Estudian la epigenética en modelos adictos a cocaína para ayudar a esta población en un futuro

Entendiendo los cambios en las expresiones genéticas inducidos por la adicción de drogas de sobreuso como por ejemplo, la cocaína, se pudiera abrir la puerta para que en un futuro se desarrolle una terapia que ayude a esta población padeciente de esta enfermedad


Estudian la epigenética en modelos adictos a cocaína para ayudar a esta población en un futuro

El estudio en la modificación de las expresiones de los genes sin alterar el ADN en modelos experimentales inducidos a la adicción a la cocaína pudiera abrir un campo de conocimiento entendiendo el impacto de esta enfermedad desde una perspectiva fisiológica en las zonas donde se interpreta la recompensa y el placer en el cerebro.

Precisamente la investigación científica de Daisy Consuegra Garcia, estudiante candidata a grado doctoral y parte de los laboratorios del Dr. Carlos Jiménez, catedrático del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) en el Departamento de Fisiología, busca entender cómo los cambios en las expresiones genéticas y el rol de las histonas -proteínas que se envuelven en el ADN-, ayudan a compactar a los cromosomas y a controlar la expresión de los genes.

La investigación de Consuegra García se enfoca específicamente en analizar estos cambios en el área tegmental ventral ( ventral tegmental area o VTA), lo cual es parte del circuito de recompensa en el cerebro, que desempeña un papel fundamental en la motivación, el deseo, el placer y la valoración afectiva.

“Las modificaciones epigenéticas ocurren durante toda nuestra vida. Son cambios que surgen por exposición al medio ambiente, como por ejemplo, la exposición a sustancias controladas. En la literatura científica se ha visto que las drogas de abuso, como la cocaína, morfina, y otras, causan cambios en el cerebro que son muy duraderos, que duran meses y hasta años. Estos cambios a largo plazo puede que sean los que se le atribuyen a que el individuo se vuelva adicto o que también pueda recaer en el uso de sustancias controladas”, explicó en primera parte. 

“Se especula que estos cambios a largo plazo se deben a alteraciones epigenéticas. Queremos evaluar precisamente los cambios epigenéticos, por modificación de histonas, que ocurren dentro de neuronas dopaminérgicas en el VTA, porque los cambios en histonas son las alteraciones más comunes causados en el desorden de abuso de substancias. La adicción a drogas es una enfermedad muy compleja, hay muchas personas que son más vulnerables que otras y queremos saber cómo se desarrolla esta enfermedad y que cambios ocurren en las células del cerebro y como esto tiene que ver con que la persona se vuelva adicto”, abundó.

Recalcó que si los científicos logran conocer los cambios complejos moleculares que se activan en enfermedades como la adicción, se pueden entender aún más la condicion “y aportar un poquito al entendimiento de esta enfermedad, porque hay mucho que estudiar y esto que hacemos aún es ciencia básica”.

Finalmente describió que el abuso de drogas como los opioides, y cocaína tienen un mecanismo en común que actúan en el circuito mesocorticolímbica del cerebro -donde se media la respuesta de recompensa-, pero “una sobredosis de morfina o heroína sí se pueden revertir, pero una sobredosis de cocaína no, hasta el momento que yo sepa, porque no hay cura”.

“Por tal razón es de suma importancia estudiar los mecanismos moleculares en las neuronas provocadas por la cocaína porque quien sabe en un futuro se pueda desarrollar una terapia que ayude a esta población”, concluyó.  

Tags:Cocaína

Artículos Relacionados