FDA aprueba Opdivo® (nivolumab) en combinación con CABOMETYX® (cabozantinib) como tratamiento inicial para pacientes con carcinoma de células renales avanzado

Esta aprobación amplió la presencia de la compañía en el tratamiento inicial del carcinoma de células renales avanzado, que incluye OPDIVO + YERVOY como tratamiento estándar para pacientes con riesgo intermedio o elevado


FDA aprueba Opdivo® (nivolumab) en combinación con CABOMETYX® (cabozantinib) como tratamiento inicial para pacientes con carcinoma de células renales avanzado

Esta aprobación amplió la presencia de la compañía en el tratamiento inicial del carcinoma de células renales avanzado, que incluye OPDIVO + YERVOY como tratamiento estándar para pacientes con riesgo intermedio o elevado.

FDA

aprueba

nivolumab

en combinación con CABOMETYX® cabozantinib como tratamiento inicial para pacientes con carcinoma de células renales avanzado

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

Bristol Myers Squibb (NYSE: BMY) anunció hoy que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó el uso de OPDIVO®(nivolumab) 240 mg (inyección para uso intravenoso) cada dos semanas o 480 mg cada cuatro semanas en combinación con una tableta diaria de CABOMETYX® (cabozantinib) 40 mg como tratamiento inicial para pacientes con carcinoma de células renales avanzado (RCC, por sus siglas en inglés).1

La aprobación se realizó con fundamento en la fase 3 del ensayo CheckMate -9ER, que comparó OPDIVO en combinación con CABOMETYX (n=323) versus sunitinib (n=328) en pacientes con RCC avanzado.1

Se revisó esta aplicación en virtud del programa piloto de Revisión Oncológica en Tiempo Real (RTOR, por sus siglas en inglés) de la FDA, destinado a garantizar la disponibilidad de tratamientos seguros y efectivos para pacientes lo antes posible. 4 Puede encontrar información adicional sobre el contexto de los datos de CheckMate -9ER a continuación.

“En Bristol Myers Squibb, nos centramos en desarrollar medicamentos transformativos que pueden mejorar la supervivencia de las personas con cáncer. La función de OPDIVO + YERVOY está bien establecida en cuanto a los pacientes con riesgo intermedio a elevado con RCC avanzado, y el logro de hoy extiende el potencial de una combinación basada en OPDIVO a todavía más pacientes”, explicó Adam Lenkowsky, gerente general y jefe en EE.UU. de Oncología, Inmunología y Enfermedades Cardiovasculares en Bristol Myers Squibb.1 “OPDIVO en combinación con CABOMETYX reúne la poderosa herencia de ambos medicamentos para ahora poder brindarles a los médicos una nueva combinación contra el RCC avanzado que podría ofrecer mejores resultados a los pacientes para quienes es adecuado administrar un régimen de inmunoterapia más inhibidores de la tirosina cinasa”.1

El uso de OPDIVO y YERVOY supone las siguientes Advertencias y Precauciones: reacciones adversas inmunomediadas graves y mortales que incluyen neumonitis, colitis, hepatitis y hepatotoxicidad, endocrinopatías, nefritis y disfunción renal, reacciones dermatológicas adversas, otras reacciones adversas inmunomediadas; reacciones asociadas a la infusión; complicaciones de trasplante de células madre hematopoyéticas alógenas (HSCT, por sus siglas en inglés); toxicidad embriofetal; y aumento en la mortalidad entre pacientes con mieloma múltiple cuando se agrega OPDIVO a un análogo de la talidomida y a la dexametasona, que no se recomienda fuera de ensayos clínicos controlados.1 Lea la sección de Información de seguridad importante que figura a continuación.

“Esta combinación de cabozantinib y nivolumab mejoró significativamente las medidas claves de eficacia en comparación con el sunitinib (supervivencia libre de progresión, supervivencia general y tasa de respuesta objetiva), a la vez que mostró una tasa baja de interrupción del tratamiento por los efectos secundarios. El efecto terapéutico que se demostró en CheckMate -9ER y las medidas de calidad de vida que se exploraron enfatizan la función de esta combinación en pacientes con cáncer de riñón avanzado”, señaló Toni Choueiri, M.D., director, Lank Center for Genitourinary Oncology (Centro Lank de Oncología Genitourinaria) en el Dana-Farber Cancer Institute (Instituto del Cáncer Dana-Farber) y profesor de Medicina Jerome y Nancy Kohlberg en la Escuela Médica Harvard.1,2 “Con esta importante aprobación de la FDA, la combinación está lista para convertirse en la norma para tratar el cáncer metastásico de riñón recién diagnosticado”.

