¿Ha llegado el momento de usar la Monitorización Continua de Glucosa (CGM) en personas sin diabetes?

La monitorización continua de glucosa en pacientes sin diabetes es un tema de debate entre diferentes actores. Algunos estudios sugieren que tiene beneficios para prevenir la enfermedad, pero otros actores ven la relación costo - beneficio.

Miriam E. Tucker

    ¿Ha llegado el momento de usar la Monitorización Continua de Glucosa (CGM) en personas sin diabetes?

    Como método de prevención contra la diabetes y la prediabetes, se ha venido usando la monitorización continua de glucosa (MCG), pero el uso de esto en personas sin diabetes ha venido tomando fuerza, pese a la poca evidencia de beneficio hasta el momento en estos casos. Derivando en un debate dentro de la comunidad de tecnología de la diabetes sobre las mejores prácticas.

    ¿En qué consiste la monitorización continua de glucosa (MCG)?

    Estas son herramientas que permiten medir la glucosa de forma continua, dando lecturas cada 5 minutos. Está compuesto por un sensor que posee un filamento flexible, el cual se inserta debajo de la piel y tiene una vida útil de 6 a 14 días (según el modelo en cuestión); y un transmisor que envía los datos sobre la medición de glucosa a un dispositivo receptor (monitor). 

    Claro está, los usos fuera de la diabetes tienen como propósito el mejorar los patrones de glucosa para evitar la diabetes; así como el rendimiento mental o físico; y promover la motivación para un cambio de comportamiento saludable. 

    Beneficios del uso de la MCG 

    En entrevista para Medscape Medical News, Juan Espinoza, MD, del Hospital de Niños de Los Ángeles, California, dijo que hay datos que muestran que CGM puede ser una "poderosa herramienta de biorretroalimentación" en personas con obesidad que no tienen diabetes. "Dado que no tienen diabetes, el tiempo en el rango o GMI no tiene sentido. Lo que es útil para ellos es ver los cambios de glucosa en tiempo real y luego usarlos como un desencadenante para el cambio de comportamiento".

    Sin embargo, esto trae consigo una limitación, nuevos datos sugieren que la característica de "indicador de manejo de glucosa (GMI)" de los MCG utilizados para el control de la diabetes, un porcentaje derivado de personas con diabetes y A1c elevada, puede sobrestimar el nivel real de A1c en personas sin diabetes o aquellas con diabetes que mantienen A1c < 6.5%.

    El Dr. Viral Shah, MD, del Centro Barbara Davis para la Diabetes, Clínica para Adultos, Aurora, Colorado, aseguró para Medscape que: "Este es un espacio en evolución... La MCG en pacientes con prediabetes puede ser beneficiosa, pero se necesitan más datos y pruebas para recomendarla. Las métricas de CGM, como el tiempo en el rango y el IMG, están diseñadas para personas con diabetes tipo 1 y tipo 2 y, por lo tanto, no son aplicables para personas sin diabetes", dijo.

    El Dr. Shah pronto publicará los resultados de un estudio que realizó, en el que encontró que, en promedio, el IMG fue 0.59% más alto en personas con A1c < 5.7% y 0.49% más alto para A1c 5.7% -6.4%, ambos significativos (P< .0001). Los datos preliminares de esta investigación fueron presentados en junio durante las Sesiones Científicas 2022 de la Asociación Americana de Diabetes (ADA). 

    El cuestionamiento del uso de MCG sin tener diabetes

    Por su parte, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) no ha aprobado el uso de MCG en estos pacientes y el procedimiento no está cubierto por el seguro de salud. Pese a ello, cada día son más las personas que pagan a las compañías de salud digital por los dispositivos como parte de los paquetes de bienestar.

    En la actualidad, hay cuatro dispositivos MCG aprobados por la FDA para su uso en personas con diabetes: FreeStyle Libre (Abbott), el implantable Eversense (Senseonics) y los dispositivos de Dexcom y Medtronic.

    Espinoza y sus colegas explican en su revisión, que la mayoría de los programas comerciales de CGM de salud y bienestar, como Nutrisense, Signos y Supersapiens, usan sensores fabricados por esos mismos fabricantes. Nutrisense y Supersapiens usan el Libre, y Signos usa el Dexcom.

    El negocio de los MCG

    Sin embargo, lo que se está viendo es que en lugar de ser usados los dispositivos por pacientes con diabetes, las compañías de bienestar emparejan los sensores con sus propias aplicaciones especialmente diseñadas y, por lo general, ofrecen servicios adicionales como entrenamiento de salud o asesoramiento nutricional "para mejorar la salud general".

