¿Es posible tratar la esofagitis eosinofílica? Gastroenterólogo lo aclara

Esta enfermedad crónica, además de dolor, puede provocarle a los pacientes que lo padecen, angustia y miedo de quedarse atragantados.

Luisa María Rendón Muñoz

    ¿Es posible tratar la esofagitis eosinofílica? Gastroenterólogo lo aclara

     La esofagitis eosinofílica es una enfermedad crónica del esófago, causada por los glóbulos blancos llamados eosinófilos que se acumulan en esófago y causan daño e inflamación. Esto, además, puede provocarle al paciente dolor, problemas para tragar y atascamiento de la comida en la garganta.

    Esta enfermedad es poco común, y tiende a llegar a ser confundida con reflujo gastroesofágico. Sin embargo, la manera de tratarla es diferente. 

    El doctor Ahmed Morales, gastroenterólogo, en una entrevista para la Revista de Medicina y Salud Pública, aseguró que esta enfermedad aún sigue sin descubrirse a ciencia cierta sobre el porqué de su aparición. 

    Sin embargo, agrega "Hay ciertas condiciones que predisponen al paciente para desarrollar esta condición, como enfermedades alérgicas como la dermatitis atópica y el asma".  

    Maneras de tratar la condición

    Para esta enfermedad no existe cura. Sin embargo, existen tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas y evitar daños mayores; entre esas ayudas es, medicamentos y dietas. 

    Los medicamentos utilizados para tratarla son:

    Corticoides: pueden ayudar a controlar la inflamación. Por lo general, estos son corticoides (esteroides) tópicos (de aplicación directa), que se toman a través de un inhalador o en forma líquida. En ocasiones, los médicos recetan esteroides orales (píldoras) para tratar a las personas que tienen problemas graves de deglución o pérdida de peso.

    También pueden ser tratados con supresores de ácido, como inhibidores de la bomba de protones, pues esto puede ayudar con los síntomas de reflujo y disminuir la inflamación.

    "El primer tratamiento para la condición, es la bombitas de asma, inhaladores de esteroides que los pacientes tradicionalmente lo inhalaban para el asma, ahora, los pacientes necesitan tragar esas bombitas de medicamento para que el esteroide actúe en el esófago y le ayude a mejorar la condición", agrega el doctor Ahmed Morales. 

    Cambios en la dieta

    Dieta de eliminación. Esta dieta se basa en eliminar algunos alimentos que generalmente causan alergias. Más adelante, si el paciente tiene una buena reacción a este tipo de dietas, puede llegar el momento en que el médico pueda volver a incluir los alimentos que fueron suprimidos.  Hay diferentes tipos de dietas de eliminación:

    Un tipo: se le hace al paciente una prueba de alergia. Una vez que saben a qué alimentos se es alérgico, se le eliminan de su dieta.

    Otro tipo: dejar de comer alimentos y bebidas que comúnmente causan alergias, como productos lácteos, huevo, trigo, soja, maní, nueces y pescados/mariscos

    Dieta elemental: con esta dieta deja de comer y beber todos los alimentos con proteínas. En su lugar, bebe una fórmula de aminoácidos. Algunas personas que no les gusta el sabor de la fórmula usan un tubo de alimentación. Si sus síntomas e inflamación desaparecen por completo, puede intentar volver a agregar alimentos uno por uno, para ver si puede tolerarlos

    "En caso no tan graves, cuando el paciente no tenga dificultad para tragar, la dieta de alimentos para eliminar, y lo que se hace básicamente es que se le elimina a los pacientes la leche, los granos, el gluten, los mariscos, los huevos,  que son componentes de la dieta  que son altamente alergénicos, y dependiendo cómo los pacientes van reaccionando, pueden volver a introducirse estos, que comúnmente dan alergia a los pacientes", sostiene el especialista. 

    Si el paciente no está reaccionando bien a este tipo de tratamientos, y, en cambio, persiste el estrechamiento, haciéndose el esófago más angosto, es posible que se pueda realizar una dilatación, que es un procedimiento para ensanchar el esófago, haciendo que el paciente pueda tragar más fácil. 

    Vea el programa completo aquí. 

    Mas noticias de Gastroenterología