Cirujanos salvan la vida de paciente no apto para cirugía con su propia válvula

La endocarditis se trata de la inflamación del revestimiento interior de las válvulas y cámaras cardiacas, que forman el endocardio.


Cirujanos salvan la vida de paciente no apto para cirugía con su propia válvula

El cirujano cardiotorácico del Hospital Auxilio Mutuo, doctor Orlando López de Victoria, junto a un equipo de profesionales de la salud, salvaron la vida de un paciente con endocarditis valvular que no poseía los criterios necesarios para ser intervenido con una cirugía abierta de corazón.

Doctor Orlando López de Victoria, cirujano cardiotorácico del Hospital Auxilio Mutuo

Belinda Z. Burgos
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública 

El cirujano cardiotorácico del Hospital Auxilio Mutuo, doctor Orlando López de Victoria, junto a un equipo de profesionales de la salud, salvaron la vida de un paciente con endocarditis valvular que no poseía los criterios necesarios para ser intervenido con una cirugía abierta de corazón.

La endocarditis se trata de la inflamación del revestimiento interior de las válvulas y cámaras cardiacas, que forman el endocardio. Generalmente esta inflamación está causada por una infección de origen bacteriano.

El paciente de 69 años que por muchos años recibía diálisis mediante catéter por su fallo renal, precisamente lo que lo predispuso a infecciones de manera recurrente. Había recibido varias amputaciones de los dedos de los pies al ser además comórbido con enfermedades como diabetes e hipertensión y padecía de una úlcera en el pie derecho que no sanaba, explicó a este medio López de Victoria. 

Además desde el mes de noviembre el hombre padecía de fiebre, escalofríos, pero fue para el mes de diciembre admitido debido al hallazgo de un coágulo de 8 centímetros en el ventrículo derecho que traspasaba la válvula tricúspide y un número significativo de bacterias en sangre.

El subespecialista puntualizó que la literatura científica indica que un coágulo de un solo centímetro debe ser operado por las bajas probabilidades de disolverse solo.

“Estuvo dos meses hospitalizado con antibióticos. Si se le dejaban de dar, volvía la septicemia ( ocurre cuando el sistema inmunitario se descontrola y ataca a sus propios órganos y tejidos) e iniciaba la fiebre. Todos concordamos con que no toleraría cirugía de corazón abierto. La endocarditis es sinónimo de muerte y mandarlo a la casa era mandarlo a morir”, afirmó.

“Mediante la tecnología del Angio Vac que es como un “vacuum cleaner” pudimos insertar una cánula por la ingle a través de pequeñas incisiones de un centímetro que se conecta a la bomba cardiopulmonar del Angio Vac y succiona el coágulo. El coágulo era tan grande que me tapó la cánula y tuve que removerlo de la misma. Sacamos 98% del coágulo porque la raíz estaba calcificada. Con todo y eso el paciente casi se nos va pero hicimos todo y ya esta bien Gracias a Dios”, celebró emocionado.

Igualmente López de Victoria celebró por partida doble la hazaña pues el que la cubierta médica del paciente haya cubierto un procedimiento de este tipo con una herramienta única en Puerto Rico fue precisamente una victoria, pues la totalidad del costo de este equipo fluctúa con el catéter incluído alrededor de $14 mil. “Tengo que agradecer la humanidad del plan médico los hizo héroes anónimos de esta victoria”, aseguró.

El primer caso del uso de este equipo en Puerto Rico se realizó en el año 2019, donde este medio fue el único en reportar el logro del reporte de caso en el 2020 con un paciente con embolia pulmonar. Un segundo caso fue con una paciente con cáncer de seno donde también se utilizó el equipo adquirido en los Estados Unidos. Este hombre con endocarditis y un coágulo de 8 centímetros construiría el tercer caso en la isla, del cual este medio tuvo el privilegio de reseñar.


Artículos Relacionados