Encomiable labor clínica en beneficio de los pacientes con Artritis Reumatoide en Puerto Rico

Reumatólogos continúan haciendo énfasis en la educación de esta enfermedad para poder controlarla a tiempo.

Belinda Burgos, Yolimarian Torres

    Encomiable labor clínica en beneficio de los pacientes con Artritis Reumatoide en Puerto Rico

    Con el propósito de concienciar acerca de esta condición y de cómo afecta notablemente la vida de los pacientes, incluidos los niños, la revista Medicina y Salud Pública (MSP), organizó un foro que reunió a cuatro expertos, quienes abordaron sobre la importancia del diagnóstico temprano, evolución de los tratamientos y aportes médicos y educativos gracias a la unión de los pacientes con esta condición.

    En primera instancia y como lo mencionó la doctora Noemi Valera Rosario, "esta es una enfermedad inflamatoria autoinmune, que se distingue como una condición crónica y progresiva que causa incapacidad", esto haciendo referencia que su sintomatología es la misma tanto para adultos como para los niños.

    La artritis reumatoide no distingue edad ni sexo, y por tal razón, los panelistas recalcaron la necesidad de continuar educando para romper los estigmas de asociar esta condición con la edad.

    Una enfermedad inflamatoria autoinmune que afecta tanto a niños como adultos

    "A diferencia de los adultos, la artritis reumatoide es mucho más silenciosa en los niños, puesto que ellos no se quejan, y sus síntomas pueden confundirse con otros más cotidianos", explicó la especialista en reumatología y pediátrica en el hospital Hima de San Pablo de Caguas, la doctora Elivette Zambrana.

    Por lo anterior, es vital que los padres identifiquen los síntomas comunes de la enfermedad y puedan observar con detenimiento aquellos cambios que los niños puedan presentar respecto a cansancio extremo, falta de motivación por sus actividades cotidianas o si, por el contrario, se quejan con frecuencia de dolencias en sus piernas y brazos.

    Es importante resaltar también y como lo explicó la doctora Zambrana, que la artritis reumatoide no es la misma condición que se manifiesta en los adultos, incluso a esta se le conoce como artritis reumatoide juvenil, la cual se manifiesta por medio de síntomas en un gran número de articulaciones, fiebre y sarpullidos.

    Otro punto a destacar es que esta es una enfermedad sistémica, significa que no solo afecta a las articulaciones, así lo señalo la doctora Amarilys Pérez, reumatóloga editora de la Revista Artritis y Reumatología, pero también miembro de la FER, quien puntualizó, "Esta condición afecta a otros órganos del cuerpo como el corazón, los ojos y los pulmones".

    Sobre este en particular, el doctor Ramón Ortega, quien es reumatólogo y parte de la junta de directores de la Fundación de Enfermedades Reumáticas (FER), indicó, "Esta enfermedad afecta también los nudillos, las coyunturas de en medio de los dedos, las articulaciones de los pies, como también los tobillos con sus dos uniones".

    Cuando los niños padecen esta condición dejan de hacer sus cosas cotidianas, por lo que estos son un detonante importante para detectar en etapa temprana esta dolorosa enfermedad.

    La importancia de un diagnóstico temprano

    "Hay estudios que demuestran que el diagnóstico temprano de la enfermedad ayuda a revertir muchas de las secuelas que deja esta condición", de esta manera la doctora Varela alerta sobre la importancia de no permitir por parte de los padres que esta afección avance en los niños.

    Infortunadamente, como lo mencionaron los invitados, en la gran mayoría de los casos muchos de los pacientes que acuden al especialista ya se encuentra en un estado avanzado de la enfermedad, incluso alguno de ellos acude al médico primario y no a un reumatólogo, lo que significa que en algunos de los casos se les suministren los medicamentos errados.

    Tipo de detección temprana

    Etapa temprana: Esta se detecta en las primeras semanas en que la enfermedad empieza a manifestarse en el paciente y en la mayoría de los casos, la enfermedad se puede controlar.

    Artritis reumatoidea temprana: Se caracteriza porque su diagnóstico es antes de los seis meses, lo que permite atacar agresivamente la enfermedad, ocasionando una especie de adormecimiento de la condición.

    Variedad de tratamientos tanto en niños como en adultos

    Modificadores de la enfermedad: Estos hacen referencia a los tratamientos usuales, esto abarca desde  terapias biológicas. Como lo recalcó la doctora Varela, "En pacientes que no se hallen en estado muy grave, estos tratamientos son altamente efectivos".

    Biológicos o sintéticos: Se caracterizan porque sus dosificaciones son variadas, es decir, su suministro puede ser diario, semanal, mensual, incluso anual, pero recalcando esto depende del estado del paciente.

    "Muchos de estos medicamentos que se usan en adultos se aplican  también en niños. Pero es válido indicar que en la actualidad hay más fármacos disponibles para la población mayor que para los niños", alertó la doctora Zambrana.

    Por último, es importante destacar los avances en tratamientos, los cuales fueron mencionados por el doctor Oscar Soto Raíces, quien destacó que en las últimas dos décadas, el tratamiento de la artritis ha evolucionado significativamente y han cambiado los algoritmos de terapia con estrategias de tratamiento dirigido conocido como "treat to target" con metas más especificas con la remisión como meta final.

    "La introducción de tratamiento con biológicos y antirreumáticos no biológicos ha cambiado de forma significativa las expectativas y prognosis en el tratamiento. Con el fin de prevenir el daño estructural a las articulaciones, la pérdida de función y mantener la calidad de vida, los pacientes con artritis reumatoide se tratan más temprano y de forma más agresiva. Para lograr esto es necesario utilizar medicamentos modificadores de la condición temprano en el tratamiento", precisó.

    Vea la entrevista completa




    Mas noticias de Reumatología