La omega 3 ni la vitamina D previenen las enfermedades cardiovasculares

Una de las principales recomendaciones que hace el cardiólogo cuando se le consulta sobre qué puede comer un paciente con enfermedades cardiovasculares incluye una dieta que posea alimentos ricos en omega 3 y vitamina D.

Redacción MSP

    La omega 3 ni la vitamina D previenen las enfermedades cardiovasculares

    Si bien estos suplementos traen grandes beneficios para el buen funcionamiento del sistema cardíaco, nuevos estudios revelaron que estos suplementos no previenen las enfermedades cardiovasculares ni el cáncer.

    Una de las investigaciones, liderada por JoAnn Manson del Hospital Brigham and Women´s en Estados Unidos expresó en una convención médica realizada en EEUU, que el aceite de la omega 3 no disminuye los accidentes cerebrovasculares ni tiene impacto en el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

    Otro de los hallazgos, es que la reducción del riesgo de infarto de miocardio gracias a los ácidos omega 3 fue menor que el de la aspirina y las estatinas en la prevención primaria. Ante este factor, se podrían considerar como cardioprotectores para los ácidos grasos n-3 en estas situaciones especialmente entre aquellos con factores de riesgo cardiovascular o bajo consumo de pescado, y en afroamericanos. Hay que tener en cuenta que se necesitan más estudios e investigaciones para entender y determinar qué personas tienen más beneficios de estos suplementos.

    Al realizar el análisis de las vitaminas los resultados fueron claros, estas no redujeron significativamente el riesgo cardiovascular ni la incidencia del cáncer en el ser humano. Estos análisis causaron descontento en el personal médico quienes expresaron que ha sido el ensayo más grande en la historia para saber la verdadera incidencia de la vitamina D.

    Una de las hipótesis que se tenían era que el aceite de pescado tenía múltiples beneficios en la disminución de riesgos cardiovasculares y al realizar este estudio se evidenció que su incidencia no es tan alta. En cuanto a los suplementos de aceite de pescado, actualmente no se recomienda, ni se desaconseja, su consumo a los adultos sanos que no tienen enfermedades cardíacas, aunque recomienda comer pescado con frecuencia.

    Este post fue publicado originalmente en: abc.es

    Mas noticias de Cardiología