Palpitaciones cardíacas: ¿qué significan y cuándo debemos prestarles atención?

Las palpitaciones cardíacas se presentan con una sensación de que el corazón se acelera, late fuerte y rápido. Puede presentar complicaciones serias si no presta atención a ciertos síntomas.

Alexander Triana Yanquén

    Palpitaciones cardíacas: ¿qué significan y cuándo debemos prestarles atención?

    Normalmente, el corazón de las personas tiene un funcionamiento en el que late entre 60 y 100 veces por minuto. En los deportistas o quienes toman medicamentos para reducir el ritmo cardíaco, éste puede estar por debajo de los 60 latidos (bradicardia). Por el contrario, si la frecuencia cardíaca de una persona supera los 100 latidos por minuto padece taquicardia. Así mismo, un latido cardíaco adicional se denomina extrasístole.

    En algunos momentos sufre de arritmia o se saltea latidos. Tiende a molestar, pero raramente es señal de una enfermedad del músculo cardiovascular, y se puede presentar como consecuencia del estrés, el ejercicio, medicamentos. Claro está, las palpitaciones cardíacas pueden generar preocupación, pero no hacen daño. En pocas ocasiones, pueden ser un síntoma de una afección cardíaca más grave, como latido cardíaco irregular (arritmia), que podría requerir tratamiento.

    En qué momento solicitar atención médica

    Si bien es cierto que no es una condición que pueda generar mayores preocupaciones, es recomendable por los especialistas que el paciente esté atento cuando sienta algo anormal como el latido constante, fuerte y acelerado del corazón. Estas palpitaciones se pueden sentir en la garganta o el cuello, así como en el pecho. Pueden ocurrir mientras haces una actividad o estás descansando.

    Si el paciente tiene antecedentes de enfermedades cardíacas y palpitaciones frecuentes o que empeoran, es recomendable que asista para una valoración con su médico de confianza. Posiblemente necesitará pruebas de control del corazón para ver si las palpitaciones se deben a un problema cardíaco más grave.

    Esté alerta cuando sienta molestia o dolor en el pecho, se presentan desmayos, le falte el aire de manera fuerte, y presente mareos intensos. 

    Causas y factores de riesgo

    Normalmente no es posible encontrar la causa de las palpitaciones cardíacas. Sin embargo, estas son las causas más comunes: ante una discusión fuerte, casos de estrés, ansiedad o ataques de pánico; depresión, actividad física extenuante; en el caso bebidas o consumo de estimulantes, como la cafeína, la nicotina, la cocaína, las anfetaminas, medicamentos para el resfriado y la tos que contienen pseudoefedrina; cuando se presenta fiebre; en los cambios hormonales asociados con la menstruación, el embarazo o la menopausia; y finalmente cuando hay demasiada o muy poca hormona tiroidea. No obstante, en algunos casos, las palpitaciones cardíacas pueden ser señal de un problema grave, como un ritmo cardíaco irregular (arritmia).

    Las arritmias pueden provocar un latido cardíaco muy rápido (taquicardia), un latido cardíaco inusualmente lento (bradicardia), un latido cardíaco que varía del ritmo cardíaco habitual o una combinación de las tres.

    Por otro lado, los factores de riesgo de las palpitaciones cardíacas incluyen: estrés, trastorno de ansiedad o ataques de pánico, embarazo, algunos medicamentos que contienen estimulantes, como algunos medicamentos para el asma o para el resfriado; glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo); y otros problemas cardíacos, como latidos irregulares, cambios en la estructura del corazón, un ataque cardíaco previo o una cirugía cardíaca previa

    ¿Cuáles son las complicaciones que se pueden presentar con las palpitaciones cardíacas?

    Desmayos. Si el corazón late rápido, la presión arterial puede disminuir y la persona puede desmayarse. Esto es más probable si tienes un problema cardíaco, como una enfermedad cardíaca congénita o determinados problemas en las válvulas.

    Paro cardíaco. En raras ocasiones, las palpitaciones pueden ser provocadas por problemas del latido cardíaco que ponen en riesgo la vida y pueden hacer que el corazón deje de latir de manera eficaz.

    Accidente cerebrovascular. Si las palpitaciones se deben a una enfermedad en la que las cavidades superiores del corazón se agitan en lugar de latir correctamente (fibrilación auricular), la sangre se puede acumular y provocar la formación de coágulos. Si un coágulo se desprende, puede bloquear una arteria del cerebro y provocar un accidente cerebrovascular.

    Insuficiencia cardíaca. Ciertas arritmias pueden reducir la capacidad de bombeo del corazón. A veces, controlar el ritmo de una arritmia que está causando insuficiencia cardíaca puede mejorar el funcionamiento del corazón.

    Recomendaciones para prevenir complicaciones mayores

    Los especialistas tienen una serie de observaciones que le ayudará a prevenir complicaciones serias que afecten su corazón. El ejercicio moderado y con regularidad, estimula el funcionamiento del sistema circulatorio y beneficia el rendimiento del corazón; evite la ansiedad y el estrés, así como el consumo exagerado de alcohol, café y tabaco, finalmente una buena alimentación balanceada que ordene el nutricionista.

    Fuente consultada aquí 



    Mas noticias de Cardiovascular