Difícil el manejo de la ostomía en Puerto Rico

No solo los doctores son importantes en el cuidado de un paciente; estos profesionales han aseverado que el rol de una enfermera es vital antes, durante y después de una intervención quirúrgica.


No solo los doctores son importantes en el cuidado de un paciente; estos profesionales han aseverado que el rol de una enfermera es vital antes, durante y después de una intervención quirúrgica.

Waleska Figueroa, enfermera enterostomal con varios años de experiencia explicó que su rol con pacientes de enfermedades infecciosas del intestino es educar y apoyar durante el inicio del proceso.

"Aquí nosotros estamos dándole seguimiento a ese paciente. A ellos muchas veces por mal manejo y el calor de la isla, el material que se le coloca -ostomía- se suele salir de su lugar, o en muchos casos la misma condición se exacerba y comienzan a desarrollar úlceras periostomales y ahí nosotros estamos para estar pendiente y evitar eso"

advirtió la salubrista del Recinto de Ciencias Médicas.

Ante el médico recae la decisión de si el paciente necesita volver a tener educación en el tema y el tratamiento que se le ofrecerá.

"Hacemos nuestro diagnóstico de enfermería para levantarlo y tenemos que tener el conocimiento igual que un cirujano y el gastroenterólogo para entender las condiciones. Por ejemplo, cuando un paciente está en ciertos tratamientos, la piel le cambia y tenemos que seguirlo directo. Yo me paso llamando a los pacientes para protegerlos porque, de lo contrario, el paciente tiene que volver a sala y cambiar la posición de la ostomía"

especificó.

Además, mencionó que el Crohn puede manifestarse de forma cutánea y se debe estar alerta. Además se debe conocer para poder intervenir y ofrecer tratamientos distintos.

Por otro lado, relató que es complicado cuando se trata estas condiciones en niños, ya que usualmente tienen una vida activa, ya sea en su diario o en el deporte; y es que hay una realidad: los menores suelen preocuparse cuando se les interviene para incrustar el aparato digestivo, porque apenas pueden jugar de la misma manera que los demás, pues el movimiento, sudor y calor hace que se desprenda la ostomía.

"En estos y otros casos nosotros intervenimos y hablamos con los niños de una manera que puedan entender y sobrellevar la condición"

expresó.


Artículos Relacionados