Estudio sostiene el beneficio del balón intragástrico ante una respuesta inadecuada a la pérdida de peso

Indicaron que el uso de un balón lleno de líquido de una sola cámara logra inducir una cantidad significativa de pérdida de peso.

Belinda Z. Burgos González Belinda Z. Burgos González
  • Belinda Z. Burgos González  - Correo Electrónico

Estudio sostiene el beneficio del balón intragástrico ante una respuesta inadecuada a la pérdida de peso

El uso de un balón gástrico lleno de líquido de una sola cámara logra inducir una cantidad significativa de pérdida de peso en casi las tres cuartas partes de los pacientes seis meses después de su colocación. Este efecto beneficioso se observa en diferentes rangos de índice de masa corporal (IMC) y grupos de edad en un nivel similar. 

Un estudio revelado, a través de la Biblioteca Nacional de Medicina, indica que los balones gástricos deben considerarse una alternativa eficaz y segura para los pacientes obesos que fracasan en las intervenciones de estilo de vida y las medidas conservadoras, satisfaciendo las necesidades insatisfechas de muchos que no quieren o no pueden someterse a una cirugía bariátrica.

"La obesidad es un problema de salud pública en expansión, que afecta a más de 500 millones de adultos en todo el mundo. La colocación de un balón intragástrico (IGB) es una alternativa de pérdida de peso para pacientes obesos con una respuesta inadecuada de pérdida de peso a la dieta y el ejercicio", refieren los especialistas. 

Indicaron que el uso de un balón lleno de líquido de una sola cámara logra inducir una cantidad significativa de pérdida de peso en casi las tres cuartas partes de los pacientes seis meses después de su colocación. 

"Este efecto beneficioso se observa en diferentes rangos de IMC y grupos de edad en un nivel similar. Los balones gástricos deben considerarse una alternativa eficaz y segura para los pacientes obesos que fracasan en las intervenciones de estilo de vida y las medidas conservadoras, satisfaciendo las necesidades insatisfechas de muchos que no quieren o no pueden someterse a una cirugía bariátrica", indican. 

Destacaron que en este proceso de investigación se realizó una revisión de la base de datos de 239 pacientes consecutivos de dos clínicas gastrointestinales ambulatorias que se sometieron a la colocación de un IGB. 

"Nuestro análisis final está compuesto por 239 colocaciones del IGB en 232 pacientes. Los resultados de eficacia incluyeron el porcentaje del total y la pérdida de exceso de peso. Los resultados de seguridad se midieron como el número de pacientes que requirieron la extracción temprana de IGB (antes de los 6 meses)", señalaron. 

Balón gástrico

La colocación del balón intragástrico es un procedimiento para bajar de peso que consiste en colocar un balón de silicona lleno de solución salina en tu estómago. Esto te ayuda a perder peso al limitar la cantidad que puedes comer y hacer que te sientas más lleno más rápido.

El procedimiento con balón intragástrico puede ser una opción si tienes inquietudes acerca del peso, y si la nutrición y el ejercicio no han funcionado.

Al igual que otros procedimientos de pérdida de peso, un balón intragástrico requiere un compromiso con un estilo de vida más saludable. Necesitas hacer cambios saludables permanentes en tu dieta y hacer ejercicio regularmente para ayudar a garantizar el éxito a largo plazo del procedimiento.

Quiénes pueden someterse a este procedimiento

Un balón intragástrico puede ser una opción para ti si:

*Tu índice de masa corporal está entre 30 y 40

*Estás dispuesto a introducir cambios saludables en tu estilo de vida, a realizarte un seguimiento médico cada cierto tiempo y a participar en sesiones de terapia conductual

*No te has sometido a ninguna cirugía de estómago o esófago

*El balón intragástrico no es la mejor opción para todas las personas con sobrepeso. 

*El proceso de selección le permitirá al médico determinar si el procedimiento será beneficioso para ti.

Acceda a la investigación aquí.


Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Gastroenterología