Estudio sostiene la disparidad en el diagnóstico de la insuficiencia cardíaca en mujeres puertorriqueñas

Señalan que los especialistas deben dar prioridad y seguimiento a las pacientes.

Belinda Burgos Belinda Burgos
  • Belinda Burgos - Correo Electrónico

Estudio sostiene la disparidad en el diagnóstico de la insuficiencia cardíaca en mujeres puertorriqueñas

Las mujeres de 65 a 75 años tienen una menor incidencia de insuficiencia cardíaca que los hombres. Sin embargo, después de la edad de 75, la incidencia de esta condición en mujeres se triplica, igualando la de hombres. 

Así lo demostró un estudio realizado en Puerto Rico, donde, según las investigaciones en general, las mujeres con insuficiencia cardíaca viven más tiempo a expensas de presentar síntomas más severos y peor calidad de vida percibida. Incluso, las mujeres con insuficiencia cardíaca reciben un tratamiento subóptimo a lo largo de su vida. 

La investigación encontró que, en realidad, las mujeres son más propensas a desarrollar insuficiencia cardíaca después de un infarto y esta tendencia se debe, en parte, a que los médicos son menos estrictos al tratarlos. 

Incluso menciona que los estudios sobre insuficiencia cardíaca por etnia han demostrado que, a pesar del acceso equitativo a la atención médica, los hispanos, las mujeres tienen tasas más altas de readmisión que las blancas no hispanas mujeres.

Mencionaron que las mujeres tienen tasas más altas de diabetes, obesidad y enfermedades renales crónicas, en comparación con los negros y las mujeres de otras razas. "Son factores de riesgo cardiovascular que ameritan más estudio en mujeres puertorriqueñas que viven en la isla", no obstante, recalcaron que faltan datos.

Destacaron que con este estudio, le gustaría crear conciencia sobre las disparidades de salud específicas de género en las mujeres hispanas puertorriqueñas con insuficiencia cardíaca.

Insuficiencia cardíaca 

La doctora María Ramos, especialista en cardiología del adulto y presidenta de la Sociedad Puertorriqueña de Cardiología, agregó que "esta es una condición que se puede detectar a cualquier edad", haciendo énfasis que aspectos como el incremento de masa corporal, diabetes, presión alta, colesterol elevado, tabaquismo entre otros, son factores de riesgo que pueden desatar la condición, pero también logran alterar el ritmo sinusal del corazón en las mujeres.

La literatura médica define la insuficiencia cardíaca, como la condición que se produce cuando el músculo del corazón no bombea sangre tan bien como debería hacerlo. Cuando esto sucede, la sangre a menudo retrocede y el líquido se puede acumular en los pulmones, lo que causa falta de aliento.

El tratamiento adecuado puede mejorar los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca y puede ayudar a algunas personas a vivir más tiempo. Los cambios en el estilo de vida, como perder peso, hacer ejercicio, reducir la sal (sodio) en tu dieta y controlar el estrés, pueden mejorar tu calidad de vida. 

Sin embargo, la insuficiencia cardíaca puede poner en riesgo la vida. Las personas con insuficiencia cardíaca pueden tener síntomas graves y algunas pueden necesitar un trasplante de corazón o un dispositivo de asistencia ventricular.

Una forma de prevenir la insuficiencia cardíaca es prevenir y controlar las afecciones que pueden causar, como la enfermedad de las arterias coronarias, la presión arterial alta, la diabetes y la obesidad.

Acceda al estudio aquí.

Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Investigación