En el ensayo CheckMate -9ER, el criterio principal de valoración fue la supervivencia libre de progresión (PFS, por sus siglas en inglés) evaluada por el Comité Central de Revisión Independiente y Ciego (BICR, por sus siglas en inglés), y los criterios secundarios de valoración incluyeron la supervivencia general (OS, por sus siglas en inglés) y la tasa de respuesta objetiva (ORR, por sus siglas en inglés) evaluadas por el BICR.1

En el ensayo, los pacientes tratados con OPDIVO en combinación con CABOMETYX  vivieron el doble sin progresión de sus tumores que los pacientes tratados con sunitinib (la mediana de PFS fue de 16.6 meses [intervalo de confianza del 95%, CI por sus siglas en inglés: 12.5-24.9] versus la mediana de PFS de 8.3 meses [CI del 95%: 7.0-9.7]; [cociente de riesgos, HR, por sus siglas en inglés: 0.51 [CI del 95%: 0.41–0.64], P<0.0001; mediana de seguimiento de 18.1 meses], intervalo: 10.6-30.6 meses).1,2OPDIVO en combinación con CABOMETYX también redujo un 40% el riesgo de muerte en comparación con el sunitinib (HR: 0.60 [CI del 98.89%: 0.40–0.89]; P=0.0010; no se alcanzó la mediana de la OS para OPDIVO en combinación con CABOMETYX  y no está disponible para el sunitinib [intervalo: 22.6 meses a no alcanzado]).1

Además, más pacientes respondieron a OPDIVO en combinación con CABOMETYX  que a sunitinib, con una ORR del 55.7% (n=180/323) (CI del 95%: 50.1 a 61.2) versus 27.1% (n=89/328) (CI del 95%: 22.4 a 32.3); P<0.0001, respectivamente.1 En la rama de combinaciones, el 8.0% (n=26/323) de los pacientes tuvo una respuesta completa y el 47.7% (n=154/323) tuvo una respuesta parcial en comparación con el 4.6% (n=15/328) y el 22.6% (n=74/328) de los pacientes tratados con sunitinib.1,2 Entre los pacientes que tuvieron respuesta, la mediana de duración de la respuesta fue de 20.2 meses para  OPDIVO en combinación con CABOMETYX (CI del 95%: 17.3 a NA) y 11.5 meses para el sunitinib (CI del 95%: 8.3 a 18.4).1 Se observaron resultados consistentes para la PFS en todos los subgrupos preespecificados de estado de expresión de tumor PD-L1 y las categorías de riesgo del Consorcio Internacional de Base de Datos de Carcinoma de Células Renales Metastásicas (IMDC, por sus siglas en inglés).1

Las reacciones adversas de grado 3 o más en el ensayo fueron similares con OPDIVO en combinación con CABOMETYX versus sunitinib (75% en comparación con 71%).2 Se produjeron reacciones adversas por cualquier causa que resultaron en la descontinuación de OPDIVO o CABOMETYX en el 19.7% de los pacientes; 6.6% para OPDIVO solamente, 7.5% para CABOMETYX solamente y 5.6% para la combinación por la misma reacción adversa al mismo tiempo.1,5

“Si bien hubo un progreso significativo en los tratamientos contra el cáncer de riñón avanzado en los últimos años, los pacientes aún necesitan más opciones terapéuticas para tratar esta enfermedad mientras buscamos una cura posible”, explicó Bryan Lewis, presidente y cofundador de KidneyCAN.6,7 “A medida que los pacientes viven más tiempo con cáncer de riñón avanzado, ahora es incluso más importante enfocarse en la seguridad y efectividad de los nuevos tratamientos. Los hallazgos para la combinación de OPDIVO y CABOMETYX en el ensayo CheckMate -9ER hacen de la aprobación de la FDA para esta combinación un desarrollo notable para la comunidad de pacientes”.1

Sobre el ensayo CheckMate -9ER

CheckMate -9ER es un ensayo abierto y aleatorizado en fase 3 que evalúa a pacientes con RCC sin tratamiento previo.1 Se aleatorizó a un total de 651 pacientes (el 22% con riesgo reducido, el 58% con riesgo intermedio y el 20% con riesgo elevado) para OPDIVO en combinación con CABOMETYX  (n=323) versus sunitinib (n=328).1 Se aleatorizó a los pacientes para que recibieran 240 mg de OPDIVO cada dos semanas por vía intravenosa y 40 mg de CABOMETYX  diarios por vía oral, o 50 mg de sunitinib diarios por vía oral durante las primeras cuatro semanas de un ciclo de seis semanas.1 El tratamiento con OPDIVO  continuó hasta la progresión de la enfermedad, según la evaluación de respuesta, versión 1.1 (RECIST v. 1.1) o hasta que la toxicidad fuera inaceptable.1 La dosificación recomendada de OPDIVO  y CABOMETYX  es 240 mg de OPDIVO  cada dos semanas o 480 mg cada cuatro semanas en combinación con 40 mg de CABOMETYX  una vez al día por vía oral y en ayunas.1

El tratamiento recomendado con OPDIVO  se realiza hasta la progresión de la enfermedad, hasta que la toxicidad sea inaceptable o hasta dos años.1 El tratamiento con  CABOMETYX se realiza hasta la progresión de la enfermedad o hasta que la toxicidad sea inaceptable.1 El criterio principal de valoración fue la PFS, evaluada por el BICR mediante la RECIST v. 1.1.1 Los criterios secundarios de valoración incluyeron la OS y la ORR; esta última fue evaluada por el BICR mediante la RECIST v. 1.1.1 Bristol Myers Squibb y Ono Pharmaceutical Co. patrocinaron el ensayo, el cual se financió junto con Exelixis, Ipsen y Takeda Pharmaceutical Company Limited.

