"Paciente vascular no debe esperar tener condiciones avanzadas para acudir al médico por miedo Covid-19"

Por lo que se insistió nuevamente en aprovechar las vacunas como medio de protección y al tiempo los cirujanos centraran sus esfuerzos en lograr contar con más especialistas o en brindar la mejor atención a sus pacientes.

Marcela Moreno Wilches

    Paciente vascular no debe esperar tener condiciones avanzadas para acudir al médico por miedo Covid-19

    Durante el Décimo Simposio de la Sociedad de Cirujanos Vasculares y Endovasculares de Puerto Rico, los cirujanos vasculares, el Dr. Jorge Martínez Trabal y el Dr. Rafael Santini, resaltaron las investigaciones científicas que han posicionado a la medicina vascular de la isla ante todo el mundo, incluyendo en tiempos de COVID19.

    Un evento enfocado en el médico primario, que resalta la urgencia del diagnóstico temprano, el tratamiento multidisciplinario y la necesidad de contar con más especialistas, pues a la fecha, alrededor de 10 a 12 cirujanos están en la isla haciendo procedimientos vasculares y según la guía de la Sociedad Vascular de Estados Unidos, se necesitan alrededor de 35 cirujanos vasculares, para poder tener toda la necesidad y para ofrecer servicios bastante amplios. 

    El Dr.Jorge Martínez Trabal dijo a MSP que el Simposio se centra en la educación médica continua enfatizando en las condiciones vasculares e iniciando desde la detección temprana, tratamientos, diagnósticos, cómo iniciar el manejo del paciente, intervenciones invasivas actualizadas, entre otros aspectos.

    Covid-19 y enfermedad vascular 

    Sobre el efecto del covid-19 en la enfermedad vascular en Puerto Rico, en el Hospital San Lucas se buscó evaluar los índices de mortalidad, tiempo de hospitalización, amputaciones, entre otros factores del paciente vascular durante la pandemia.

    Frente a esto y al miedo de acudir para recibir atención oportuna, el Dr. Trabal señaló, “hay que resaltar que las personas no se contagian dentro de los hospitales, si en Estados Unidos fue un pico de alto contagio, en Puerto Rico esto no ha ocurrido, así que en su gran mayoría,  quienes  se han contagiado, lo han hecho en actividades sociales privadas”, y explicó que si se presentaron casos fueron muy bajos, por lo que asistir al médico no debe considerarse como un riesgo.

    Dentro del hospital San Lucas se encuentra un centro de cirugía vascular aguda que brinda atención  a quienes están en tratamiento quirúrgico de emergencia con diferentes patologías y justamente, durante esta pandemia, se evidenció una disminución en la asistencia de pacientes a las salas de emergencia, de esta manera, cuando ya asistían, se encontraban en una condición más agravada, como por ejemplo, en el caso de las gangrenas, que  estaban mucho más avanzadas y el porcentaje de amputación fue mucho más alto.

    “Nosotros en el período antes del covid-19 teníamos un 3 por ciento de amputación en pacientes con enfermedades agudas y en el período post-covid se duplicó, qué es un número bastante significativo, además, vimos otro factor que fue en la estadía en intensivos, que se redujo, y cómo se aplica eso, se explica que tú tienes un intensivo dónde tienes paciente con Covid y tienes un paciente intensivo que está expuesto, por lo que tú quieres sacarlo del intensivo lo antes posible para no exponerlo y segundo para tener una cama disponible”, dijo a MSP el Dr. Santini.

    Los pacientes con enfermedades agudas severas no están llegando al hospital y están muriendo en su casa, una muestra de que tiene más miedo al Covid-19 que a su propia enfermedad crónica, ante lo que el especialista recalcó asistir a la vacunación para que esta no sea una razón para descuidar la salud.

    “Para el manejo con los pacientes nosotros en todo momento mantenemos los protocolos mascarilla batas adecuadas, que con la vacuna nos daba un poco más de tranquilidad, ahora con la variante Delta que está aumentando los casos nuevamente, usualmente en pacientes no vacunados, nos está demostrando que el estrés en el personal médico se está evidenciando nuevamente por el riesgo de poder contagiar a la familia”, señaló.

    Por lo que se insistió nuevamente en aprovechar las vacunas como medio de protección y al tiempo los cirujanos centraran sus esfuerzos en lograr contar con más especialistas o en brindar la mejor atención a sus pacientes.

    Urgen más especialistas en la isla

    Debido a que los especialistas que se encuentran hoy en Puerto Rico no alcanzan a cubrir el alto porcentaje de pacientes con condiciones vasculares, los cirujanos expusieron sus planteamientos desde lo que debe ofrecer el gobierno y la preparación y la estabilidad que se requiere buscando siempre el avance en la medicina de la isla.

    “Una población como la de nosotros requiere un cirujano vascular por cada 150,000 habitantes, quiere esto decir que, en Puerto Rico, para suplir la demanda necesitamos por lo menos 20 cirujanos y actualmente solo hay 7, así que si trajéramos uno por año, nos tardaríamos 15 años en poder lograrlo, sin embargo, lamentablemente,  eso también ocurre en otras especialidades”, expuso el Dr. Trabal.

    Ante la necesidad de más médicos, planteó la alternativa de abrir programas de entrenamiento en Puerto Rico, siendo esta la ruta más clara para poner médicos en el país, pues  casi siempre hay momentos en que se les hace muy difícil regresar y para lograr que regresen, ahí muchos aspectos a trabajar como gremio, como un salario competitivo, apoyo en la parte técnica, espacio de oficina y personal de apoyo preparado.

    “Yo soy el último cirujano en llegar en los últimos 12 años a Puerto Rico  yo tengo 35 años y el que me sigue lleva 12 años practicando, El año que viene uno a unirse a nuestra práctica que es el doctor Gabriel Pereira”, expresó el Dr. Santini sobre la urgencia de más especialistas.

    Gracias al enfoque científico educativo que se maneja en el hospital San Lucas, se ha podido exponer las Investigaciones de los residentes en cirugía general, algo, que los cirujanos exaltan como un gran logro y un motivo de orgullo para Puerto Rico, pues en ocasiones se requieren de muchos años para obtener un podio y poder presentar las investigaciones que se están adelantando en beneficio del paciente vascular.

    “Es tiempo de considerar que el gobierno haga alianzas con estas personas que están fuera para poder llevar un mejor servicio a los puertorriqueños”, recalcó el Dr. Trabal sobre la urgencia de apoyo médico.

    Mas noticias de Cardiovascular