Rituximab parece seguro y eficaz para la esclerosis sistémica

Varios estudios han examinado la terapia de depleción de linfocitos B para la esclerosis sistémica y han sugerido que esto es eficaz en el tratamiento de la enfermedad.

Javier Erazo

    Rituximab parece seguro y eficaz para la esclerosis sistémica

    Rituximab parece ser un tratamiento seguro y efectivo para la esclerosis sistémica en un ensayo de validación controlado con placebo en Japón.

    "Varios estudios han examinado la terapia de depleción de linfocitos B para la esclerosis sistémica y han sugerido que esto es eficaz en el tratamiento de la enfermedad", indicó el Dr. Ayumi Yoshizaki a Reuters Health. Sin embargo, hasta ahora ningún ensayo controlado con placebo ha demostrado la eficacia del fármaco.

    "Reconocemos que se necesitan más estudios antes de que rituximab pueda aceptarse como terapia estándar para la esclerosis sistémica en todo el mundo, ya que este ensayo se realizó solo en pacientes japoneses", añadió el Dr. Yoshizaki.

    "Sin embargo, creemos que el ensayo clínico que realizamos servirá como modelo útil para muchos ensayos que se realizarán en el futuro", agregó.

    Como se publicó en The Lancet Rheumatology, el Dr. Yoshizaki y sus colaboradores realizaron un ensayo controlado aleatorizado con placebo en 56 personas en cuatro hospitales de Japón.

    Los pacientes tenían edad promedio de 49 años; alrededor de 96% era de sexo femenino, todos cumplieron con los criterios de clasificación de 2013 del American College of Rheumatology (ACR) y la European League Against Rheumatism(EULAR) para la esclerosis sistémica, con puntaje de piel de Rodnan modificado (mRSS) de 10 o más, y sobrevida esperada de al menos seis meses. Fueron asignados al azar (1:1) para recibir rituximab intravenoso (375 mg/m2) o placebo una vez a la semana durante cuatro semanas.

    El criterio de valoración principal fue el cambio absoluto en el puntaje de piel de Rodnan modificado 24 semanas después del inicio del tratamiento, medido en todos los pacientes que recibieron al menos una dosis y tuvieron una evaluación de desenlace.

    El 96% de los pacientes del grupo de rituximab y el 79% de los del grupo de placebo recibieron al menos una dosis del tratamiento asignado y completaron 24 semanas de seguimiento.

    El cambio absoluto en el puntaje de piel de Rodnan modificado a las 24 semanas fue menor en el grupo de rituximab que en el grupo de placebo (-6,30 frente a 2,14).

    Los eventos adversos fueron similares en ambos grupos y ocurrieron en todos los pacientes del grupo de rituximab y en 88% de los que recibieron placebo. El evento adverso más común fue la infección de las vías respiratorias superiores, que ocurrió en 39% de los que tomaban rituximab y en 38% de los que tomaban placebo.

    En un paciente de cada grupo se produjo un evento adverso grave que provocó la interrupción del tratamiento (disminución de la albúmina sérica en el grupo de rituximab y aumento de las enzimas biliares en el grupo de placebo).

    No hubo muertes durante el seguimiento.

    El Dr. Yoshizaki señaló:

    "Es cierto que rituximab es un fármaco efectivo para la esclerosis sistémica, pero después de muchos años de administración continua, los niveles de gammaglobulina en la sangre disminuirán. Esto conduce a una mayor susceptibilidad a las infecciones".

    "Especialmente en medio de la pandemia de COVID-19 el tratamiento a largo plazo con rituximab puede no ser bienvenido tanto por los médicos como por los pacientes".

    El Dr. Dinesh Khanna de Michigan Medicine de la University of Michigan, en Ann Arbor, Estados Unidos, coautor de un editorial relacionado, comentó a Reuters Health: "Estos datos son diferentes a los grandes ensayos internacionales publicados recientemente en que los investigadores han observado marcada heterogeneidad en el puntaje de piel de Rodnan modificado (a pesar de la estandarización) y ha dado lugar a ensayos negativos".

    "Un ejemplo incluye el ensayo de fase 3 recientemente publicado de tocilizumab en esclerosis sistémica temprana donde 210 pacientes fueron asignados al azar a tocilizumab semanal o placebo durante 52 semanas.[3] La medida de desenlace primario fue el puntaje de piel de Rodnan modificado, que no fue estadísticamente significativa, pero tocilizumab mostró efecto clínicamente significativo sobre la función pulmonar, lo que llevó a la aprobación de tocilizumab por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos para la enfermedad pulmonar intersticial asociada con esclerosis sistémica".

    "Para brindar confianza en el actual ensayo, los investigadores deben planear un ensayo internacional bien diseñado con estandarización de los desenlaces, e incluir variables de desenlace clínicamente significativas como la capacidad vital forzada y desenlaces compuestos, como la puntuación del American College of Rheumatology para la esclerosis sistémica cutánea difusa (ACR CRISS) antes de que se pueda recomendar utilizar rituximab para el tratamiento de la esclerosis sistémica temprana con afección progresiva de la piel", concluyó el Dr. Khanna.

    El estudio fue financiado en parte por Zenyaku Kogyo. Los autores han declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.

    Traducido y adaptado por el equipo de Medscape en español.

    Mas noticias de Investigación