Perfil de seguridad seleccionado del ensayo CheckMate -9ER

Las reacciones adversas que llevaron a la descontinuación de OPDIVO o CABOMETYX ocurrieron en el 19.7% de los pacientes: 6.6% de  OPDIVO solamente, 7.5% de CABOMETYX  solamente y 5.6% de ambos fármacos debido a la misma reacción adversa al mismo tiempo.1,5 Las reacciones adversas que llevaron a la interrupción o disminución de la dosis de OPDIVO o CABOMETYX  ocurrieron en el 83% de los pacientes: 3% de OPDIVO solamente, 46% de CABOMETYX solamente, 21% de ambos fármacos debido a la misma reacción adversa al mismo tiempo y 6% de ambos fármacos, secuencialmente. 1 Se produjeron reacciones adversas graves en el 48% de los pacientes que recibieron OPDIVO en combinación con CABOMETYX (n=320).1 Las reacciones adversas graves más frecuentes (=2%) en estos pacientes fueron diarrea, pulmonía, neumonitis, embolia pulmonar, infección de las vías urinarias e hiponatremia.1 Hubo casos de perforaciones intestinales mortales en 3 (0.9%) pacientes.1 Las reacciones adversas más comunes (=20%) de cualquier grado en los pacientes que recibieron OPDIVO  y CABOMETYX  fueron diarrea (64%), fatiga (51%), hepatotoxicidad (44%), eritrodisestesia palmoplantar (40%), estomatitis (37%), sarpullido (36%), hipertensión (36%), hipotiroidismo (34%), dolor musculoesquelético (33%), disminución del apetito (28%), náuseas (27%), disgeusia (24%), dolor abdominal (22%), tos (20%) e infección de las vías respiratorias superiores (20%).1

Sobre el carcinoma de células renales

El RCC es el tipo de cáncer de riñón más común en adultos, lo que representa aproximadamente 15,000 muertes en los Estados Unidos cada año. 8,9 El RCC es aproximadamente dos veces más común en hombres que en mujeres.10 En los Estados Unidos, la tasa de supervivencia a cinco años, según datos de 2010 a 2016, para las personas diagnosticadas con cáncer metastásico (o avanzado) de riñón o pelvis renal es del 13%.9

INDICACIONES

OPDIVO® (nivolumab), en combinación con YERVOY® (ipilimumab), está indicado para el tratamiento inicial de pacientes con RCC avanzado de riesgo intermedio o elevado.

OPDIVO® (nivolumab), en combinación con cabozantinib, está indicado para el tratamiento inicial de pacientes con carcinoma de células renales (RCC) avanzado.

INFORMACIÓN DE SEGURIDAD IMPORTANTE

Reacciones adversas inmunomediadas graves y mortales

Es posible que las reacciones adversas inmunomediadas mencionadas en el presente documento no incluyan todas las reacciones adversas inmunomediadas graves y mortales posibles.

Las reacciones adversas inmunomediadas, que pueden ser graves o mortales, pueden manifestarse en cualquier sistema de órganos o tejido. Si bien las reacciones adversas inmunomediadas se suelen manifestar durante el tratamiento, también se puede producir después de la descontinuación de OPDIVO o YERVOY. La identificación y el tratamiento tempranos son fundamentales para garantizar la seguridad en el uso de OPDIVO y YERVOY. Vigile las señales y síntomas que puedan ser manifestaciones clínicas de reacciones adversas inmunomediadas subyacentes.

Evalúe la bioquímica clínica, que incluye las enzimas hepáticas, la creatinina, el nivel de la hormona corticotropina (ACTH, por sus siglas en inglés) y la función de la glándula tiroidea al inicio y periódicamente durante el tratamiento con OPDIVO y antes de cada dosis de YERVOY. Si se sospecha de reacciones adversas inmunomediadas, inicie la prueba diagnóstica adecuada para descartar etiologías alternativas, incluidas las infecciones. Inicie el tratamiento médico de inmediato, incluso consultas con especialistas según corresponda.

