Oxitocina: encargada de generar respuestas emocionales después de un encuentro sexual

Una encuesta de 2020 de 223 mujeres y 76 hombres encontró que casi el 92% de las personas informaron haber tenido una reacción emocional después del sexo en el transcurso de cuatro semanas.

Luisa María Rendón Muñoz

    Oxitocina: encargada de generar respuestas emocionales después de un encuentro sexual

    En la encuesta se logró evidenciar que las mujeres eran más propensas a reportar cambios de humor y tristeza, mientras que los hombres reportaron menos energía e infelicidad. Y casi el 34% de estas personas dijeron que solo experimentaron estos sentimientos después del orgasmo

    "Durante el orgasmo, estamos en un trance de cuerpo y mente o experiencia de flujo" , dice Sari Cooper terapeuta sexual certificada por AASECT, directora del Centro para el Amor y el Sexo y fundadora del programa de entrenamiento Sex Esteem. "Una persona puede recordar heridas, desilusiones o temores de separación a través de esta intensa experiencia de unión".

    Para muchas personas, llorar después del orgasmo no es más que una reacción sorpresiva y fugaz. Pero para algunos, podría estar indicando emociones más profundas que piden ser exploradas. Esto es lo que se debe considerar si esta situación sucede.

    ¿Qué sucede en el cuerpo cuando se tiene un orgasmo?

    Un orgasmo es una experiencia de cuerpo completo, pero realmente comienza en el cerebro, según la Sociedad de Medicina Sexual de América del Norte. Cuando se estimula cualquier parte de los genitales (el clítoris, la vagina, el pene o la próstata), los nervios envían señales al cerebro.

    Los investigadores han descubierto que el tálamo, una estructura cerebral que está involucrada con el procesamiento sensorial, de la memoria y emocional, "ayuda a integrar información sobre el tacto que recibe una persona, el movimiento en el que está involucrada y cualquier recuerdo o fantasía sexual en la que piensa para ayudarlos a alcanzar el orgasmo", dice Cooper.

    Durante el orgasmo, el cerebro libera sustancias químicas

    Lo que hace el cerebro es liberar sustancias químicas para aumentar el flujo de sangre a los genitales, y esto aumenta el factor de placer; la tensión física allí abajo también se alivia a través de una serie de feroces contracciones musculares. 

    Mientras tanto, el cerebro también está inundando su sistema con hormonas para "sentirse bien"; la oxitocina genera sentimientos de confianza e intimidad, mientras que la prolactina genera las sensaciones de calidez y saciedad que tendemos a asociar con el orgasmo, explica Cooper. 

    ¿Por qué algunas personas lloran después del orgasmo?

    Hay muchas razones por las que podría llorar después del orgasmo, dice Cooper, incluida la cascada hormonal causada por el orgasmo en sí y su reacción emocional individual.

    Aunque llorar se considera un signo de tristeza, tener los ojos llorosos después del orgasmo podría, irónicamente, estar relacionado con una sensación de euforia, por ejemplo, cuando se siente una liberación de la tensión emocional acumulada si ha pasado mucho tiempo. 

    También podría ser solo una señal de que su sistema nervioso simpático se está "descomponiendo" debido a una experiencia física poderosa, dice Cooper. 

    Este conjunto de nervios es responsable de las funciones automáticas del cuerpo, como la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Este conjunto también ayuda a llevar más sangre a ciertas partes del cuerpo en situaciones intensas, incluidos sus genitales durante el orgasmo.

    Llorar después del orgasmo también puede ser un signo de disforia poscoital (PCD) o tristeza poscoital (PCT), que se caracteriza por sentirse deprimido después del sexo consensuado, incluso si fue un sexo excelente y satisfactorio.

    PCT puede desencadenar el llanto o una sensación de tristeza, ansiedad, irritabilidad o frustración, dice Cooper, y la investigación sugiere que el fenómeno es relativamente común. 

    Estudios pasados 

    Una encuesta de 2015 de 195 mujeres heterosexuales en edad universitaria encontró que el 46% informó haber experimentado PCD al menos una vez. Los investigadores de varios estudios han relacionado la PCD con varios factores, incluida la angustia psicológica relacionada con la ansiedad y el trauma, la dificultad para mantener un fuerte sentido de sí mismo, así como la disfunción sexual (incluidos los problemas relacionados con la líbido y la excitación, lubricación inadecuada, sensaciones físicas de dolor y satisfacción sexual en general).

    Y aunque la mayoría de la gente piensa que la oxitocina es la hormona del "amor", Cooper explica que algunos investigadores creen que puede aumentar los sentimientos de miedo o ansiedad en ciertas personas.

     "Se podría plantear la hipótesis de que la liberación de oxitocina en personas que han tenido recuerdos traumáticos o tristes asociados con relaciones o eventos sexuales pasados, puede provocar una reacción de depresión o tristeza", dice. 

    Esta reacción puede ocurrir incluso si ahora está en una relación sana y segura, pero aún no han procesado los sentimientos ocultos que pueden estar aflorando a la superficie en momentos especialmente íntimos y vulnerables.

    Fuente de consulta aquí 


    Mas noticias de Neurología