Cómo la peste negra de hace 700 años todavía afecta tu salud

700 años después, la peste bubónica todavía tiene repercusiones en la salud, debido a la marca genética que dejó en la humanidad.

Isbelia Farías

    Cómo la peste negra de hace 700 años todavía afecta tu salud

    La peste negra ha sido uno de los episodios más sombríos en la historia de la humanidad. Se estima que hasta 200 millones de personas murieron. Un estudio ha analizado el ADN de esqueletos centenarios y esto ha permitido conocer mutaciones que ayudaron a las personas a sobrevivir.

    Sin embargo, dichas mutaciones están relacionadas con enfermedades autoinmunes que muchas personas sufren hoy día.

    La huella de la peste negra en la humanidad

    Según los investigadores de la Universidad de Chicago, un evento significativo pudo haber moldeado la evolución humana.

    Al analizar el ADN de los dientes de 206 esqueletos antiguos, pudieron hacer un análisis de los restos humanos antes, durante y después de la peste negra.

    En dicho análisis se incluyeron huesos de los pozos de East Smithfield, en Londres, en donde se hicieron entierros masivos para ese entonces.

    Uno de los hallazgos fue publicado en la revista Nature, y está relacionado con las mutaciones de un gen llamado ERAP2.

    Al tener las mutaciones apropiadas, la persona tenía un 40 % de probabilidad de sobrevivir a la peste. El profesor Luis Barreiro, de la Universidad de Chicago, principal autor del estudio señalo que: "Eso es enorme, es un efecto enorme, es una sorpresa encontrar algo así en el genoma humano".

    Los que tuvieron más probabilidad de sobrevivir heredaron una versión de alto funcionamiento de la madre y el padre. Los sobrevivientes tuvieron hijos y propagaros esas mutaciones que fueron beneficiosas.

    El genetista evolutivo de la Universidad McMaster, Hendrik Poinar, comentó: "Es tremendo, vemos un cambio del 10% en dos o tres generaciones, es el evento de selección más fuerte en humanos hasta la fecha".

    Aunque las mutaciones resistentes a la plaga son muy comunes hoy día, estas se han vinculado con enfermedades autoinmunes, tales como la enfermedad de Crohn y la afección infamatoria intestinal. De modo que, lo que permitió que los antepasados se mantuviesen con vida hace 700 años, podría estar causando daño en la salud hoy día.

    Barreiro explica que: "Esas cicatrices del pasado aún afectan nuestra susceptibilidad a las enfermedades hoy en día de una manera bastante notable".

    No obstante, esto no ocurrirá con la pandemia de covid, pues, la evolución funciona por medio de la capacidad de reproducción y transmisión de genes. La covid ha cobrado la vida de muchos ancianos, los cuales pasaron ya el momento de tener hijos. Pero, en el caso de la peste, esta atacó a personas de diferentes edades y en cantidades grandes, lo cual hizo que el legado tuviese un impacto perdurable.

    Fuente: aquí

     

    Mas noticias de Humanidades Médicas