Suspenda o descontinúe permanentemente el uso de OPDIVO y YERVOY según la gravedad (consulte la sección 2 Dosis y Administración en la Información para la Prescripción Completa adjunta). En general, si se requiere interrumpir o descontinuar el uso de OPDIVO o YERVOY, administre un tratamiento sistémico con corticosteroides (1 a 2 mg/kg por día de prednisona o un fármaco equivalente) hasta mejorar y alcanzar el grado 1 o menos. Cuando mejore hasta alcanzar el grado 1 o menos, inicie la disminución gradual del uso de corticosteroides y continúe la disminución durante al menos 1 mes. Considere administrar otros inmunosupresores sistémicos en pacientes cuyas reacciones adversas inmunomediadas no se controlan con el tratamiento con corticosteroides. A continuación se discuten las pautas de manejo de toxicidad para las reacciones adversas que no necesariamente requieren esteroides sistémicos (p. ej., endocrinopatías y reacciones dermatológicas).

Neumonitis inmunomediada

OPDIVO y YERVOY pueden provocar neumonitis inmunomediada. La incidencia de neumonitis es mayor en pacientes que recibieron radiación torácica previamente. En pacientes que recibieron OPDIVO 3 mg/kg con YERVOY 1 mg/kg cada 3 semanas, hubo casos de neumonitis inmunomediada en un 3.9% (26/666) de los pacientes, incluidos de grado 3 (1.4%) y grado 2 (2.6%).

Colitis inmunomediada

OPDIVO y YERVOY pueden provocar colitis inmunomediada, que puede ser mortal. La diarrea es un síntoma común incluido en la definición de colitis. Se han informado casos de infección o reactivación de infección por citomegalovirus (CMV) en pacientes con colitis inmunomediada refractaria al tratamiento con corticosteroides. En los casos de colitis refractaria al tratamiento con corticosteroides, considere repetir la prueba diagnóstica de enfermedades infecciosas para excluir etiologías alternativas. En pacientes que recibieron OPDIVO 3 mg/kg con YERVOY 1 mg/kg cada 3 semanas, hubo casos de colitis inmunomediada en un 9% (60/666) de los pacientes, incluidos de grado 3 (4.4%) y grado 2 (3.7%).

Hepatitis y hepatotoxicidad inmunomediadas

OPDIVO y YERVOY pueden provocar hepatitis inmunomediada. En pacientes que recibieron OPDIVO 3 mg/kg con YERVOY 1 mg/kg cada 3 semanas, hubo casos de hepatitis inmunomediada en un 7% (48/666) de los pacientes, incluidos de grado 4 (1.2%), grado 3 (4.9%) y grado 2 (0.4%).

OPDIVO en combinación con cabozantinib puede causar toxicidad hepática con mayor frecuencia de elevaciones de alanina aminotransferasa (ALT) y aspartato aminotransferasa (AST) de grados 3 y 4 en comparación con OPDIVO solamente. Considere un monitoreo más frecuente de las enzimas del hígado en comparación con el momento en que los fármacos se administran como agentes únicos. En pacientes que recibieron OPDIVO y cabozantinib, se observaron aumentos de ALT o AST en grados 3 y 4 en el 11% de los pacientes.

Endocrinopatías inmunomediadas

OPDIVO y YERVOY pueden provocar insuficiencia suprarrenal primaria o secundaria, hipofisitis inmunomediada, trastornos de la glándula tiroidea inmunomediados y diabetes mellitus de tipo 1, que puede presentarse con cetoacidosis diabética. Suspenda OPDIVO y YERVOY según la gravedad (consulte la sección 2 Dosis y Administración en la Información para la Prescripción Completa adjunta).

En caso de insuficiencia suprarrenal de grado 2 o mayor, inicie un tratamiento sintomático, incluido el reemplazo hormonal según se indica clínicamente. La hipofisitis se puede manifestar con síntomas agudos asociados con un efecto masivo, como dolor de cabeza, fotofobia o defectos del campo visual. La hipofisitis puede provocar hipopituitarismo; inicie el reemplazo hormonal según se indica clínicamente. La tiroiditis se puede presentar con o sin endocrinopatía.

El hipotiroidismo puede seguir al hipertiroidismo; inicie el reemplazo hormonal o el tratamiento médico según se indica clínicamente. Vigile si los pacientes presentan hiperglucemia u otros signos y síntomas de diabetes; inicie un tratamiento con insulina según se indica clínicamente.

En pacientes que recibieron OPDIVO 3 mg/kg con YERVOY 1mg/kg cada 3 semanas, hubo casos de insuficiencia suprarrenal en un 7% (48/666) de los pacientes, incluidos de grado 4 (0.3%), grado 3 (2.5%) y grado 2 (4.1%). En pacientes que recibieron OPDIVO y cabozantinib, hubo casos de insuficiencia suprarrenal en un 4.7% (15/320) de los pacientes, incluidos de grado 3 (2.2%) y grado 2 (1.9%).

En pacientes que recibieron OPDIVO 3 mg/kg con YERVOY 1 mg/kg cada 3 semanas, hubo casos de hipofisitis en 4.4% (29/666) de los pacientes, incluidos de grado 4 (0.3%), grado 3 (2.4%) y grado 2 (0.9%).

