¿Cómo funciona la radioterapia y quiénes son candidatos para este tratamiento oncológico?

El Dr. Francisco Cordero, radio oncólogo, asegura que casi todos los cánceres son aptos para radioterapia. La garantía de este tratamiento, no solo depende de la cantidad de veces que se realice la radiación, sino de una amplia mirada de todos los especialistas.

Luisa María Rendón Muñoz

    ¿Cómo funciona la radioterapia y quiénes son candidatos para este tratamiento oncológico?

    De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de mama es el tipo más común de cáncer, pues suma más de 2,2 millones de casos en el mundo y alrededor de 685.000 mujeres fallecidas en el 2020 a causa de esta enfermedad.



    Por ello, son muchos los tratamientos por los que puede pasar un paciente con cáncer de mama, que en su mayoría son mujeres. La Revista de Medicina y Salud Pública, tuvo una entrevista con el radio oncólogo, Francisco Cordero, en el foro Puerto Rico contra el cáncer de seno, en donde se pudo hablar con él y otros especialistas. 

    En este foro, realizado en el mes de la concientización de cáncer de mamá, el radio oncólogo Cordero, quiso responder varias inquietudes sobre su área profesional, en  especial esta ¿qué pacientes pueden beneficiarse de la radioterapia?  

    ¿Qué es la radioterapia?

    Este procedimiento utiliza partículas u ondas de alta energía, tales como los rayos X, rayos gamma, rayos de electrones o de protones, para eliminar o dañar las células cancerosas. Generalmente, este tipo de células crecen y se dividen más rápidamente para formar nuevas células.

    Además, actúa sobre el ADN produciendo pequeñas roturas, evitando que las células cancerosas crezcan y se dividan. También puede ocurrir que las células normales sufran alguna afectación por la radiación, pero en su mayoría se recuperan y funcionan normalmente.

    Este tratamiento actúa localmente, es decir, actúa en la parte del cuerpo a la que se dirige, en comparación a otros tratamientos como la quimioterapia en la que se expone a todo el cuerpo con medicamentos.

    Algunos tratamientos de radioterapia sistémica usan sustancias radiactivas que se administran a través de una vena o de forma oral. A pesar de que este tipo de radiación pasa por todo el cuerpo, la sustancia radiactiva se acumula principalmente en el área del tumor, de modo que esto no afecte al resto del cuerpo.

    ¿Quiénes pueden recibir radioterapia?

    Según la Sociedad Americana Contra el Cáncer, más de la mitad de las personas con cáncer reciben tratamiento de radiación. La decisión de usar radioterapia depende del tipo y etapa del cáncer, y de otros problemas de salud que un paciente pueda tener. A veces se puede utilizar como tratamiento acompañado de la quimioterapia.

    “La gran mayoría de mujeres se pudiesen beneficiar de la radioterapia independiente del estadio”, asegura el médico Francisco Cordero, radio oncólogo.

    Sin embargo, el radio oncólogo también asegura que son varios los argumentos para poder utilizar con más precisión este tipo de terapias. “Todo hallazgo clínico, radiográfico y quirúrgico, en adición a las características del tumor, ayudan a determinar cuánta radiación y cuán grande es el efecto que tendrá”, agrega el doctor.

    ¿Qué se busca con la radioterapia?

    La radioterapia no es muy útil cuando el cáncer se ha propagado por varios lugares del cuerpo. Sin embargo, este tipo de tratamiento, puede utilizarse para tratar muchos tipos de cáncer, ya sea solo la radioterapia o en combinación con otros tratamientos.

    “Lo que buscamos con la radioterapia es intentar disminuir el riesgo local y regional. Además, lo que hacemos también es para evitarle a las pacientes con cáncer de seno, una  mastectomía y así evitar también que no vuelva el cáncer”, concluye el radio oncólogo.

    Aunque cada persona y cada cuerpo reacciona diferente, la radiación se utiliza para los siguientes propósitos: 

    • Para curar o reducir el tamaño de un cáncer en etapa temprana: Algunos tipos de cáncer son muy sensibles a la radiación.  Por ello, en este tipo de casos se puede usar la radiación para reducir el tamaño del cáncer o hacerlo desaparecer completamente. 

    • Para evitar que el cáncer recurra o aparezca en otro sitio: En algunos casos, se puede tratar con radiación el área a donde el cáncer se extiende con más frecuencia para destruir cualquier célula de cáncer antes de que se conviertan en un tumor.

      Algunas veces, la radiación es utilizada para prevenir un futuro cáncer, se puede administrar al mismo tiempo que la radiación que se suministra para tratar un cáncer que ya existe, especialmente si el área a donde el cáncer se podría propagar está cerca del tumor en sí.

    • Para tratar los síntomas causados por el cáncer avanzado: La radiación podría ayudar a aliviar problemas como el dolor, la dificultad para tragar o respirar, o los bloqueos intestinales que pueden causar un cáncer avanzado. Esto se llama radiación paliativa.

    • Para tratar el cáncer que ha regresado (recurrencia): Si el cáncer de una persona ha regresado, la radiación podría utilizarse para tratar el cáncer o para tratar los síntomas causados por el cáncer avanzado. Algunos tumores no responden bien a la radiación, por lo que es posible que la radiación no se utilice incluso si estos reaparecen.



    Mas noticias de Radiología