Diez claves esenciales para el cuidado del paciente con pie diabético

Dos de los riesgos de estos pacientes son la disminución de la sensibilidad y la mala circulación del pie.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Diez claves esenciales para el cuidado del paciente con pie diabético

    "Si un paciente diabético observa una úlcera en su pie, debe acudir inmediatamente al especialista, tanto para curarla lo antes posible, como para descubrir la causa de su origen, lo que nos permitirá diseñar un tratamiento personalizado adecuado a su caso", así lo indicó el Dr. Javier Escalada San Martín, director del departamento de endocrinología y nutrición de la Universidad Complutense de Madrid. 

    Por su parte, los Centros de Control y Prevención refieren que el origen de esta condición médica aparece cuando existen niveles inadecuados de glucosa en sangre y otros factores que concurren con frecuencia en personas con diabetes, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, entre otros, que provocan un daño en los vasos y nervios que pueden producir complicaciones a medio-largo plazo.

    Dos de los riesgos de estos pacientes son la disminución de la sensibilidad y la mala circulación del pie, que pueden derivar en la formación de una úlcera, algunas veces graves, y que es la principal causa de una posible amputación, según lo indicó el Dr. Escalada San Martín. 

    La mayoría de las heridas son causadas por una disminución de la sensibilidad del pie y surgen en la planta o en las zonas cercanas al hueso, como los nudillos de los dedos.

    *Síntomas más habituales:

    *Hormigueos y calambres.

    *Ausencia de sensibilidad.

    *Aparición de úlceras en la piel del pie.

    Nueve claves para cuidar del pie diabético 

    1-. Revísese los pies todos los días en busca de cortes, enrojecimiento, hinchazón, llagas, ampollas, callos, durezas o algún otro cambio en la piel o las uñas. Use un espejo si no se puede ver la planta de los pies o pídale a un familiar que lo ayude.

    2-. Lávese los pies todos los días con agua tibia (no caliente). No los deje remojar. Séqueselos completamente y aplíquese loción en la parte de arriba y abajo de los pies, pero no entre los dedos porque esto puede llevar a infecciones.

    3-. No camine nunca descalzo. Póngase siempre zapatos y medias o zapatillas, incluso cuando esté adentro, para evitar las lesiones. Revise que no haya piedritas u otros objetos dentro de los zapatos y que la parte de adentro esté lisa y suave.

    4-. Utilice zapatos que le queden bien. Cuando vaya a comprar zapatos nuevos, la mejor forma de ver si le quedan bien es probándoselos al final del día cuando los pies tienden a estar más grandes. Acostúmbrese a los zapatos nuevos de a poco, usándolos inicialmente una o dos horas al día hasta que sean del todo cómodos. Siempre use medias con los zapatos.

    5-. Córtese las uñas de los pies en línea recta y luego límese suavemente las asperezas. Pídale a su especialista de los pies (podólogo) que le corte las uñas si usted no puede verse o llegar a sus pies.

    6-. No se quite usted mismo los callos o durezas y, especialmente, no use productos de venta sin receta para quitárselos porque podrían quemarle la piel.

    7-. Hágase revisar los pies en cada visita de atención médica. También visite al especialista de los pies cada año (más seguido si tiene daño a los nervios) para que le haga un examen completo, lo cual incluirá revisar la sensación y la circulación de sangre en los pies.

    8-, Mantenga la sangre circulando. Levante los pies cuando esté sentado y mueva los dedos de los pies durante unos minutos varias veces a lo largo del día.

    9-. Elija actividades no riesgosas para los pies, como caminar, andar en bicicleta o nadar. Pregúntele al médico cuáles actividades son mejores para usted y cuáles debe evitar.

    10-. Asegúrese de preguntarle también qué otras cosas puede hacer para mantener los pies sanos.

    La mayoría de las personas con diabetes pueden prevenir complicaciones graves en los pies. Cuidarse regularmente los pies e ir a todas las citas médicas son lo mejor que puede hacer para prevenir los problemas en los pies (y prevenir que los problemas pequeños se conviertan en problemas graves).

    Fuente consultada aquí



    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Endocrinología-Diabetes