En pacientes que recibieron OPDIVO 3 mg/kg con YERVOY 1 mg/kg cada 3 semanas, hubo casos de tiroiditis en un 2.7% (22/666) de los pacientes, incluidos de grado 3 (4.5%) y grado 2 (2.2%).

En pacientes que recibieron OPDIVO 3 mg/kg con YERVOY 1 mg/kg cada 3 semanas, hubo casos de hipertiroidismo en un 12% (80/666) de los pacientes, incluidos de grado 3 (0.6%) y grado 2 (4.5%).

En pacientes que recibieron OPDIVO 3 mg/kg con YERVOY 1 mg/kg cada 3 semanas, hubo casos de hipotiroidismo en un 18% (122/666) de los pacientes, incluidos de grado 3 (0.6%) y grado 2 (11%).

En pacientes que recibieron OPDIVO 3 mg/kg con YERVOY 1 mg/kg cada 3 semanas, hubo casos de diabetes en un 2.7% (15/666) de los pacientes, incluidos de grado 4 (0.6%), grado 3 (0.3%) y grado 2 (0.9%).

Nefritis con disfunción renal inmunomediada

OPDIVO y YERVOY pueden provocar nefritis inmunomediada. En pacientes que recibieron OPDIVO 3 mg/kg con YERVOY 1 mg/kg cada 3 semanas, hubo casos de nefritis inmunomediada con disfunción renal en un 4.1% (27/666) de los pacientes, incluidos de grado 4 (0.6%), grado 3 (1.1%) y grado 2 (2.2%).

Reacciones adversas dermatológicas inmunomediadas

OPDIVO puede causar sarpullido o dermatitis inmunomediados. Con el uso de anticuerpos inhibidores de PD-1/PD-L1, hubo casos de dermatitis exfoliativa, incluidos el síndrome de Stevens-Johnson (SSJ, por sus siglas en inglés), la necrólisis epidérmica tóxica (NET, por sus siglas en inglés) y el síndrome de reacción a fármacos con eosinofilia y síntomas sistémicos (DRESS, por sus siglas en inglés). Podría ser adecuado utilizar emolientes y/o corticosteroides tópicos para tratar los sarpullidos no exfoliativos de leves a moderados.

YERVOY puede causar sarpullido o dermatitis inmunomediados, incluida la dermatitis ampulosa y exfoliativa, SJS, TEN y DRESS. Podría ser adecuado utilizar emolientes y/o corticosteroides tópicos para tratar los sarpullidos exfoliativos/no ampulosos de leves a moderados.

Suspenda o descontinúe permanentemente el uso de OPDIVO y YERVOY según la gravedad (consulte la sección 2 Dosis y Administración en la Información para la Prescripción Completa adjunta).

En pacientes que recibieron OPDIVO 3 mg/kg con YERVOY 1 mg/kg cada 3 semanas, hubo casos de sarpullidos inmunomediados en un 16% (108/666) de los pacientes, incluidos de grado 3 (3.5%) y grado 2 (4.2%).

Otras reacciones adversas inmunomediadas

Las siguientes reacciones adversas inmunomediadas clínicamente significativas ocurrieron con una incidencia de <1% (a menos que se indique lo contrario) en pacientes que recibieron monoterapia con OPDIVO u OPDIVO en combinación con YERVOY, o fueron reportadas con el uso de otros anticuerpos inhibidores de PD-1/PD-L1.

Se han reportado casos graves o mortales de algunas de estas reacciones adversas: cardíacas/vasculares: miocarditis, pericarditis, vasculitis; del sistema nervioso: meningitis, encefalitis, mielitis y desmielinización, síndrome miasténico/miastenia grave (incluido su agravamiento), síndrome de Guillain-Barré, paresia nerviosa, neuropatía autoinmunitaria; oculares:: pueden haber casos de uveítis, iritis y otras toxicidades inflamatorias oculares; gastrointestinales: pancreatitis hasta incluir aumentos en los niveles de amilasa y lipasa en suero, gastritis, duodenitis; tejido musculoesquelético y conectivo: miositis/polimiositis , rabdomiólisis y secuelas asociadas, incluida la insuficiencia renal, artritis, polimialgia reumática; endocrinas: hipoparatiroidismo; otras (hematológicas/inmunitarias): anemia hemolítica, anemia aplásica, linfohistiocitosis hemofagocítica (HLH, por sus siglas en inglés), síndrome de respuesta inflamatoria sistémica, linfadenitis necrotizante histiocítica (linfadenitis de Kikuchi), sarcoidosis, púrpura trombocitopénica inmunológica, rechazo de trasplante de órgano sólido.

