Utilizan nuevo dispositivo primera vez en un paciente que no respondía a terapia vascular

La cirugía vascular puertorriqueña continúa cosechando éxitos.

Belinda Z. Burgos González

    Utilizan nuevo dispositivo primera vez en un paciente que no respondía a terapia vascular

    Esta semana se anunció la implementación de un dispositivo -ARC- recién aprobado por la Administración Federal de Drogas y Alimentos (FDA) en un paciente con un compromiso periferovascular serio.

    "Este paciente tenía una circulación baja en la parte distal de la pierna, seguía con mucho dolor a pesar de anteriores procedimientos, no se veía mejoría y estaba presentando gangrenas. Cómo consecuencia decidí darle la opción de la tercera generación de catéter", explicó el especialista a Medicina y Salud Pública (MSP).

    Según el doctor Jorge Martínez Trabal, cirujano vascular y fundador de Caribbean Vascular, este nuevo catéter de tercera generación es mucho más pequeño y considerado uno más fácil de emplear en el paciente.

    Precisamente Martínez Trabal hizo hincapié en que este tipo de tecnología endovascular responde a una necesidad precisamente para aquellos casos de pacientes seriamente complicados y no responden a revascularizaciones, ni cirugías, cuando existen complicaciones asociadas a enfermedad cardiovascular como lo son la gangrena, problemas de circulación, enfermedad arterial periférica, enfermedad de las arterias coronarias, entre otras.

    “El lunes pasado tuve la fortuna de estrenar un device “ARC” (catéter) en un paciente. Empleamos este dispositivo en aquellos pacientes que ya no tienen otra alternativa para mejorar la circulación. Las opciones de tratamiento estándar sugieren en primer lugar la terapia endovascular con el fin de que cuando se presente alguna condición, por ejemplo, en una pierna haya flujo de circulación, y así reducimos el riesgo de amputar. Otra opción son los “bypass” y se usa con un mismo fin en una vena importante del paciente”, explicó el doctor.
      

    Añadió además que para aquellos pacientes que no tienen otra opción clínica de regular su circulación, es revertir el flujo de alguna vena, para que el mismo llegue de una parte y regrese con la vena opuesta. Este proceso se conoce como arterialización venosa profunda y actualmente se utiliza de manera percutánea o endovascular.

    “El estudio para la aprobación de este nuevo catéter tuvo que pasar por rigurosas. Actualmente estamos en la segunda fase que dirige hacia una tercera fase que permitirá la aprobación final de este tipo de catéter”, puntualizó.

    Continúan aportando a la literatura científica

    Finalmente el especialista celebró los logros de la medicina vascular que practica a la literatura científica internacional.

    “Esta semana hubo un gran logro en la cirugía vascular donde nos aceptaron dos proyectos de investigación. Es un logro ya que en medio de esto se puede hacer conocer publicaciones de la rama, y son trabajos que requieren demasiado tiempo y esfuerzo. Uno de ellos lo aceptaron en el Vascular Annual Meeting en San Diego”, reveló.

    “Clínicamente lo que es investigación científica se están haciendo muchas cosas muy buenas en Puerto Rico y van a impactar el cuidado del paciente hacia el futuro. En la rama quirúrgica se busca avanzar en investigaciones para también contribuir a la educación de otros profesionales de la salud”, concluyó.

    Mas noticias de Cardiovascular