    SIGNOS, costes y requisitos

    Por ejemplo, esta compañía cobra a los suscriptores una tarifa mensual de $399 dólares por 1 mes, $199 / mes por 3 meses o $159 / mes por 6 meses. Es necesario tener una receta médica, pero en su sitio web dicen: "Tenga la seguridad de que un médico independiente maneja la receta por usted, por lo que no necesitará organizar una visita al médico. Está incluido en el costo de la membresía".

    Estudios y un futuro prometedor

    Cabe mencionar que se han realizado previamente estudios para determinar la eficiencia y beneficios de los MCG en pacientes con diabetes y prediabetes, además de incluir poblaciones que no padecen esta enfermedad. Uno de estos fue presentado por Espinoza en julio de 2022, quien fue coautor de la revisión publicada en línea en el Journal of Diabetes Science and Technology, titulada "Uso de monitores continuos de glucosa para personas sin diabetes: ¿una idea cuyo momento ha llegado?”. 

    El documento consideró varios aspectos, comenzando con estudios que utilizaron MCG para investigar las concentraciones de glucosa en personas con glucosa en ayunas normales y pruebas de tolerancia a la glucosa. En donde casi todos esos individuos, cayeron en el rango de glucosa en sangre de 70 a 140 mg / dL. Además, revisaron los estudios que utilizan MCG para estudiar los efectos de la dieta, el ejercicio y el estrés sobre los niveles de glucosa en personas sin diabetes

    Esto sugirió un beneficio potencial para el uso de CGM en enfermedades metabólicas, incluida la prediabetes y la obesidad, afecciones no metabólicas como el tratamiento con esteroides o nutrición parenteral, salud y bienestar, y entre atletas de élite. En este último grupo, se han documentado niveles de glucosa tanto en el rango hipoglucémico como en el hiperglucémico durante la actividad intensiva.

    Comercialización de los MCG

    Como resultado, varias compañías de productos de salud están desarrollando monitores de glucosa no invasivos, con mayor frecuencia como un reloj de pulsera, con el objetivo de que personas sin diabetes midan la glucosa ópticamente de la piel de la muñeca: “Queda por determinar qué tan precisos serán estos nuevos dispositivos y cómo se regularán", escriben los investigadores.

    Cada día se ven aplicaciones dedicadas a la salud y el bienestar, las cuales proporcionan datos promedio de glucosa y tendencias, pero no el GMI. No obstante, los usuarios podrían acceder a esa métrica descargando las aplicaciones de visualización de los fabricantes, por ejemplo, Clarity para Dexcom o LibreView para Libre, en teoría.

    Personas sin diabetes pueden obtener una receta fuera de etiqueta de su médico para un FreeStyle Libre y comprarlo en una farmacia. Por ejemplo, en Walmart, el costo de dos cajas de dos medidores de glucosa con 14 días de uso cada una es de $136.77. En esa situación también, los usuarios podrían descargar la aplicación de visualización que contiene los datos resumidos, incluido el IMG, que podría inducir a error en el establecimiento de normoglucemia consistente.

    Las métricas de resumen y el reto futuro

    "Creo que ciertamente hay valor en los niveles de glucosa. Sabemos que las métricas de resumen son útiles en la diabetes tipo 1. No sabemos qué métricas de resumen serán útiles en cualquier otro estado de enfermedad. Es posible que necesitemos nuevas métricas de resumen para otros estados de enfermedad en los que no se trata del tiempo en el rango. Tal vez lo que importa es la frecuencia o la altura de los picos. No tenemos una medida para eso", dijo Espinoza.

    Agregó que a pesar de la disponibilidad de datos normativos, "incluso las personas sin diabetes son un grupo bastante heterogéneo. Todavía pueden tener resistencia a la insulina, por lo que es complicado. Desde un punto de vista científico, probablemente necesitemos estudios con cientos de pacientes con A1c bien establecida y [medidas de resistencia a la insulina], peso e índice de masa corporal. Entonces y solo entonces podremos dar un perfil de glucosa preciso", aclaró.

    Concluye asegurando que: "Más datos siempre es algo bueno, pero lo difícil es averiguar qué hacemos con ellos. Tal vez sea biorretroalimentación para la modificación del comportamiento. Todavía no lo sabemos. Pero estas son herramientas poderosas y tal vez deberíamos aprender a usarlas mejor".

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Investigación