Efectos secundarios a largo plazo de pacientes COVID con diagnóstico crónico

Con la llegada de las fechas navideñas y las festividades que vienen con ella se presupuesta un alza de casos en Puerto Rico.

Medicina y Salud Pública


Efectos secundarios a largo plazo de pacientes COVID con diagnóstico crónico

Con la llegada de las fechas navideñas y las festividades que vienen con ella se presupuesta un alza de casos positivos por COVID-19 en Puerto Rico. El mes de noviembre tuvo un aumento significativo con casos positivos y muertes en la isla, aunque el gobierno puertorriqueño ha querido tomar medidas y llevar de la mejor manera este brote los contagios no frenan.

En exclusiva en entrevista para Medicina y Salud Pública (MSP)  el doctor Luis Nieves Garrastegui, neumólogo, ex presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Neumología habló sobre el aumento de contagios por COVID-19 en la isla y como afectan los ventiladores mecánicos a los pacientes que han tenido que utilizarlos.

El especialista explicó que esté incremento en las cifras  por COVID-19 se viene viendo desde noviembre, pero también por la llegada de las fechas importantes como lo fueron el día de Acción de Gracias y el Black Friday, lo que ha sido un detonante para el aumento de contagios, pues para él las personas no tienen conciencia de lo que está ocurriendo y de cómo estos contagios se propagan con tanta facilidad y velocidad.

“Estamos viendo esto, ya que no hay un control, que se espera que haya de la gente y en realidad nos preocupa mucho, después de que la tasa de positividad pasa de un 4 o un 5% ya es algo grave, nosotros estamos en más de 10%. Nosotros los clínicos utilizamos marcadores como: número uno, las admisiones a las hospitales, número dos, los intensivos y número tres, las muertes y ahora le sumamos el número de pacientes que están llegando a la oficina, pacientes post COVID-19, estas cuatro cosas están muy altas hace dos semanas” agregó el doctor Garrastegui.

Los pacientes que están en cuidados intensivos tiene graves consecuencias cuando se recuperan, el doctor Nieves enfatiza en que no todos los pacientes que están en esta área de intensivos utilizan respirador, pero en los días de noviembre se comprobó que casi todos los pacientes que están en cuidados intensivos han estado entubados y aclara que esto fenómeno no se había visto antes, pues si tenían una cantidad considerada de pacientes más de la mitad de ellos no estaban en cuidados intensivos y de los pacientes en intensivos había unos pocos con respirador.

“Ahora no, ahora todos los pacientes que están en intensivos están en ventilación mecánica, cuando un paciente está en ventilación mecánica ya estamos hablando que estamos en un estadio 4 de la enfermedad, lo que quiere decir si necesita un ventilador significa que está críticamente enfermo, una vez que se encuentre con ventilador, la probabilidad que no salga de ese ventilador es de un 60% o más, si tiene la suerte de salir del ventilador y de salir a un piso regular y eventualmente ser dado de alta, los pacientes que estuvieron bien severos que necesitaron ventilación mecánica casi todos se quedaron con falta de aire, vamos a decir que el 100% o el 95% quedaron con dificultad respiratoria, cansados, se sienten que no tienen habilidad de hacer cosas, depresión” aseguro el neumólogo.

Esta es una enfermedad solitaria afirma el doctor, pues nadie más podrá acompañarlo en ella, por esto se da fuertes depresiones en estos pacientes y desencadena problemas psiquiátricos graves en ellos, el  estrés post traumático, se desarrollan miedos, ansiedad y la depresión está muy presente en las personas que tuvieron COVID-19.

El doctor asegura “ yo me atrevo a decir que más del 50% de estos pacientes que uno ve en post hospital, o sea que después ve en la oficina tienen que darle medicamentos para la depresión, si tienen suerte, pero también te puedo decir que todos estos efectos secundarios después de la recuperación hay un periodo de tiempo que se ve que se van recuperando, estamos hablando de después de los 3 meses, se está viendo una recuperación, hay un estudio que sugiere que después de los 6 meses hay una recuperación casi total de la enfermedad”.


Artículos Relacionados