Además de las reacciones adversas inmunomediadas enumeradas arriba, en todos los ensayos clínicos de monoterapia con YERVOY o en combinación con OPDIVO, hubo casos de las siguientes reacciones adversas inmunomediadas clínicamente significativas, algunas con resultados mortales, en <1% de los pacientes, a menos que se especifique lo contrario: del sistema nervioso: neuropatía autoinmunitaria (2%), síndrome miasténico/miastenia grave, disfunción motora; cardiovasculares: angiopatía, arteritis temporal; oculares: blefaritis, epiescleritis, miositis orbitaria, escleritis; gastrointestinales: pancreatitis (1.3%); otras (hematológicas/inmunitarias): conjuntivitis, citopenias (2.5%), eosinofilia (2.1%), eritema multiforme, vasculitis por hipersensibilidad, hipoacusia neurosensorial, psoriasis.

Algunos casos de reacciones adversas inmunomediadas oculares (IMAR, por sus siglas en inglés) pueden estar asociados con el desprendimiento de la retina. Puede haber casos de problemas visuales de varios grados, incluida la ceguera. Si se produce uveítis en combinación con otras reacciones adversas inmunomediadas, considere la posibilidad de que se trate de un síndrome similar al de Vogt-Koyanagi-Harada, que se ha observado en pacientes que recibieron OPDIVO y YERVOY, ya que podría requerir un tratamiento con corticosteroides sistémicos para reducir el riesgo de perder la vista de forma permanente.

Reacciones asociadas a la infusión

OPDIVO y YERVOY pueden provocar reacciones graves asociadas a la infusión. Descontinúe el uso de OPDIVO y YERVOY en pacientes con reacciones graves (de grado 3) o potencialmente mortales (de grado 4) asociadas a la infusión. Interrumpa o reduzca la tasa de infusión en pacientes con reacciones leves (de grado 1) o moderadas (de grado 2) asociadas a la infusión. Entre los pacientes con RCC que recibieron OPDIVO 3 mg/kg con YERVOY 1 mg/kg, hubo reacciones asociadas a la infusión en el 5.1% (28/547) de los pacientes.

Complicaciones en los trasplantes de células madre hematopoyéticas alógenas

Pueden producirse complicaciones graves y mortales en los pacientes que reciben un trasplante de HSCT alógenas antes o después de ser tratados con OPDIVO o con YERVOY. Las complicaciones vinculadas con trasplantes incluyen enfermedad de injerto contra huésped (GVHD, por sus siglas en inglés) hiperaguda, GVHD aguda, GVHD crónica, enfermedad veno-oclusiva (VOD, por sus siglas en inglés) hepática después de un acondicionamiento de intensidad reducida y síndrome febril que exige recurrir a esteroides (sin una causa infecciosa identificada). Estas complicaciones pueden ocurrir a pesar del tratamiento de intervención entre OPDIVO o YERVOY y HSCT alógenas.

Observe cuidadosamente a los pacientes para detectar complicaciones vinculadas con el trasplante y tomar acción inmediata. Considere el beneficio versus el riesgo del tratamiento con OPDIVO y YERVOY antes o después de HSCT alógenas.

Toxicidad embriofetal

Según su mecanismo de acción y los hallazgos obtenidos de ensayos con animales, el uso de OPDIVO y YERVOY puede provocar daño fetal cuando se le administra a una persona embarazada. Es posible que los efectos de YERVOY sean mayores durante el segundo y el tercer trimestre del embarazo. Informe a las personas embarazadas sobre el riesgo potencial para el feto. Indique a las mujeres con capacidad reproductiva que usen un método anticonceptivo eficaz durante el tratamiento con OPDIVO y YERVOY y por 5 meses como mínimo después de la última dosis.

Aumento de mortalidad en pacientes con mieloma múltiple cuando se agrega OPDIVO a un análogo de la talidomida y a la dexametasona

En ensayos clínicos aleatorios con pacientes que tienen mieloma múltiple, la incorporación de OPDIVO a un análogo de la talidomida más dexametasona provocó un aumento en la mortalidad. No se recomienda el tratamiento de pacientes que tienen mieloma múltiple con un anticuerpo inhibidor de PD-1 o PD-L1 en combinación con un análogo de la talidomida más dexametasona fuera de ensayos clínicos controlados.

Lactancia

No hay datos sobre la presencia de OPDIVO o YERVOY en la leche humana, los efectos en el niño amamantado ni los efectos en la producción de leche. Debido a la probabilidad de que se produzcan reacciones adversas graves en los niños amamantados, indique a las mujeres que no amamanten durante el tratamiento y durante 5 meses después de la última dosis.

Reacciones adversas graves

En el ensayo Checkmate 214, hubo casos de reacciones adversas graves en el 59% de los pacientes que recibieron OPDIVO más YERVOY (n=547). Las reacciones adversas graves más frecuentes registradas en =2% de los pacientes fueron diarrea, pirexia, pulmonía, neumonitis, hipofisitis, insuficiencia renal aguda, disnea, insuficiencia suprarrenal y colitis. En el ensayo Checkmate -9ER, hubo casos de reacciones adversas graves en el 48% de los pacientes que recibieron OPDIVO y cabozantinib (n=320). Las reacciones adversas graves más frecuentes que se reportaron en =2% de los pacientes fueron diarrea, pulmonía, neumonitis, embolia pulmonar, infección de las vías urinarias y hiponatremia. Hubo casos de perforaciones intestinales mortales en 3 (0.9%) pacientes.

