Ramón Emeterio Betances, una figura clave en la historia médica de Puerto Rico

Ramón Emeterio Betances fue una notable figura en la lucha contra el cólera, además de haber hecho otros grandes aportes al área médica y política puertorriqueña.

Isbelia Farías

    Ramón Emeterio Betances, una figura clave en la historia médica de Puerto Rico

    La historia de Puerto Rico no sería la misma sin la presencia de Ramón Emeterio Betances, personaje multifacético dedicado a la medicina, la diplomacia, la poesía, la novela y la administración de la salud pública. Hombre que combinó las humanidades con las ciencias médicas, y su pasión liberataria hacia la isla de Puerto Rico.

    Tuvo un papel clave en la insurrección armada, conocida como el Grito de Lares, una revolución patriótica para obtener la independencia del régimen español. Por ello, se le considera como el padre del movimiento de la libertad puertorriqueña.

    No en vano es considerado en Puerto Rico como el 'Padre de la Patria'. Se le conoció por sus obras de caridad, siempre en beneficio de los necesitados. Reconocido como el "Médico de los cirujanos en Puerto Rico", también tuvo un rol notable en la salud pública, dado que fue uno de los primeros higienistas sociales.

    Vida y labor de Ramón Emeterio Betances

    Hijo de Felipe Betances, un inmigrante dominicano, y María del Carmen Alacán, de Cabo Rojo, nació el 8 de abril de 1827. Recibió su educación en Mayagüez, por parte de maestros particulares.

    En 1837 completó su educación preparatoria en el Collège Royal, en Toulouse, Francia. En 1848 ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad de París; tomó cursos especializados en la Facultad de Medicina de Montpellier, en 1852, y completó su doctorado en Medicina y Cirugía en París, en 1855.

    En 1856 regresó a Puerto Rico, revalidando su titularidad como médico cirujano y se estableció en Maragüez, donde no solo laboró como cirujano de sanidad, sino que también inició una gran labor política y filantrópica.

    Ese mismo año llegó la terrible epidemia de cólera a Puerto Rico, la cual se extendió hasta Mayagüez y afectó a gran parte de la población.

    Betances se dedicó a atender, junto a otros cuatro médicos, a unos 24.000 residentes, alertando y presionando al gobierno municipal para que se tomaran acciones preventivas, como la quema de cuarteles de esclavos debido a las condiciones contaminadas de estos.

    Contribuyó en la creación de un campamento temporal para los esclavos y un cementerio suplementario. Estableció y administró un hospital temporero, que más tarde se convirtió en el Hospital San Antonio.

    Obras de Betances

    Betancés fue notable en muchos campos médicos, pues, además de la cirugía, también dominó la obstetricia, la oftalmología y la epidemiología, mostrando interés por la farmacología. Se le considera uno de los fundadores de la medicina académica en Puerto Rico.

    El autor de los 'Diez mandamientos de los hombres libres' también escribió dos libros y varios tratados médicos mientras vivía en Francia. Su tesis doctoral se tituló 'Las causas del aborto', en donde examinó las posibles causas de deceso, tanto del feto como de la madre, y que más tarde fue un texto guía de ginecología en algunas universidades europeas.

    Su experiencia manejando la epidemia de cólera en Mayagüez hicieron surgir el libro 'El cólera: historia, medidas profilácticas, síntomas y tratamiento', publicado en París en 1884. Este texto también fue usado como una guía en la salud pública para hacer frente a epidemias de cólera, muy parecidas en América Latina.

    Entre sus artículos médicos figuran temas como el de la elefantiasis, la castración química y la obstrucción de la uretra en varones.

    Murió el 16 de septiembre de 1898, dejando un innegable legado en el campo médico y una impronta para la libertad de Puerto Rico. 



    Mas noticias de Humanidades Médicas