Pacientes cardíacos se beneficiarían más del ejercicio que las personas sanas

Los pacientes con enfermedades cardíacas o vasculares se benefician mucho más del ejercicio que las personas sanas que no padecen este tipo de trastornos.

Redacción MSP

    Pacientes cardíacos se beneficiarían más del ejercicio que las personas sanas

    Investigación dirigida por cardiólogos de la Universidad Nacional de Seúl en Corea del Sur, asegura que pacientes cardíacos que hacen ejercicio se benefician mucho más, que aquellos que no padecen condiciones cardiovasculares..

    Metodología

    Para conocer los hallazgos, los investigadores analizaron a más de 500 mil pacientes, entre las que había personas sanas y que padecían trastornos cardíacos.

    El tiempo en el que transcurrió el análisis fue de seis años y su resultado más sorprendente fue que la mayor reducción de riesgo fue en las personas con trastornos del corazón; igualmente se continuó reduciendo el ejercicio que hicieron.

    Los individuos analizados tenían entre 40 y 60 años, para un total de 441.798 personas. Un total de 131.558 tenían enfermedades cerebrovasculares, 310.240 no y el 53,5 por ciento eran varones.

    Los participantes respondieron una encuesta en la que daban información acerca de la actividad física que realizaban. Allí les pedían recordar cuánto tiempo dedicaban a la realización de ejercicio en los últimos 7 días.

    El cardiólogo y coautor del estudio, el doctor Si-Hyuck Kang afirmó en la revista European Heart Journal que:

    "La guía ESC 2016 para la prevención primaria recomienda que los adultos sanos de todas las edades deben realizar al menos 150 minutos a la semana de intensidad moderada o 75 minutos a la semana de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa, o una combinación equivalente".

    Resultados

    Cuando finalizó el análisis, el grupo investigativo evidenció que las personas con ECV se beneficiaban más del ejercicio físico que aquellas sin ECV: por cada 500 MET-min / semana, el riesgo de muerte se redujo en un 14 y un 7 por ciento respectivamente.

    Otro de los hallazgos estuvo relacionado con la mortalidad de los pacientes. La probabilidad de morir en los pacientes que no hacían totalmente sedentarios fue de 27% más alto que entre los que realizaron la mayor actividad física (1500 MET-min / semana o más).

    Además, se redujo a un 8% el riesgo para aquellos que realizan 0-499 MET-min / semana de ejercicio y después de eso, la reducción del riesgo fue mucho menor y se estabilizó por encima de 1000 MET-min / semana.

    Hallazgos promisorios

    Entre las personas con enfermedades del corazón, se observó que el mayor beneficio estuvo en aquellos que hicieron 0-499 MET-min / semana, la reducción en el riesgo de muerte continuó mejorando más allá de 500 MET-min / semana. En comparación con las personas sin ECV que hicieron más ejercicio, el mayor riesgo fue del 87 por ciento y el 45 por ciento para las personas con ECV que tenían un estilo de vida totalmente sedentario y para las que hicieron 0-499 MET-minutos / semana, respectivamente. Entre las personas con ECV que realizaron 1000 MET-min / semana o más de actividad física, el riesgo de muerte se redujo aún más a un aumento del riesgo del 14 por ciento.

    El doctor Kang explicó:

    "Puede haber varias explicaciones plausibles de por qué las personas con CVD se beneficiaron más del ejercicio. Primero, el estilo de vida sedentario es un factor de riesgo bien conocido para las CVD. Los pacientes con CVD pueden haber tenido estilos de vida sedentarios y, por lo tanto, cambiar su estilo de vida ser más activo físicamente puede ser más beneficioso. En segundo lugar, una serie de estudios previos han demostrado que la actividad física ayuda a controlar los factores de riesgo cardiovascular como la presión arterial, el colesterol y la glucosa en sangre".

    Mas noticias de Cardiología