La mortalidad en pacientes con cáncer diagnosticados con COVID-19 ha disminuido, según estudio

Esta disminución esta asociada con un diagnóstico más temprano, una mejor gestión y cambios dinámicos en la transmisión comunitaria a lo largo del tiempo.

Sergio Nicolás Ortiz Cortés Sergio Nicolás Ortiz Cortés
  • Sergio Nicolás Ortiz Cortés - Correo Electrónico

La mortalidad en pacientes con cáncer diagnosticados con COVID-19 ha disminuido, según estudio

Debido a que aún no se ha definido si la gravedad y la mortalidad de COVID-19 en pacientes con cáncer han mejorado en términos de capacidad y manejo de la enfermedad, el objetivo de esta investigación fue probar si la gravedad y la mortalidad por COVID-19 entre los pacientes con cáncer han mejorado durante el curso de la pandemia.

Este estudio incluyó datos de 35 instituciones en 6 países (Reino Unido, Italia, España, Francia, Bélgica y Alemania), con  pacientes diagnosticados entre el 27 de febrero de 2020 y el 14 de febrero de 2021. Los criterios de inclusión fueron el diagnóstico confirmado de infección por SARS-CoV-2 y antecedentes de cáncer sólido o hematológico.

La mejora de la capacidad de prueba, la gestión clínica y los resultados de las políticas y directrices de atención de la salud son difíciles, si no imposibles, de medir directamente en un estudio de registro multinacional. 

De acuerdo a los investigadores la reducción progresiva de la mortalidad aguda relacionada con COVID-19 a lo largo del tiempo probablemente sea multifactorial. En el primer brote, vimos una mayor proporción de pacientes mayores y pacientes con más comorbilidades, caracterizados por una tasa superior al 50% de COVID-19 complicado que conduce a una alta mortalidad, cifras que resuenan fuertemente con los datos publicados de otros registros.

Otro hallazgo importante del estudio es la documentación de cambios significativos en la prescripción de terapias anti-COVID-19, luego de discusiones sobre su uso en pacientes con cáncer y la evidencia en evolución sobre la terapia específica de COVID-19 en general.

"Las primeras fases de la pandemia estuvieron de hecho dominadas por la prescripción no autorizada de medicamentos en ausencia de evidencia clara de beneficio y la suspensión simultánea de terapias como los corticosteroides que eventualmente cambiarían la historia natural del COVID-19 grave", indica el documento publicado. 

Nuestros datos -continuaron- sugieren que los cambios en el manejo de COVID-19 se asociaron con la diseminación de evidencia de nivel I, con una desaparición completa en el uso de antipalúdicos y un uso más juicioso de antibióticos empíricos, antivirales y tocilizumab, reflejado por un aumento en la uso de terapia sistémica con corticosteroides para el tratamiento de COVID-19 grave.

Precisaron que estas tendencias son importantes para explicar la diferencia en la mortalidad y proponen que se debe realizar un tratamiento activo de COVID-19 en pacientes con cáncer. 

A pesar de las limitaciones reconocidas, esta serie de casos proporciona un retrato contemporáneo importante de la evolución de los resultados de COVID-19 en pacientes con cáncer, destacando la importancia de las pruebas de SARS-CoV-2 generalizadas como una estrategia para facilitar el diagnóstico temprano de COVID-19 y mantener la vía terapéutica adecuada para los pacientes con cáncer a pesar de la amenaza constante de una pandemia mundial sin resolver.

Fuente consultada aquí.

Comunicador Social y Periodista egresado de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá. Periodista y Redactor en la Revista de Medicina y Salud Pública.

Mas noticias de Investigación