa. 


Artículos Relacionados