Así es el primer condón para sexo anal, aprobado por la FDA

Este tipo de condón está diseñado para responder mejor durante el sexo anal, debido a que puede ajustarse al tamaño correcto evitando filtraciones, rupturas o deslizamientos.

Pedro Felipe Cuellar

    Así es el primer condón para sexo anal, aprobado por la FDA

     "One Male Condom", es el más reciente método desarrollado para la prevención frente a Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) y que permited tener seguridad frente a este tipo de prácticas sexuales. La FDA aprobó el uso de este profiláctico a inicios de este año, mediante los resultados de un ensayo clínico en el que participaron más de 500 hombres.

    Tener relaciones vía anal, se considera mucho más riesgoso que el sexo vaginal para la transmisión de ITS, como el VIH o el VPH que es un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer anal, sostuvieron funcionarios al momento de la aprobación.

    "El riesgo de transmisión de ITS durante las relaciones sexuales anales es mayor que durante las relaciones vaginales. La autorización por parte de la FDA de un condón que está específicamente indicado, evaluado y etiquetado para las relaciones sexuales anales puede mejorar la probabilidad de uso del condón durante las relaciones sexuales anales", dijo la doctora Courtney Lias, directora de la Oficina de Dispositivos Gastrorrenales, Obstetricia y Ginecología, Hospital General y Urología del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA.

    Aunque los especialistas y los CDC, desde siempre han recomendado el uso de condón en este tipo de prácticas, hasta este año, la FDA no había considerado esta práctica como segura, pero actualmente con este método de prevención, puede reconsiderarse esta situación. 

    Este condón masculino de látex "One male condom", del fabricante de profilácticos Global Protection Corp. de Boston, ya está disponible para el sexo vaginal, a lo que la FDA ahora permite a la empresa comercialice el producto para el coito anal.

    "Esta autorización nos ayuda a lograr nuestra prioridad de promover la equidad en la salud mediante el desarrollo de productos seguros y efectivos que satisfagan las necesidades de diversas poblaciones", sostuvo Courtney Lias, PhD, directora de la Oficina de gastrorrenal, obstetricia, ginecología, hospital general y urología de la FDA.

    La FDA dijo que se basó en un estudio clínico de la Universidad de Emory sobre la seguridad de los condones de más de 500 hombres. Los que participaron en el estudio se dividieron equitativamente entre hombres que tienen sexo con hombres y hombres (252) que tienen sexo con mujeres (252), todos con edades entre 18 y 54 años de edad.   

    Los investigadores de Emory también encontraron que aproximadamente el 70 % de los hombres que tienen sexo con hombres serían más propensos a usar condones marcados como seguros para el sexo anal, según una encuesta de 10.000 personas.

    El estudio descubrió que la tasa total de fallos del condón era del 0.68% en las relaciones sexuales anales y del 1.89% en las relaciones sexuales vaginales con el condón One Male Condom. La tasa de fallos del condón se definió como el número de deslizamientos, roturas o ambos eventos que se produjeron sobre el número total de actos sexuales realizados. 

    En el caso del condón One Male Condom, el porcentaje general de eventos adversos fue del 1.92%. Los eventos adversos notificados durante el estudio clínico incluyeron ITS sintomáticas o diagnóstico reciente de ITS (0.64%), molestias relacionadas con el condón o el lubricante (0.85%), molestias de la pareja con el lubricante (0.21%) e infección del tracto urinario de la pareja (0.21%). 

    La tasa de fallas del condón, lo que significa que un condón se rompió o se resbaló, fue inferior al 1% durante el sexo anal, curiosamente la tasa de fallo fue 3 veces mayor durante el coito vaginal.

    La invitación va enfocada a hacer uso de los diferentes elementos creados y desarrollados para garantizar el bienestar sexual de toda la comunidad en general. 

    La comercialización de este tipo de métodos de prevención abre paso a nuevos estudios enfocados a la investigación de salud reproductiva. 

    Los expertos recomiendan que durante los encuentros heterosexuales, si como pareja deciden finalizar el acto con penetración vaginal, es vital que se retire el preservativo del pene que se ha empleado previamente y utilizar uno nuevo. 

    "La autorización de la FDA de un condón que está específicamente indicado, evaluado y etiquetado para el coito anal puede mejorar la probabilidad de uso del condón durante el coito anal", concluyo en su momento, Courtney Lias, Ph.D., directora de la Oficina de GastroRenal, ObGyn, de la FDA.

    Fuente: Medscape y FDA.

    Mas noticias de Salud Pública