Reacciones adversas comunes

En el ensayo Checkmate 214, las reacciones adversas más comunes (=20%) en los pacientes que recibieron OPDIVO más YERVOY (n=547) fueron fatiga (58%), sarpullido (39%), diarrea (38%), dolor musculoesquelético (37%), prurito (33%), náuseas (30%), tos (28%), pirexia (25%), artralgia (23%), disminución del apetito (21%), disnea (20%) y vómitos (20%). En el ensayo Checkmate -9ER, las reacciones adversas más comunes (=20%) en los pacientes que recibieron OPDIVO y cabozantinib (n=320) fueron diarrea (64%), fatiga (51%), hepatotoxicidad (44%), eritrodisestesia palmoplantar (40%), estomatitis (37%), sarpullido (36%), hipertensión (36%), hipotiroidismo (34%), dolor musculoesquelético (33%), disminución del apetito (28%), náuseas (27%), disgeusia (24%), dolor abdominal (22%), tos (20%) e infección de las vías respiratorias superiores (20%).

Consulte la Información para la Prescripción Completa de EE.UU. para OPDIVO y YERVOY.

Ensayos clínicos y poblaciones de pacientes

Ensayo Checkmate 214: carcinoma de células renales sin tratamiento previo, en combinación con YERVOY; ensayo Checkmate -9ER: carcinoma de células renales sin tratamiento previo, en combinación con cabozantinib

Bristol Myers Squibb: la creación de un futuro mejor para las personas con cáncer

Bristol Myers Squibb está inspirado por una sola visión: transformar la vida de las personas a través de la ciencia. El objetivo de la investigación del cáncer de la compañía es proveer de medicamentos que ofrezcan a cada paciente una vida mejor y más sana, y que la existencia de una cura sea posible. Partiendo de un legado que cubre una gran variedad de tipos de cáncer y que cambió las expectativas de supervivencia para muchas personas, los investigadores de Bristol Myers Squibb están explorando nuevas fronteras en la medicina personalizada y utilizando plataformas digitales innovadoras para transformar los datos en conocimientos que refuercen su enfoque.

Su amplia experiencia científica, capacidades de avanzada y plataformas de descubrimiento permiten que la compañía vea al cáncer desde todos los ángulos. El cáncer puede afectar distintos aspectos de la vida de un paciente de manera implacable. Por ello, Bristol Myers Squibb se dedica a tomar medidas para abordar todos los aspectos del cuidado, desde el diagnóstico hasta la supervivencia. Esto se debe a que, como líder en el cuidado del cáncer, Bristol Myers Squibb está trabajando para ayudar a todas las personas con cáncer a tener un futuro mejor.

Sobre el programa de apoyo al acceso de pacientes de Bristol Myers Squibb

Bristol Myers Squibb permanece comprometido a brindar asistencia para que los pacientes de cáncer que necesitan nuestros medicamentos puedan acceder a ellos y obtener sus tratamientos más rápidamente.

BMS Access Support®, el programa de acceso de pacientes y reembolsos de Bristol Myers Squibb, tiene como finalidad ayudar a los pacientes que corresponda a comenzar a obtener y mantener su acceso a los medicamentos de BMS por el tiempo que dure el tratamiento. BMS Access Support ofrece investigación de beneficios, ayuda con autorizaciones previas y asistencia con los copagos para los pacientes elegibles que tienen seguro comercial. Para obtener más información sobre nuestro programa de apoyo para el acceso y los reembolsos, llame a BMS Access Support al 1-800-861-0048 o visite www.bmsaccesssupport.com.

Sobre la colaboración entre Bristol Myers Squibb y Ono Pharmaceutical

En 2011, por medio de un acuerdo de colaboración con Ono Pharmaceutical Co., Bristol Myers Squibb amplió sus derechos territoriales para desarrollar y comercializar Opdivo en todo el mundo, excepto en Japón, Corea del Sur y Taiwán, países en donde Ono conservó todos sus derechos sobre el compuesto en ese momento. El 23 de julio de 2014, Ono y Bristol Myers Squibb ampliaron aún más el acuerdo de colaboración estratégica entre ellas para desarrollar y comercializar en forma conjunta varias inmunoterapias –como tratamiento único y combinado– para pacientes de cáncer en Japón, Corea del Sur y Taiwán.

Sobre Bristol Myers Squibb

Bristol Myers Squibb es una empresa biofarmacéutica internacional que tiene como misión descubrir, desarrollar y ofrecer medicamentos innovadores que ayuden a los pacientes a sobreponerse a enfermedades graves. Para obtener más información sobre Bristol Myers Squibb, visítenos en BMS.com o síganos en LinkedInTwitterYouTubeFacebook e Instagram.

