Pacientes con colitis pueden vivir vidas plenas y satisfactorias, según Dr. Morales

Los síntomas de la colitis se pueden presentar con el paso del tiempo y no de manera inmediata, pero de cualquier modo impactan en la calidad de vida del paciente.

Isbelia Farías

    Pacientes con colitis pueden vivir vidas plenas y satisfactorias, según Dr. Morales

    La colitis es una enfermedad que provoca inflamación y úlceras en el tracto digestivo. La colitis ulcerosa puede afectar el revestimiento más profundo del intestino grueso y el recto. Los síntomas se pueden presentar al tiempo y no de forma inmediata.

    El tipo más común de esta afección es la colitis ulcerosa. Los tipos y las causas pueden variar, pero la mayoría tiene síntomas en común. Con la colitis, el revestimiento del colon se inflama como una reacción a bacterias y moléculas inofensivas presentes en los alimentos.

    Se puede presentar en grupos de edades de 15 a 35 años o de 55 a 70 años. Entre sus causas se suele encontrar la genética, las reacciones inmunes atípicas, el microbioma del tracto digestivo y el medio ambiente.

    Síntomas de la colitis ulcerosa

    Los síntomas suelen ser los siguientes:

    ·         Diarrea, a menudo con sangre o pus

    ·         Dolor y cólicos abdominales

    ·         Dolor en el recto

    ·         Sangrado rectal (presencia de una pequeña cantidad de sangre en las heces)

    ·         Necesidad imperiosa de defecar

    ·         Incapacidad para defecar a pesar de la urgencia

    ·         Pérdida de peso

    ·         Fatiga

    ·         Fiebre

    ·         En el caso de los niños, retraso en el crecimiento

    La evolución de la colitis ulcerosa puede variar. Hay quienes tienen períodos largos de remisión.

    Tipos de colitis

    Los médicos clasifican la colitis ulcerosa de acuerdo a su ubicación. Algunos tipos son:

    1.    Proctitis ulcerosa. La inflamación se limita a la zona cercana al ano (recto), y el sangrado rectal podría ser el único signo de la enfermedad.

    2.    Proctosigmoiditis. La inflamación afecta al recto y al colon sigmoides (extremo inferior del colon). Entre los signos y síntomas se incluyen diarrea con sangre, dolor y cólicos abdominales e imposibilidad de defecar a pesar del deseo de hacerlo (tenesmo).

    3.    Colitis del lado izquierdo. La inflamación se prolonga desde el recto hasta el colon sigmoides y el descendente. Entre los signos y síntomas, se incluyen diarrea con sangre, dolor y cólicos abdominales del lado izquierdo y necesidad imperiosa de defecar.

    4.    Pancolitis. Este tipo suele afectar al colon en su totalidad y provocar episodios de diarrea con sangre que puede ser intensos, dolor y cólicos abdominales, fatiga y una pérdida importante de peso.

    Tratamientos

    El tratamiento depende del tipo y gravedad de los síntomas. Sin embargo, el doctor Ahmed Morales explicó para la revista Medicina y Salud Pública que: "lamentablemente no existe una cura para la condición, pero sí hay esperanzas con los tratamientos y alternativas. Los pacientes pueden vivir vidas plenas y satisfactorias con su condición debidamente controlada".

    El doctor Morales también destacó que: "Cuando la enfermedad está fuera de control, no importa lo que comas, la inflación en las áreas comprometidas causará los problemas".

    Entre los tratamientos sugeridos por los médicos se suelen incluir: aminosalicilatos, corticosteroides y fármacos biológicos. Si estos no funcionan, algunos médicos consideran una intervención quirúrgica.

    En el caso del doctor Morales, él procura que sus pacientes lleguen a una remisión profunda, lo cual implica que el paciente esté libre de síntomas; una remisión endoscópica, es decir, que, al explorar con un colonoscopio, se visualice un intestino normal, y que al momento de una prueba con un patólogo, el tejido resulte normal.

    "En estos tres casos significa que el paciente en remisión tiene los riesgos parecidos a los de una persona sana", precisó. 

    Aunque no hay una forma de prevenir la colitis, algunas medidas que pueden ayudar contemplan:

    ·         no fumar

    ·         seguir una dieta saludable

    ·         evitar las bebidas carbonatadas o gaseosas

    ·         evitar la cafeína

    ·         evitar el consumo de alcohol

    ·         evitar alimentos con alto contenido de fibra

    ·         beber suficiente agua

    ·         llevar un diario de alimentos para ayudar a identificar los desencadenantes

    La colitis no suele suponer un riesgo para la vida. Sin embargo, es una afección que puede tener complicaciones potencialmente mortales.

    Por ejemplo, algunos tipos de colitis, como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de colon. La colitis microscópica, por otro lado, no aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de colon.

    Las personas deberían comunicarse con el médico si experimentan alguno de los siguientes síntomas:

    ·         dolor abdominal o calambres

    ·         diarrea con sangre

    ·         una necesidad urgente de evacuar

    ·         sangre en las heces

    ·         sangrado rectal

    ·         pérdida de peso

    Si una persona piensa que podría tener colitis ulcerosa grave aguda, requiere atención médica de inmediato.

    Fuente consultada aquí y aquí

    Mas noticias de Gastroenterología