Líder en políticas públicas, trabaja en pro de investigar más la condición de la endometriosis

Muchas mujeres toman los síntomas de la endometriosis como parte de los síntomas menstruales, pero lo cierto es que el dolor agudo podría ser una señal de esta condición.

Isbelia Farías

    Líder en políticas públicas, trabaja en pro de investigar más la condición de la endometriosis

    La endometriosis es una enfermedad que afecta a un gran número de mujeres, no solo en Puerto Rico, en donde el número asciende a 50.000 pacientes, sino a un estimado de 190 millones de mujeres en el planeta, según lo indica la Organización Mundial de la Salud

    La comisionada residente de Puerto Rico, Jennifer González, está al frente entre los líderes en políticas públicas que trabajan en pro de investigar más la condición de la endometriosis; su misión principal es la de educar sobre sus causas y orientar los recursos hacia la investigación de este padecimiento.

    La endometriosis se caracteriza por un tejido que se crea fuera del útero, por lo que, por medio del congreso de los Estados Unidos, González trabaja para que se encuentre una cura y una solución para la vida de las mujeres que sufren a causa de esta enfermedad. 

    "Hay muchas mujeres que no saben que tienen endometriosis, ya que tarda muchísimo en darse, es la experiencia de mujeres que sufren de dolores en la menstruación o en la espalda baja, y así pasan años, visitando un médico u otro hasta que obtienen el diagnóstico", destaca González.

    Respecto a las estadísticas, un 10 % de mujeres y niñas en edades reproductivas sufren de esta condición a nivel mundial, es decir, unos 190 millones de mujeres; en Estados Unidos, se ven afectadas unas 7 millones de mujeres y niñas y, cerca de 50.000 de ellas luchan con endometriosis en Puerto Rico, aunque el número pudiese ser mucho mayor, debido a los desafíos que representa el diagnóstico oportuno de esta condición

    Por ello, es importante la educación y que se reciban fondos, ya que esta condición no se conoce bien todavía y, por ende, necesita ser investigada, pues no hay comprensión sobre los orígenes de la enfermedad ni una cura, puntualiza la comisionada González. Se debe tratar de diagnosticar de una forma menos invasiva, también aclara la comisionada.

    Una mujer con endometriosis puede pasar hasta 10 años visitando médicos, sin recibir un diagnóstico, gastando dinero, lo cual lleva a las mujeres afectadas incluso a perder sus horas de trabajo y, más aún, les afecta en el hecho de que no puedan quedar embarazadas. Mientras más rápido se pueda diagnosticar la condición, menos inconvenientes tendrá la mujer a futuro, puntualiza la experta.

    Una niña puede sentir fuertes dolores y sus padres pueden creer que esto es natural, pero el dolor es anormal, se da en la espalda baja e irradia acompañado de otras condiciones. El no recibir un diagnóstico afecta a la mujer, sobre todo si en un futuro desea tener hijos, por ello, la educación es vital.

    "La concienciación es importante", agrega la comisionada, "de no atenderse esta condición a tiempo, el sueño de tener una familia pudiese verse truncado", acota González.

    Finalmente, González resalta la importancia de que se creen alternativas para las mujeres afectadas, por ello, sigue trabajando arduamente desde la política para ayudar y empoderar a las mujeres, y que ellas puedan tener una vida lo más normal posible, pues, esta condición no solo afecta a las mujeres, sino también a sus familias, matrimonios jóvenes y a una sociedad entera, sin necesidad, ya que, de tratar la condición a tiempo, el panorama sería diferente. Por tal motivo, es tan necesaria la investigación, el uso de políticas públicas que hagan asequible el diagnóstico temprano de este padecimiento.



    Mas noticias de Ginecología-Obstetricia