Celgene y Juno Therapeutics son subsidiarias de propiedad absoluta de la compañía Bristol-Myers Squibb. En algunos países fuera de EE.UU., debido a la legislación local, se hace referencia a Celgene y Juno Therapeutics como "Celgene, una compañía de Bristol Myers Squibb" y "Juno Therapeutics, una compañía de Bristol Myers Squibb".

Advertencia sobre declaraciones prospectivas

Este comunicado de prensa incluye "declaraciones prospectivas" dentro del marco de la Private Securities Litigation Reform Act (Ley de Reforma de Litigios sobre Valores Privados) de 1995 sobre la investigación, el desarrollo y la comercialización de productos farmacéuticos, entre otras cosas. Todas las declaraciones que no sean sobre hechos históricos son, o se podrían considerar, declaraciones prospectivas.

Dichas declaraciones prospectivas se basan en el desempeño histórico, las expectativas actuales y las proyecciones sobre nuestros resultados, metas, planes y objetivos financieros futuros; además, incluyen riesgos inherentes, presunciones e incertidumbres, incluidos factores internos o externos que podrían demorar, desviar o modificar cualquiera de ellos en los próximos años, que son difíciles de predecir, pueden estar fuera de nuestro control y podrían hacer que nuestros resultados, metas, planes y objetivos financieros futuros difieran significativamente de aquellos expresados explícita o implícitamente en las declaraciones. Estos riesgos, presunciones, incertidumbres y demás factores, incluyen, entre otras cosas, si el uso de OPDIVO en combinación con CABOMETYX para la indicación descrita en este comunicado será comercialmente exitoso y que es posible que la aprobación continuada de ese tratamiento combinado para la indicación descrita en este comunicado dependa de la verificación y descripción del beneficio clínico en los ensayos de confirmación. No se puede garantizar ninguna declaración prospectiva.

Las declaraciones prospectivas incluidas en este comunicado de prensa deben evaluarse junto con los muchos riesgos e incertidumbres que afectan la actividad comercial y el mercado de Bristol Myers Squibb, en especial aquellos identificados en la declaración de advertencia y en la discusión de los factores de riesgo que forma parte del Informe anual de Bristol Myers Squibb en el Formulario 10-K para el año finalizado el 31 de diciembre de 2019 y las actualizaciones subsiguientes en los Informes trimestrales en el Formulario 10-Q, los Informes actuales en el Formulario 8-K y otras presentaciones ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. Las declaraciones prospectivas incluidas en este documento se realizan únicamente a partir de la fecha de este documento y, salvo que la ley aplicable exija lo contrario, Bristol Myers Squibb no tiene obligación alguna de revisar ni actualizar públicamente ninguna declaración prospectiva, ya sea como resultado de información nueva, eventos futuros, cambios en las circunstancias o alguna otra razón.

Referencias

  • Opdivo Prescribing Information. Opdivo U.S. Product Information. Última actualización: enero de 2021. Princeton, NJ: Bristol-Myers Squibb Company.
  • Choueiri T, Powles T, Burrotto M, et al. Nivolumab plus cabozantinib versus sunitinib in first-line treatment for advanced renal cell carcinoma: first results from the randomized phase 3 CheckMate 9ER trial. Poster presented at: 2020 European Society for Medical Oncology (ESMO) Virtual Congress. Del 19 al 21 de septiembre de 2020.
  • Sheng IY, Ornstein MC. Ipilimumab and Nivolumab as First-Line Treatment of Patients with Renal Cell Carcinoma: The Evidence to Date. Cancer Manag Res. 2020;12:4871-4881. Publicado el 23 de junio de 2020.
  • U.S. Food & Drug Administration. Real-Time Oncology Review Pilot Program. https://www.fda.gov/about-fdaoncology-center-excellence/real-time-oncology-review-pilot-program. Accedido el 16 de diciembre de 2020.
  • Datos en archivo. NIVO 55447. Princeton, NJ: Bristol-Myers Squibb Company; 2020.
  • Padala S, Barsouk A, Thandra K, et al. Epidemiología del carcinoma de células renales World Journal of Oncology. 2020;11(3): 79-87.
  • Pal S, Gong J, Mhatre S, et al. Real-world treatment patterns and adverse events in metastatic renal cell carcinoma from a large US claims database. BMC Cancer.2020;19(548):1-15.
  • American Cancer Society. About Kidney Cancer.https://www.cancer.org/cancer/kidney-cancer/about/key-statistics.html. Actualizado el 1 de febrero de 2020. Accedido el 16 de diciembre de 2020.
  • SEER. Cancer Stat Facts: Kidney and Renal Pelvis Cancer. https://seer.cancer.gov/statfacts/html/kidrp.html. Accedido el 16 de diciembre de 2020.
  • Stafford H, Saltzstein S, Shimasaki S, et al. Racial/Ethnic and Gender Disparities in Renal Cell Carcinoma Incadence and Survival. J Urol. 2008;179(5): 1704–1708.
  • corporatefinancial-news


    Artículos Relacionados