“La vacuna de COVID-19 no está diseñada para prevenir infección, sino mortalidad”, recalca infectóloga

En entrevista para la revista Medicina y Salud Pública la doctora, Ángeles Rodríguez nos habla sobre la situación actual del COVID-19 en Puerto Rico tras un aumento de casos donde los jóvenes están siendo los más afectados

Sebastián Salguero


“La vacuna de COVID-19 no está diseñada para prevenir infección, sino mortalidad”, recalca infectóloga

Los números reflejan que tenemos un repunte, los casos han aumentado significativamente y teníamos un falso optimismo ya que las variantes están causando problemas, enfatizó.

“En estos momentos tenemos mejores herramientas, conocemos mejor el COVID-19 por lo tanto podemos identificar mejor al paciente y prevenir complicaciones que lo lleven a la muerte. Sin embargo, las personas contagiadas están presentando complicaciones muy rápido y ahora la población más afectada son los jóvenes”, explicó la doctora.

“Los estudios han demostrado que la vacuna más efectiva es la de Pfizer y la segunda es la de Moderna. En términos de los infectados la vacuna no está diseñada para prevenir la infección por el contrario se usa para para prevenir mortalidad, morbilidad y que el paciente termine en un hospital”, formuló.                      

“Estamos en un momento de transmisión muy alta del virus debido a las variantes, están infectando a poblaciones más jóvenes”, resaltó la doctora.

Respecto al aumento en casos, la especialista enfatizó que la transmisión es alta siempre que hayan cuerpos disponibles y cuestionó que no se hacen pruebas para detectar el COVID-19 como antes.

“Para lograr la inmunidad de rebaño tiene que haber un 80% o superior de las personas que estén vacunadas. Sin embargo, mientras tengamos personas que no creen en la vacuna no sé si podamos alcanzar esa cifra”, indicó Rodríguez.

Algunas personas que han sido contagiados con el virus creen que no necesitan vacunarse porque se sienten protegidos tras haber adquirido el virus. Hasta el momento se ha demostrado que la inmunidad natural dura 90 días y va disminuyendo, en el caso de las personas asintomáticas presentan anticuerpos leves, aseguró.

Control de los turistas en Puerto Rico

El control de ingreso a los turistas que ingresan a la isla es muy importante, una medida para prevenir el aumento de casos y evitar nuevas variantes. Sin embargo, aún hay muchas dudas sobre quiénes por parte del Gobierno serán los encargados de llevar estos controles y seguimiento a los visitantes.

Aparte de la vacuna, el aislamiento es uno de los mejores métodos para detener la transmisión, por lo tanto es importante que los turistas sean aislados, también poder identificar aquellos que pueden tener el virus.

Finalmente la también epidemióloga enfatizó que no es necesario un cierre total de la actividad económica del País, sino más bien promover las áreas de esparcimiento que permitan el distanciamiento, ya que el confinamiento produce depresión.

“Los cierres son peligrosos, pero necesarios para contener la transmisión del virus incluyendo a los vacunados”, concluyó la doctora.

Tags:Covid-19

Artículos Relacionados