La OMS estima que las cifras reales de muertes por COVID-19 son 2 o 3 veces mayores que las oficiales

Las estimaciones preliminares sugieren que el número total de defunciones atribuibles a la pandemia de COVID-19 en 2020 en todo el mundo era al menos de 3 millones.

Redacción MSP


La OMS estima que las cifras reales de muertes por COVID-19 son 2 o 3 veces mayores que las oficiales

El Informe de Estadísticas Sanitarias Mundiales de 2021 cifra el número total de defunciones causadas por el coronavirus en 2020 en al menos de 3 millones, lo que representa 1,2 millones más que las reportadas oficialmente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que las cifras reales de muertes por COVID-19 son 2 o 3 veces mayores que las oficiales, las cuales se sitúan en torno a los 4 millones de personas en todo el mundo, según muestra el Informe de Estadísticas Sanitarias Mundiales de 2021.

Al 31 de diciembre de 2020, las estimaciones preliminares sugieren que el número total de defunciones atribuibles a la pandemia de COVID-19 en 2020 en todo el mundo era al menos de 3 millones, lo que representa 1,2 millones de muertes más que los 1,8 millones reportados oficialmente.

"Todos los países se enfrentan a desafíos para informar de las muertes por COVID-19, y la OMS está trabajando con todas las partes interesadas para refinar los modelos estadísticos y obtener recuentos precisos. Las estimaciones mundiales y regionales del exceso de mortalidad serán seguidas por estimaciones de países a finales de este año", declara el organismo internacional.

En este sentido, la OMS ha avisado de que, dado que el 90 por ciento de los países informaron sobre interrupciones en los servicios de salud esenciales y el 3 por ciento de los hogares gastaron más del 25 por ciento de su presupuesto en atención médica en 2015, la cobertura universal de salud tiene mayor riesgo de quedarse atrás.

"La COVID-19 impacta desproporcionadamente en las poblaciones vulnerables, y las que viven en entornos superpoblados corren un mayor riesgo. La falta de desglose de los datos contribuye a resultados de salud desiguales, y solo el 51 por ciento de los países incluye datos desglosados en los informes estadísticos nacionales”, destaca la OMS.

Por otra parte, en el informe se muestra que la esperanza de vida al nacer en el mundo aumentó de 66,8 años en 2000 a 73,3 años en 2019, con una esperanza de vida saludable de 58,3 a 63,7 años. Los mayores avances se están logrando en los países de bajos ingresos, principalmente debido a la rápida reducción de la mortalidad infantil y las enfermedades transmisibles.

Finalmente, en el informe se desprende que el consumo mundial de tabaco se ha reducido en un 33 por ciento desde 2000, pero la obesidad en adultos está aumentando y hasta una cuarta parte de la población de los países de ingresos altos era obesa en 2016. Las enfermedades no transmisibles representaron 7 de las 10 causas de muerte en todo el mundo en 2019, añade el informe.


Artículos Relacionados