Prevención de lesiones intraepiteliales de alto grado reduce riesgo de cáncer anal causado por VPH

La incidencia del cáncer anal es mayor en las personas que tienen VIH en comparación con la población general.

Luisa Ochoa

    Prevención de lesiones intraepiteliales de alto grado reduce riesgo de cáncer anal causado por VPH

    De acuerdo con la literatura médica, el cáncer anal, al igual que el cáncer de cuello uterino, está precedido por lesiones intraepiteliales escamosas de alto grado (HSIL), que representan un crecimiento anormal de tejido en el canal del ano causado por la infección del virus del papiloma humano.

    Es conocido que el tratamiento para la enfermedad precancerosa cervical logra reducir la progresión a cáncer cervical, mientras que existen pocos estudios sobre el tratamiento de las lesiones intraepiteliales escamosas de alto grado del conducto anal, para prevenir el cáncer anal.

    Estudio en pacientes con lesiones intraepiteliales escamosas de alto grado del canal anal

    Por ello, investigadores del grupo ANCHOR -que incluye 25 centros de Estados Unidos- publicaron datos de una muestra de personas mayores de 35 años con VIH, que tenían lesiones intraepiteliales escamosas de alto grado del canal anal comprobados por biopsia, en un ensayo Fase 3. 

    La muestra aleatoria de alrededor 4.459 participantes, incluyó aquellos con monitoreo activo sin tratamiento y aquellos con tratamiento a base de procedimientos ablativos en el consultorio, ablación o escisión bajo anestesia, o la administración tópica de fluorouracilo o imiquimod.

    Entre los resultados se destaca que en los pacientes con lesiones intraepiteliales escamosas de alto grado del conducto anal, el riesgo de padecer cáncer anal fue significativamente menor con el tratamiento suministrado (57%), en comparación con el monitero activo.

    Además, se diagnosticaron 9 casos de cáncer anal invasivo en el grupo de tratamiento, lo que corresponde a 173 por 100. 000 personas y 21 diagnósticos de cáncer en el grupo de seguimiento activo, 402 por 100.000 personas. 

    Cabe mencionar que 8 de los 9 pacientes que tuvieron progresión a cáncer anal en el grupo de tratamiento, fueron tratados con electrocauterio y 1 de 9 fue tratado con coagulación infrarroja. 

    Tratamientos de HSIL pueden detener la progresión a cáncer

    El cáncer anal se encuentra entre los tipos limitados de cáncer que son potencialmente prevenibles mediante el tratamiento de precursores de cáncer conocidos. En el caso del cáncer de colon y de cuello uterino, los tratamientos en pacientes con HSIL han demostrado resultados eficaces en la reducción de la progresión del cáncer.

    En este ensayo, los investigadores encontraron que los pacientes que se habían sometido a tratamiento para HSIL anal tenían una tasa de progresión a cáncer anal que era casi un 60 % más baja que aquellos que se habían sometido a un control activo y no habían recibido tratamiento. 

    Investigadores enfatizan en la prevención para personas con VIH

    "La alta tasa de progresión de HSIL a cáncer entre las personas que viven con el VIH en nuestro ensayo destaca la necesidad de fuertes esfuerzos de prevención. La vacunación contra el VPH previene eficazmente la adquisición inicial del VPH anal y el desarrollo de HSIL anal en personas jóvenes que viven con el VIH", concluyeron los investigadores.

    También resaltaron la necesidad urgente de programas de prevención secundaria que incluyan el tratamiento de HSIL anal para las personas que ya están expuestas al VPH anal.

    Los autores del análisis también recomendaron mejorar las herramientas de detección de las lesiones intraepiteliales escamosas de alto grado del conducto anal.

    "Se necesita investigación adicional para mejorar los algoritmos de detección para identificar HSIL anal. La anoscopia de alta resolución no es una herramienta de detección factible debido a su costo y disponibilidad limitada, y tanto el análisis citológico anal como la prueba anal de VPH tienen limitaciones".

    Finalmente, los datos del estudio respaldan el uso de la detección y el tratamiento de HSIL anal como el estándar de atención para las personas que viven con el VIH que tienen más de 35 años.

    Acceda al estudio aquí.

     

    Mas noticias de Investigación