Patologías gastrointestinales y cáncer colorrectal: la importancia del gastropatólogo

El gastropatólogo de Hato Rey Pathology, el doctor José V. Rodríguez, aclara dudas sobre esta condición que es tratable y tiene cura.

Isbelia Farías

    Patologías gastrointestinales y cáncer colorrectal: la importancia del gastropatólogo

    El gastropatólogo es el que hace la evaluación histológica del tejido para poder establecer un diagnóstico, confirmando la presencia de invasión, que es lo que define al carcinoma. Este diagnóstico es esencial para que el oncólogo o el gastroenterólogo puedan proceder.

    El doctor Rodríguez aclara que el tratamiento del paciente va a depender del diagnóstico que el gastropatólogo hace y enfatiza que este tipo de cáncer colorrectal se caracteriza por ser un tumor que surge del crecimiento anormal y descontrolado de las células de la superficie del intestino grueso. El tumor comienza como un pólipo que, eventualmente, adquiere la capacidad de invadir el tejido hasta hacer metástasis.

    Los tipos de cáncer colorrectal y sus síntomas

    El experto también indica que el cáncer colorrectal, de acuerdo a su posición anatómica, se divide en tres: del lado derecho, los tumores del lado izquierdo y los rectales, destacando que la mayoría de los tumores son del lado izquierdo o rectales.

    En cuanto a los síntomas clásicos de este tipo de cáncer, el doctor Rodríguez afirma que están marcados por un cambio en el patrón de defecación- que puede ser de estreñimiento o de diarrea, sangre que se excreta, anemia y pérdida de peso.

    El seguimiento de este tipo de pacientes comienza clínicamente; lo más común es solicitar al paciente un examen de sangre oculta en la excreta, así como también existen métodos radiológicos y la endoscopia.  

    Por medio de los análisis del gastropatólogo, el oncólogo se puede guiar para establecer un tratamiento. Por medio de estos estudios que realiza este experto en gastropatología, también se puede estimar el tiempo de supervivencia del paciente, de acuerdo al estadio en el que se encuentre la condición de la cual padece.

    Rodríguez señala que este tipo de cáncer es el segundo tipo más común en mujeres y el tercero más común en hombres, lo cual puede deberse a un diagnóstico tardío o a los factores de riesgo, pese a que se está trabajando sobre establecer un diagnóstico temprano.  

    Este tipo de cáncer está asociado a la dieta, los estilos de vida y predisposiciones genéticas. Sobre todo, es común en las poblaciones con un estilo de vida sedentario, un índice de masa corporal elevado, y con dietas en las que predominan, por ejemplo, las carnes procesadas.

    Respecto al pronóstico, cuando este tipo de cáncer se detecta temprano, muchas veces se puede curar y esa es la buena noticia. 


    Vea la entrevista completa: 

    Mas noticias de Gastroenterología