Estudio halla nuevos linajes de especies patógenas de Leptospira en el medio ambiente de la Isla

El estudio enfatiza en la necesidad de diagnósticos actualizados para detectar e identificar los tipos.

Belinda Burgos Belinda Burgos
  • Belinda Burgos - Correo Electrónico

Estudio halla nuevos linajes de especies patógenas de Leptospira en el medio ambiente de la Isla

Una investigación halló evidencia de diversos linajes de especies patógenas de leptospirosis patógenas en el medio ambiente en Puerto Rico, aunque no obstante, se desconoce el potencial de enfermedad de estos linajes, pero varios se detectaron consistentemente durante 1 año en el suelo, lo que podría contaminar el agua. 

En este sentido, la investigación aumenta la comprensión de la diversidad ambiental de Leptospira y debería mejorar la vigilancia y el diagnóstico de la leptospirosis. Se han identificado especies de reservorios y factores de riesgo, pero los estudios de fuentes ambientales son raros. 

Además, la comprensión de la Leptospira ambiental, que contiene genes asociados a la virulencia y posiblemente capaz de causar enfermedad, es incompleta, lo que puede entorpecer el diagnóstico, la prevención y la epidemiología de la leptospirosis.

"Estas secuencias revelaron una diversidad significativa entre las muestras, incluidos cuatro nuevos clados filogenéticos lipL32 dentro del grupo patógeno P1. La mayoría de las muestras del sitio muestreado en serie fueron lipL32 positivos en cada punto de tiempo. Secuenciamos los genomas de seis aislados de Leptospira saprófita y dos patógenos; estos últimos representan una nueva especie patógena de Leptospira que probablemente pertenezca a un nuevo serogrupo", destacaron los investigadores. 

Agregaron además que este estudio proporciona nuevos conocimientos sobre la diversidad de leptospiras patógenas detectables en el medio ambiente en Puerto Rico, pues se plantean preguntas importantes sobre la persistencia en el medio ambiente, la adaptación huésped/ambiente, el intercambio genómico, la evolución o adquisición/pérdida de genes asociados a la virulencia y la patogenicidad en el género Leptospira, y el potencial de enfermedad de las leptospiras ambientales. 

"Nuestros resultados también demuestran la necesidad de diagnósticos actualizados para detectar e identificar estos tipos novedosos y diversos para comprender mejor su papel potencial en la enfermedad", recalcaron. 

En general, este estudio proporciona evidencia de la existencia de diversos linajes de Leptospira que habitan en el suelo del grupo patógeno P1 en Puerto Rico; se desconoce el potencial de enfermedad de estos nuevos tipos en humanos y animales. 

"La diversidad genética dentro de este género que se encuentra en el medio ambiente en Puerto Rico es vasta y, por lo tanto, existe la necesidad de caracterizar esta diversidad para mejorar nuestra comprensión de los agentes patógenos de la leptospirosis. Se cree que muchos casos de leptospirosis pasan desapercibidos, o se diagnostican erróneamente como otras enfermedades febriles, y es posible que estos nuevos tipos desempeñen un papel en tales casos", redactaron en el documento. 

Agregaron que también es interesante considerar que la inmunidad podría ser proporcionada por la exposición a tipos poco virulentos, a través de un estudio de seguimiento en Puerto Rico para investigar la posibilidad de que estos nuevos tipos se encuentren en muestras humanas y animales sería muy valioso. 

Los datos revelaron nuevos tipos patógenos que se asignan al grupo filogenético P1 de Leptospira y que están muy extendidos sobre suelo y agua en toda la isla, y, por el contrario, se detectan más comúnmente en el suelo que en el agua. 

Los investigadores identificaron 32 alelos lipL32 no descritos anteriormente, lo que sugiere una gran cantidad de diversidad no caracterizada dentro del grupo patógeno P1 de este género que está presente en el medio ambiente de Puerto Rico, sostiene el estudio. 

De otra parte, se identificaron 33 alelos lipL32 menos comunes o novedosos en estas muestras ambientales cuyo potencial de enfermedad se desconoce. Aunque aún no se ha determinado la patogenicidad de muchos de estos nuevos tipos, la presencia del gen lipL32 junto con la ubicación filogenética en el grupo patógeno P1 usando lipL32, secY y secuencias del genoma completo sugieren potencial patogénico en humanos y animales, añaden. 

Además, recalcaron que la enfermedad continúa siendo problema de salud pública de gran importancia debido a que los casos humanos aumentaron después de los huracanes de 2017 que azotaron Puerto Rico (María e Irma), lo que provocó la toma de muestras ambientales de suelo y agua para evaluar la presencia, abundancia y posible persistencia de leptospiras patógenas en estos entornos. 

Los resultados de este estudio revelan una gran cantidad de diversidad de Leptospira previamente no caracterizada en el suelo y el agua en Puerto Rico. La descripción y caracterización de estos nuevos tipos mejora nuestra comprensión del género Leptospira y ayudará en el desarrollo de diagnósticos mejorados y herramientas preventivas para avanzar en los resultados de salud pública.

Acceda al estudio aquí.


Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Investigación