Diabetes gestacional y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 a largo plazo después del parto

Según el Dr. Luis Raúl Ruíz, esto remite a tener consideraciones sobre los cuidados en alimentación, actividad física y atender a las indicaciones del médico tratante como medida de prevención.

Alexander Triana Yanquén

    Diabetes gestacional y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 a largo plazo después del parto

    Se estima que en el mundo 1 de cada 7 mujeres embarazadas puede padecer hiperglucemia y de ellas, el 85 % de los casos corresponde a diabetes gestacional. Para aclarar dudas sobre esta condición y su manejo adecuado, conversamos con el Dr. Luis Raúl Ruiz, endocrinólogo y expresidente de la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología, 

    Según el doctor Ruíz, en Estados Unidos y Puerto Rico "un 10 % de las mujeres en edad reproductiva pueden convertirse en diabéticas. Podemos decir que la causa más frecuente es la alimentación inadecuada, la obesidad, y los patrones genéticos envueltos en el historial familiar que corresponde a la diabetes. Vienen a ser los mismos factores de la diabetes en general que van a incidir en estas muchachas durante el embarazo", dice.

    La directora ejecutiva de la Asociación Puertorriqueña de Diabetes, Brenda Padilla, señaló que la diabetes es una condición crónica de salud que afecta a más de 537 millones de personas a nivel mundial, y en Puerto Rico prevalece con un 19.3%, que se traduce aproximadamente en unas 500 mil personas.

    ¿Qué es la diabetes gestacional?

    Es un tipo de diabetes que aparece durante el embarazo en mujeres que quizás nunca han padecido la enfermedad. Cuando la azúcar de la sangre no está controlada puede causar problemas en el embarazo en la madre y el bebé. Si no se controla puede causar complicaciones preparto, defectos de nacimiento o enfermedades.

    Por lo general, aparece a la mitad del embarazo. Sin embargo, entre la semana 24 a la 28, los médicos realizan estudios para determinar cualquier enfermedad incluyendo la diabetes gestacional.

    Cualquier mujer que esté en estado de embarazo, debe realizarse las pruebas de cernimiento sin importar la edad. Dichas pruebas son: "una prueba de azúcar, una tolerancia, o una prueba de hemoglobina A1c, que debe ser menor de 6,5", explica Ruíz.

    Importancia de la atención y control prenatal

    Explica el doctor Ruíz que es importante que la madre, tan pronto sabe de su condición de embarazo, acuda con el ginecólogo para que este le haga las pruebas de discernimiento que permitan prevenir o controlar la diabetes gestacional

    Los órganos de los bebés se forman durante los primeros dos meses de gestación, si el azúcar en la sangre no está controlada puede afectar los órganos en el transcurso en el que se forman, incluso hasta graves defectos en el desarrollo del bebé. Algunos de los defectos en el desarrollo ocurren en el cerebro, la columna vertebral y el corazón.

    "Una mujer que no se ha cuidado durante el embarazo, y si tiene diabetes gestacional; lo primero que puede ocurrir es que tenga retardo en el crecimiento uterino, o puede salir un niño macrosómico (que es más grande de lo normal), y va a ser dependiente de insulina, puede tener otros defectos congénitos, defectos mentales, incluso se puede producir la muerte por defectos placentarios", aclara Ruíz.

    Seguimiento constante a los bebés y las madres

    "Estos niños hay que seguirlos de cerca porque pueden desarrollar diabetes durante la adolescencia y la adultez. De estas madres, que desarrollan diabetes durante el embarazo, el 50 % de ellas, van a ser diabéticas tipo 2, a los cinco años o menos si no se cuidan y no llevan la dieta adecuada", asegura el experto. 

    Es importante que se tenga en consideración que puede presentarse dos casos: en el primero, la mujer no padece diabetes y queda embarazada. Es allí cuando, según el doctor Ruíz, el cuidado del azúcar es crucial: "dígase la hemoglobina glicosilada lo más cerca de 7 posible, o menos, para poder tener un embarazo adecuado y que no tenga complicaciones", dice.

    Por otro lado, se puede presentar que la mujer tenga diabetes o la desarrolle en el embarazo, allí los cuidados deben estar focalizados: "tiene que llevar una nutrición adecuada, manejar un régimen de dieta y ejercicios adecuados", aclara.

    Tratamiento recomendado 

    Ahora, en el momento que los valores estándar de los criterios son elevados, la paciente tendrá que ser sometida a tratamiento con insulina, para lograr llevar un embarazo sin mayores complicaciones.

    Explica el doctor Ruíz que el tratamiento inicia con una dieta que establece un nutricionista, ejercicio y agrega: "si los valores de criterio están demasiado altos y vemos que no se controla con dieta y ejercicio, hay que ponerle insulina... Usualmente se prefieren insulinas divididas, que es insulina varias veces al día, o poner bombas de infusión de insulina para llevar un control estricto de la condición", aclara.

    Complicaciones que pueden afectar al bebé

    La paciente con diabetes en el embarazo, debe considerar que las complicaciones que puede presentar, tanto su bebé como ella misma, son: sobrepeso al nacer, nacimiento temprano (prematuro), dificultades respiratorias graves, bajo nivel de glucosa sanguínea (hipoglucemia), obesidad y diabetes tipo 2 con el tiempo, muerte fetal intraútero.

    Además, la madre se expone a padecer de presión arterial alta y preeclampsia, tener un parto quirúrgico (cesárea), y como mencionó el doctor Ruíz, está probado que el 50 % de las pacientes en cinco años desarrollan diabetes tipo 2

    Vea la entrevista completa acá:

    Mas noticias de Endocrinología-Diabetes