¿Cambió la pandemia nuestra personalidad?

Se cree que los rasgos de la personalidad son impermeables a las presiones ambientales, pero la pandemia de COVID-19 parece haber afectado la trayectoria de la personalidad en Estados Unidos.

Isbelia Farías

    ¿Cambió la pandemia nuestra personalidad?

    Aunque no se han encontrado asociaciones entre los eventos estresantes colectivos, como terremotos y huracanes, y el cambio de personalidad, un nuevo estudio publicado en la revista Plos One, de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Florida, sugiere que la pandemia de coronavirus ha afectado a todo el mundo, en casi todos los aspectos de la vida.

    En esta novedosa investigación, los expertos usaron evaluaciones longitudinales de la personalidad en 7,109 personas inscritas en el Estudio de Comprensión de América en línea y compararon los rasgos de personalidad del modelo de cinco factores: neuroticismo, extraversión, apertura, amabilidad y escrupulosidad, entre mediciones previas a la pandemia (mayo de 2014 a febrero de 2020) y evaluaciones tempranas (marzo a diciembre de 2020) o posteriores (2021-2022)) en la pandemia. Se analizaron un total de 18.623 valoraciones, o una media de 2,62 por participante. Los participantes eran 41,2 % hombres y tenían edades comprendidas entre 18 y 109 años.

    El grupo de jóvenes mostró más cambios

    Previo a la pandemia, hubo pocos cambios entre los rasgos de personalidad. Sin embargo, hubo disminución de la extroversión, apertura, amabilidad y escrupulosidad al comparar los datos entre 2021 y 2022 con la personalidad previa a la pandemia.

    Los cambios fueron aproximadamente una décima parte de una desviación estándar, lo que equivale a aproximadamente una década de cambio normativo de personalidad.

    Dichos cambios fueron moderados por la edad, con adultos más jóvenes que mostraron una madurez interrumpida en forma de un mayor neuroticismo y una disminución de la amabilidad y la escrupulosidad, y el grupo de adultos de mayor edad no mostró cambios estadísticamente significativos en los rasgos.

    Los autores señalaron que: "Hubo un cambio de personalidad limitado al principio de la pandemia, pero cambios sorprendentes a partir de 2021. La personalidad de los adultos jóvenes fue la que más cambió, con marcados aumentos en el neuroticismo y disminuciones en la amabilidad y la escrupulosidad. Es decir, más jóvenes los adultos se volvieron más malhumorados y más propensos al estrés, menos cooperativos y confiados, y menos comedidos y responsables".

    Los autores concluyeron que, si los cambios son duraderos, los eventos estresantes en toda la población pudiesen torcer ligeramente la trayectoria de la personalidad, especialmente en adultos jóvenes.

     

     Fuente: aquí 

    Mas noticias de Investigación