“Cuando papá y mamá son obesos es muy probable que los niños también sean obesos", advierte especialista

El síndrome metabólico es una condición que afecta sin importar la edad, por ello la catedrática de la Sección de Endocrinología del Recinto de Ciencias Médicas (RCM), Dra. Margarita Ramírez, sugiere mejorar las políticas públicas en las escuelas para prevenir.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    “Cuando papá y mamá son obesos es muy probable que los niños también sean obesos, advierte especialista

    El síndrome metabólico es una condición que afecta al menos al 55 por ciento de la población en los Estados Unidos, según lo indicó la la Dra. Margarita Ramírez, quien dirige la Sección de Endocrinología del Recinto de Ciencias Médicas (RCM), recalcó la importancia de contrarrestar condiciones cardiovasculares en poblaciones pediátricas, como la obesidad, para de esta forma reducir las probabilidades que una vez alcancen la edad adulta desarrollen la condición.

    La especialista señaló que ha observado como los más pequeños del hogar son víctimas de la obesidad infantil por desconocimiento de los padres en las consecuencias a corto y largo plazo que trae en su salud. 

    “Estamos viendo mucha obesidad infantil, que ahora padecen diabetes tipo 2, y eso no se veía. Los niños obesos desarrollan las complicaciones mucho más rápido y se convierten en jóvenes con problemas severos que acaban en muertes muy tempranas por situaciones que se pueden evitar o revertir a tiempo”, reiteró la especialista. 

    Para la experta, es necesario que en las escuelas de Puerto Rico se establezcan programas con profesionales de la salud que puedan apoyar a los padres en mejorar la calidad de vida, en vista de que la obesidad no es vista para muchos como un problema. “Cuando en casa papá y mamá son obesos es muy probable que los niños también sean obesos”. 

    imagen-cuerpo

    Foto referencial. 

    Pandemia y obesidad

    La relación entre la pandemia y el aumento de peso se pudo evidenciar, aseguró Ramírez, dadas las condiciones de temor a salir y realizar actividades físicas al aire libre, e incluso a ejercitarse en casa.

    Sin embargo, una vez se avanzó en conocer a qué nos enfrentamos con el Covid-19 “muchos se hicieron conscientes del aumento de peso y por ello acudieron a sus médicos para hacerle frente y empezar a bajar de peso”, explicó Ramírez. 

    “Lo bueno de cuando es un aumento en peso reciente, ese es más fácil de bajarlo, y en mi caso conozco pacientes que están muy motivados a quitarse esos kilos de más y es ahí donde debemos motivarlos más como médicos”, afirmó la especialista. 

    Llamado de atención a médicos primarios 

    En opinión de la Dra. Margarita Ramírez es importante que los médicos primarios sean quienes refieran a tiempo a los pacientes con los síntomas de síndrome metabólico y así diagnosticar a tiempo enfermedades como diabetes, sobrepeso u obesidad que, irremediablemente, terminarán en condiciones de enfermedades del corazón, entre otras.

    Por esa razón invitó a los padres o pacientes que sospechen o están en este grupo de pacientes comunicarse al 7877587908 y solicitar cita para contactarse con un especialista. 

    Vea la entrevista completa: 

    ¿Qué es el síndrome metabólico? 

    El síndrome metabólico es un grupo de trastornos que se presentan al mismo tiempo y aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y diabetes tipo 2. Estos trastornos incluyen aumento de la presión arterial, niveles altos de azúcar en sangre, exceso de grasa corporal alrededor de la cintura y niveles anormales de colesterol o triglicéridos.

    Tener solo uno de estos trastornos no significa que tienes síndrome metabólico. Pero sí significa que tienes un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave. Y si desarrollas más de estos trastornos, tu riesgo de complicaciones, como la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardíacas, aumenta aún más.

    El síndrome metabólico es cada vez más frecuente, y hasta un tercio de los adultos estadounidenses lo tienen. Si tienes síndrome metabólico o cualquiera de sus componentes, los cambios radicales en el estilo de vida pueden demorar o incluso evitar la aparición de problemas de salud graves.

    Síntomas

    La mayoría de los trastornos asociados con el síndrome metabólico no tiene signos ni síntomas evidentes. Un signo que es visible es la circunferencia grande de la cintura. Si el azúcar en sangre es alto, podrías notar los signos y los síntomas de la diabetes, como aumento de la sed y la orina, cansancio y visión borrosa.

    Causas

    El síndrome metabólico se vincula estrechamente con el sobrepeso, la obesidad y la falta de actividad física.

    También se vincula con una afección denominada resistencia a la insulina. En condiciones normales, el sistema digestivo descompone los alimentos que ingieres y los transforma en azúcar. La insulina es una hormona generada por el páncreas que ayuda al ingreso del azúcar a las células para utilizarla como combustible.

    En las personas con resistencia a la insulina, las células no responden normalmente a la insulina y la glucosa no puede ingresar a las células con tanta facilidad. Como resultado, los niveles de glucemia aumentan incluso cuando tu cuerpo produce más insulina para intentar disminuir la glucemia.

    Factores de riesgo

    Los siguientes factores aumentan las posibilidades de tener síndrome metabólico:

    La edad. El riesgo de padecer síndrome metabólico aumenta con la edad.

    Origen étnico. En los Estados Unidos, los hispanos, en especial las mujeres hispanas, parecen tener el mayor riesgo de desarrollar síndrome metabólico.

    Obesidad. Tener sobrepeso, especialmente en el abdomen, aumenta el riesgo de síndrome metabólico.

    Diabetes. Es más probable que tengas síndrome metabólico si tuviste diabetes durante el embarazo (diabetes gestacional) o si tienes antecedentes familiares de diabetes tipo 2.

    Otras enfermedades. Tu riesgo de síndrome metabólico es más alto si alguna vez tuviste enfermedad del hígado graso no alcohólico, síndrome de ovario poliquístico o apnea del sueño.

    Complicaciones

    Tener síndrome metabólico puede aumentar el riesgo de desarrollar lo siguiente:

    Diabetes tipo 2. Si no realizas cambios en el estilo de vida para controlar tu exceso de peso, puedes desarrollar resistencia a la insulina, que puede causar un aumento en los niveles de azúcar en la sangre. Finalmente, la resistencia a la insulina puede provocar diabetes tipo 2.

    Enfermedades del corazón y circulatorias. El nivel de colesterol alto y la hipertensión arterial pueden contribuir a la acumulación de plaquetas en las arterias. Estas plaquetas estrechan y endurecen las arterias, lo que puede producir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

    Prevención

    Un compromiso de por vida con un estilo de vida saludable puede prevenir las afecciones que causan el síndrome metabólico. Un estilo de vida saludable incluye lo siguiente:

    *Hacer actividad física al menos 30 minutos la mayoría de los días

    *Comer muchas verduras, frutas, proteínas magras y cereales integrales

    *Limitar la sal y las grasas saturadas en tu dieta

    *Mantener un peso saludable

    *No fumar

    Referencias: Mayo Clinic 

    Mas noticias de Administración y Gerencia Medicina