"Amo a mis Abus": el programa que piensa en la salud y bienestar de los adultos mayores de Puerto Rico

El programa semanal le provee comida caliente y suministros a más de 50 adultos mayores de Las Marías, una de las localidades con altos índices de pobreza.

Luisa María Rendón Muñoz

    "Amo a mis Abus": el programa que piensa en la salud y bienestar de los adultos mayores de Puerto Rico

    La resiliencia ante todas las adversidades, son valores que los puertorriqueños, día a día, por las circunstancias, van fortaleciendo. 

    Después del paso del huracán Fiona, fueron muchos los damnificados por falta de agua potable y sistema eléctrico. En especial, los adultos mayores, han sido los más afectados por ello. 

    El Pueblo Las Marías es un lugar donde el 57% de la población vive por debajo de los niveles de pobreza, y donde el 21.8 % de la población es mayor de 65 años de edad. Por lo tanto, es imperativo que la ayuda llegue para ellos prontamente. 

    Por eso, el programa Plenitud Puerto Rico, con su enfoque de sustentabilidad, servicio y comunidad, llegó a fortalecer la línea "amo a mis abus" en el pueblo Las Marías. El servicio, para ellos, consiste en brindarle a los adultos mayores un plato de comida caliente y otros servicios de ayuda comunitaria. 

    ¿En qué consiste amo a mis abus?

    Por medio de Plenitud PR, personas de diferentes localidades de la Isla, se vinculan como voluntarios para llevarle a los abuelos un servicio comunitario que consiste en brindarles comida, limpieza a sus hogares, trabajo psicosocial y compras en los supermercados. 

    Además, tiene tres programas de destreza técnica, que consisten en:

    • Seguridad alimentaria: le brindan a la comunidad talleres de agricultura, además de enseñar sobre buenas prácticas agrícolas que vayan en armonía con el medio ambiente.

    • Seguridad del agua: Cómo instalar cisternas de agua potable en los hogares.

    • Vivienda: Se enseña todo lo relacionado con la bioconstrucción. 

    Los productos con los que realizan los alimentos, son de agricultores locales, por lo tanto, brindan también una alimentación adecuada para los adultos mayores basada en plantas y vegetales. 

    "No es solo la cantidad, sino la calidad. Basamos los menús en los cultivos que están de temporada, a los que podemos tener acceso, y los creamos pensando también en un balance. Creemos que nuestros alimentos pueden ser parte de nuestra medicina", agrega integrante de Plenitud PR.

    ¿Cómo se financian?  

    Son muchas las alianzas que han hecho para que los abuelos puedan recibir mínimamente su plato de comida caliente todos los días. Además, también hay puertorriqueños de la diáspora que son sustentadores de plenitud, es decir, que ellos están comprometidos a dar alguna donación mes a mes para que esto pueda seguir pasando.

    imagen-cuerpo

    Más información aquí

    Mas noticias de Salud Pública