"Nuestra cirugía bariátrica es segura, las complicaciones son mínimas", destaca Dr. Bolaños

Luego de la cirugía, la vida de los pacientes cambia sustancialmente, ganan vida y salud.

Isbelia Farías

    "Nuestra cirugía bariátrica es segura, las complicaciones son mínimas", destaca Dr. Bolaños

    El Dr. Guillermo Bolaños, cirujano director de la clínica de medicina y cirugía bariátrica San Lucas, indica que el índice de masa corporal (IMC) es una medida en la cual influye la medida y el peso de una persona y los pacientes con obesidad mórbida son aquellos que tienen un índice de masa corporal de más de 40, cuando lo normal es un 25. Hay obesidad tipo I que comprende a los pacientes con IMC de 30-34.9, la obesidad tipo II, o pacientes con IMC de 35-39.9, pacientes con obesidad tipo III con IMC de 40-50 y los pacientes con obesidad tipo IV, con un índice de masa corporal mayor a 50.

    El doctor Bolaños resalta que la cirugía bariátrica está indicada para todos aquellos pacientes que tienen obesidad tipo III, o sea, con índice de masa corporal de más de 40, para aquellos pacientes que tienen obesidad tipo II y padecen enfermedades relacionadas con la obesidad y también para aquellos pacientes con obesidad tipo I y diabetes mellitus tipo II, que han respondido pobremente al tratamiento para la diabetes.

    "Las enfermedades más frecuentemente asociadas a obesidad son la hipertensión arterial, la diabetes mellitus tipo II, colesterol y triglicéridos altos, síndrome de apnea del sueño, hígado graso, reflujo, síndrome de ovario poliquístico, y todas aquellas condiciones que afectan el sistema musculo esqueletal, principalmente artropatías de la rodilla y de la espalda", afirma el doctor Bolaños.

    Al atender a los pacientes, primero examinan si cualifican para la cirugía bariátrica. Se lleva a cabo una entrevista telefónica, para ver si cualifican o no. Luego, el paciente atraviesa una serie de pasos como charlas educativas para empoderar su mente en cuanto a lo que es la obesidad, formar parte de grupos de apoyo para obtener motivación. También hay una evaluación con terapia física, ya que se recomienda aumentar la actividad física.

    De igual modo, se les da ejercicios de trabajo social para brindarles ayuda. Además, hay evaluaciones preoperatorias con médicos especialistas, como el cardiólogo, hacer pruebas de apnea del sueño, una endoscopía. Los pacientes con condiciones con diabetes o tiroides también requieren entregar una evaluación con el endocrinólogo. Finalmente, una evaluación con el psicólogo para corroborar si el paciente está bien antes de la cirugía bariátrica, resalta Bolaños.

    El doctor Bolaños es parte de la Asociación americana de cirugía bariatrica y metabólica. Ahora, en Ponce, Puerto Rico, hacen una convención fuera del capítulo de la Florida. El mensaje de parte de Bolaños para quienes están considerando someterse a una cirugía bariátrica es: "Nuestra cirugía es muy segura, nuestra clínica cuenta con todos los requisitos y recursos de alto estándar para cumplir con las metas que los pacientes persiguen, entre ellas el poder bajar de peso y llegar a su peso ideal, además de quitarse toda la farmacia de medicamentos (antihipertensivos, diabetes, analgésicos, u otros). Nuestra cirugía es segura, las complicaciones son mínimas, los resultados han sido excelentes desde que iniciamos el programa y los invitamos a llamar a nuestros teléfonos y pasar por este proceso que va a cambiar sustancialmente su vida".

    En el mismo orden de ideas, la doctora Laura Rodríguez, cirujana de la clínica de medicina y cirugía bariátrica San Lucas, comenta que, entre las opciones de cirugía bariátrica en Puerto Rico, se encuentra la manga gástrica vertical y el bypass gástrico. La cirugía bariátrica comenzó con el bypass o puente gástrico y luego el desarrollo de la cirugía de la manga gástrica vertical se ha introducido y se ha convertido en la de mayor actividad.

    Para llegar a la clínica, el paciente puede llamar directamente a la clínica bariátrica de la institución o puede ser referido por el médico primario.

    El evento que se desarrolla en este momento reúne expertos de la Florida, Puerto Rico y el Caribe, el cual cuenta con expertos que brindan sus conocimientos para que otros puedan seguir aprendiendo a partir de sus experiencias.

    La doctora Rodríguez señala que "la persona que está considerando este proceso de cirugía bariátrica, para cambiar su vida, perder peso y ganar salud, debe estar bien decidida en este paso que quiere dar, ya que es un proceso que requiere compromiso y disciplina".

    Por su parte, Melinda N. G Tang, supervisora de la clínica de medicina y cirugía bariátrica San Lucas, sostiene que ellos hacen dos tipos de cirugía bariátrica y pueden durar una hora o una hora y media, no son tan invasivas, sino laparoscópicas, basadas en pequeñas incisiones. El paciente se recupera en dos a tres semanas, después de la cirugía. Casi un 50 % requiere de cirugía plástica luego de la cirugía bariátrica, pero eso depende de cada paciente y su piel.

    La licenciada Palamarie Ortiz, nutricionista de la clínica de medicina y salud bariátrica San Lucas, acota que el rol del nutricionista es importante para ayudar y guiar a los pacientes antes y después de la cirugía. El licenciado Gustavo Mangual también añade que la suplementación con vitaminas es importante antes y después de la cirugía. Luego de la cirugía, la alimentación de los pacientes comienza con una dieta líquida, luego puré y finalmente se llega a la consistencia usual.

    Con la cirugía bariátrica no se busca que el paciente pierda el peso saludable, sino el peso excesivo, hasta en un 70 % u 80 %, resalta Mangual, el cual se pierde entre 12 y 18 meses luego de la cirugía. Después de la cirugía, se requiere de un monitoreo de uno o dos años, para evitar que el paciente gane peso de nuevo.

    Vea la entrevista completa: 

    Mas noticias de Gastroenterología